edición: 2351 , Viernes, 24 noviembre 2017
08/03/2013
Progresa la toma de posiciones de grupos propietarios de mercados para hacerse con una base en la contrapartida de derivados

London Stock Exchange Group cierra el acuerdo para la compra de London Clearing House tras meses de negociación

Carlos Schwartz

Tras casi un año de negociaciones, trastornadas a último momento por las directivas que afectan a las infraestructuras de los mercados regulados, London Stock Exchange Group (LSEG) ha cerrado un acuerdo para adquirir el 50% más, como mínimo, una acción de la entidad central de contrapartida internacional London Clearing House (LCH.Clearnet). El acuerdo es una revisión del que ya recibió el beneplácito de los reguladores europeos, incluyendo la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La modificación de la oferta inicial ha sido en el precio y fue el resultado de las nuevas normas contenidas en el conjunto de directivas de la Comisión Europea denominadas EMIR en cuya elaboración han participado la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

El último tramo del debate de EMIR fue sorteado con graves incertidumbres el siete de febrero pasado tras un bloqueo por parte de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

La norma se ha negociado de forma trilateral entre la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Parlamento como ocurre con todos los paquetes de directivas que se deben consensuar. Finalmente se pactó en febrero un acuerdo satisfactorio.

LSEG había valorado inicialmente su oferta en poco más de 600 millones de euros. Sin embargo, a raíz de las normas que regulan desde este año a las entidades centrales de contrapartida (ECC) a LCH.Clearnet le corresponde una ampliación de capital considerable para adecuarse a las normas aprobadas. El grupo propietario de la bolsa de Londres propuso renegociar las condiciones de su oferta ya que el desembolso total al que se vería obligado como accionista de referencia desbordaba sus perspectivas iniciales. Sin embargo su objetivo corregido no era lo suficiente como para garantizar el éxito de su oferta, ya que quedaba en torno a los 400 millones de euros.

La oferta final sobre la que se basa el acuerdo es de 536 millones de euros para alcanzar el 55,5% del capital al que debe añadir el 2,3% que LSEG ya posee de LCH.Clearnet. Si la oferta prospera la sociedad propietaria de la Bolsa de Londres acabaría con un 57,8% de LCH.Clearnet. Para ello sería necesaria que acudieran a la oferta suficientes accionistas. LSEG condicionó su oferta a obtener al menos el 50% más una acción de la ECC. Por otra parte LCH.Clearnet deberá acometer una ampliación de capital tras finalizar la oferta de LSEG por un importe de 320 millones de euros para alinearse con los requisitos de capital de la EMIR.

LSEG aportará a esa ampliación de capital un máximo de 185 millones de euros para mantener su participación sin variación tras la ampliación.

LSEG y LCH.Clearnet han recibido cartas de intención apoyando la operación que representan un 72,9% de su capital accionarial, además de otras que apoyan la ampliación de capital, y algunas que ofrecen exceder con el aporte su pro rata. NASDAQ OMX ha dado la sorpresa con su anuncio de que incrementará su actual participación del 3,7% hasta un 5% tras la ampliación y LCH.Clearnet ha anunciado que tras completarse la ampliación se propondrá que Bob Greifeld, consejero delegado de NASDAQ OMX se incorpore al consejo de LCH.Clearnet. El incremento de la participación de NASDAQ es una señal más de la batalla por capturar posiciones en esta carrera que tiene como objetivo último incrementar presencia en la compensación y contratación de operaciones de derivados que hasta ahora se hacen mayormente de forma bilateral a través de plataformas privadas controladas por bancos de negocios.

Se trata de las famosas operaciones over the counter (OTC). Los reguladores a escala internacional han empujado estas operaciones hacia los mercados organizados con el objetivo de reducir el riesgo que supone su inmenso e  incontrolado volumen en el que no existen contrapartidas, ya que en cada operación bilateral no hay nadie situado en el medio que pueda dar garantías a ambas partes. El incremento en los requisitos de capital que incorpora EMIR es precisamente para que las ECC puedan hacer frente a eventuales quebrantos en este mercado.

En el último año se han registrado avances en Europa por parte de las sociedades propietarias de mercados organizados, físicos y electrónicos, que luchan por establecer o participar en infraestructuras a través de las cuales se hagan estas operaciones. Las sociedades estadounidenses como NASDAQ, NYSE e ICE, han tomado posiciones clave en Europa. Un ejemplo es la compra de NYSE por Intercontinental Exchange (ICE) tras la ruptura de la fusión entre NYSE y Deutsche Borse a resultas de la oposición de la Comisaría Europea de la Competencia. NYSE tiene una importamnte plataforma europea con el London International Financial Futures (LIFFE).

Recientemente otra de las sociedades estadounidenses que aspira a tomar posiciones en el mercado europeo, Chicago Mercantile Exchange (CME), se ha aproximado a Deutsche Borse (DB) con el objetivo de entablar negociaciones para una posible fusión. DB ha desmentido cualquier interés en aceptar esta opción y ha rechazado entablar conversaciones. El empuje a trasladar las operaciones de derivados hacia los mercados organizados arrancó en una cumbre del G20 en octubre de 2008 tras la crisis financiera internacional a la luz de los inmensos riesgos que ese mercado supone. Los  seguros de crédito contra impagos (cds) llevaron a la virtual quiebra de la aseguradora American International Group (AIG) que debió ser rescatada por el Gobierno estadounidense.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...