Los 13.800 millones de hipotecas de los EFC, fuera de las Buenas
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
17/04/2012
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

Los 13.800 millones de hipotecas de los EFC, fuera de las Buenas Prácticas

UCI, el principal establecimiento financiero, en manos de BNP Paribas y Santander, no se adherido al Código
Los hipotecados de la CAM tampoco podrán acogerse a las medidas de protección hasta que el Sabadell finalice el proceso de compra
Juan Carlos Martínez

Comprobado el listado de las entidades que finalmente se han adherido al Código de Buenas Prácticas introducido en el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, se aprecia que están la mayoría de las entidades financieras del país. Sólo una se echa en falta una, la CAM, todavía en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) hasta que el Sabadell finalice el proceso de compra. Tampoco se han adherido los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que cuentan con un saldo vivo hipotecario de 13.800 millones de euros.  En el caso de la CAM, la situación resulta un tanto estrambótica, ya que miles de sus hipotecados que están en riesgo de perder su vivienda y cumplen los requisitos para acogerse a los beneficios de la nueva normativa, como la dación en pago en ciertos supuestos, no pueden hacerlo por esa falta de adhesión.

Desde la entidad, controlada por el FROB, se están echando balones fuera, dando a entender que existe una especie de vacío legal y que es el Sabadell quien debe hacerse cargo de esta situación como nuevo propietario de la CAM. Un argumento que se cae por su propio peso al comprobar como Unnim, Banca Cívica o el Pastor, entidades adquiridas por BBVA, CaixaBank y el Popular sí han optado por adherirse al referido Código.
 
Además, desde el propio Banco de España, se ha certificado que es la CAM la que debe seguir haciéndose cargo, tanto de sus préstamos hipotecarios como del resto de sus productos, hasta que finalice completamente el proceso de venta al banco presidido por José Oliu. Reconociendo así el supervisor, de forma implícita, su  propia negligencia, la de no haber obligado a adherirse al Código de Buenas Prácticas a todas aquellas entidades que han recibido dinero público a través del FROB, como fueron, en este caso, los 5.800 millones otorgados a la Caja de Ahorros del Mediterráneo.
 
Tampoco podrán acogerse a esos mecanismos conducentes a permitir la reestructuración de la deuda hipotecaria aquellos que obtuvieron el préstamo para comprar su vivienda a través de uno de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) que operan en España. Precisamente los que albergan los créditos con mayor morosidad. Si las entidades de depósito (bancos, cajas y cooperativas de crédito) acumulan una mora hipotecaria del 2,5%, unos 15.520 millones de euros, en el caso de estos establecimientos se roza ya el 12%.
 
Son casi 13.800 millones de euros de saldo vivo hipotecario los que sumaban, hasta el pasado mes de enero, estas entidades. Entre ellas, la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), líder en la comercialización de hipotecas a través de los profesionales del sector inmobiliario, en manos de Banco Santander y BNP Paribas.
 
Préstamos hipotecarios que, para el conjunto de estos EFC, se habían mantenido estables, en torno a los 10.000 millones, hasta la mitad del pasado ejercicio, pero que, como consecuencia de los procesos de reunificación de deudas al que se han visto obligados a acogerse muchos clientes agobiados por no poder afrontar los vencimientos, se han incrementado hasta alcanzar esos 13.800 millones.
 
Doble juego el utilizado aquí por la entidad presidida por Emilio Botín. Se adhiere por una parte, pero no lo hace por la otra. Y no lo hace para préstamos hipotecarios que, como los de UCI, serían, en un porcentaje muy alto, susceptibles de acogerse a las medidas de protección del Código. Altos diferenciales, por encima de la media,  y concedidos a personas con riesgo. El Santander otorgaba y otorga, a través de UCI, hipotecas a parejas jóvenes, inmigrantes o autónomos que no podía conceder a través de su red de sucursales. Hasta a el 80% del valor de tasación en un préstamo hipotecario a interés variable y el 20% restante en un crédito a tipo fijo en el que el inmueble se presta como garantía.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...