edición: 2862 , Martes, 10 diciembre 2019
12/11/2019

Lo que el tiempo se llevó

De un tiempo a esta parte, el tiempo es oro, el bien escaso y codiciado (además del poder). No es el tiempo deseado el climatológico (que ya veremos). Es la medida que marca el ritmo de la vida, de la vida política, económica, social y de todo lo demás, de la materia fungible, como si fuera material de oficina. Aprieta el tiempo el ritmo de la política en tanto marca las pautas sociales, económicas y de las decisiones. Estas son la materia que interesa al tiempo.

Los resultados electorales se están mostrando esquivos a que el país se ponga en marcha. Con la complicidad (para unos la autoría) de los políticos, los tiempos se convierten en impasse, en ausencia de medidas y falta de trabajo. No se toman decisiones es el resultado del desprecio de nuestros gobernantes por el tiempo. Y en la medida en que el tiempo no apriete, moleste, presione o alarme, los políticos juegan con el tiempo sin reconocer que es oro puro.

De las urnas han salido en esta ocasión unos resultados que amenazan aún más al tiempo que antes. Ahora hay más prisa y urgencia porque los plazos del resto de asuntos que forman la rueda de la vida se han acortado, recortado y agotado. Demasiado tiempo empleado en no tomar decisiones, un lujo asiático que ningún gobernante razonable se puede permitir. La falta de decisiones, el aplazamiento de reformas y resoluciones que demandan los problemas pendientes, contribuye al aumento de la debilidad general de la sociedad.

En principio, la ausencia de decisiones por un largo tiempo se puede calificar en términos cualitativos. Pero con el tiempo, los efectos se dejan sentir en términos cuantitativos. Primero en unas ligeras e insignificantes décimas de PIB que se caen de la noche a la mañana. Luego un empleo que se convierte en desempleo, la inversión no arranca y nadie arriesga. Es una rueda diabólica. Las urnas han demandado mayor atención al tiempo, al que pasa y no se recupera, en el que no se trabaja no por falta de trabajo. El mensaje que dejan los votantes es de flagrante pérdida de tiempo, sin hacer nada, pérdida también de escaños para el vencedor. Pérdida de oportunidades que el tiempo se llevó.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...