edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
12/06/2012
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

Los activos sin cargas de la ampliación de 2010 no sirven para que Fergo Aisa logre financiación

La compañía reconoce a la CNMV que se acogió al preconcurso ante las amenazas de la consultora CBRE de instar concurso necesario
Acumula una deuda de 514 millones, de los que 178 ya están vencidos y no pagados
Juan Carlos Martínez

La inmobiliaria cotizada Fergo Aisa está de nuevo contra las cuerdas, si es que alguna vez dejó de estarlo. En fase preconcursal, con cada vez más deudas impagadas y sin un inversor, dentro o fuera de España, decidido a inyectar el capital necesario con el que la compañía pueda optar a los proyectos que tiene entre manos en el mercado internacional. Son 514 millones los que se adeuda, y 178 ya están vencidos y no pagados. Otros 16 millones vencen a finales de este mes de junio y 7 más al acabar el ejercicio.

Y el tiempo corre en su contra. De no lograr captar esos recursos financieros antes del 3 de septiembre, no habrá otro camino que declararse en quiebra ante la imposibilidad de presentar un plan de viabilidad a los acreedores, ya muy cansados de esperar a las mil y un promesas incumplidas.
 
De momento, la solución para muy lejana. “No podemos evaluar las posibilidades de llegar a un acuerdo de refinanciación, aunque se han iniciado los pertinentes contactos para conseguirlo con los diferentes acreedores”, reconoce la empresa en respuesta a una de las cuestiones planteadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en relación a los motivos por los que la compañía acudió, a finales del pasado mes de abril, al juzgado para acogerse a la Ley Concursal.
 
Y en esta ocasión no sería un único acreedor, como ocurrió hace unos meses con Catalunya Caixa, el que llamara a la puerta. Algunos no han esperado y los demás lo irán haciendo a medida que ese plazo se agote. “Existen varios acreedores que con anterioridad al 20 de abril de 2012 [fecha en la que el consejo toma la decisión de acogerse a la Ley Concursal] han reclamado judicialmente cantidades debidas, existiendo ya en algunos casos sentencias contra Fergo Aisa, como es lógico. A fecha actual los importes reclamados judicialmente ascienden a 17 millones de euros, correspondientes a deudas reclamadas que figuran registradas en el pasivo de la sociedad y sus participadas”, aseguran desde la empresa.
 
La razón principal dada por Fergo Aisa al supervisor de los mercados sobre el porqué tomó tal decisión obedece a las “amenazas de instar un concurso necesario de acreedores, realizadas por un determinado acreedor”, tratando con ello de “salvaguardar los intereses de acreedores, accionistas y empleados”. El acreedor al que se refería la empresa es la consultora CB Richard Ellis.

Otra de las cuestiones planteadas por la CNMV giraba en torno a los recursos con que Fergo Aisa cuenta para hacer frente a los vencimientos de deuda. No muchos, la verdad, a tenor de la respuesta ofrecida por la compañía, en el sentido de que los recursos disponibles para obtener financiación a largo plazo son básicamente los activos sin cargas aportados en la ampliación de capital no dineraria de diciembre de 2010. Además, dentro de ese plan de viabilidad pendiente de presentar, se está negociando con las entidades nuevos aplazamientos y daciones en pago para los préstamos con garantía hipotecaria.
 
Activos aportados entonces por un monto de 70,5 millones de euros. Básicamente, varias sociedades valoradas en 23,5 millones de euros, cuyos principales activos consisten en apartamentos turísticos e instalaciones hoteleras en la isla de Menorca, así como una sociedad domiciliada en Colombia con proyectos en curso para la realización de promociones residenciales, valorada en 26 millones de euros.
 
Y, claro, mientras no se zanjen estas incertidumbres financieras, vanos van a resultar los esfuerzos por lograr contratos en el exterior. En los últimos meses se han multiplicado los contactos en Colombia, Irak o Abu Dhabi, pero ninguno ha cuajado en contrato alguno por no poder ofrecer las suficientes garantías para llevarlos a cabo.
 
Como sucedió hace un par de meses en Irak, donde Fergo Aisa se había aliado con una empresa del Kurdistán, controlada con inversores turcos, de cara a participar de la reconstrucción de Irak. Un proyecto en el que, a través de diversas fórmulas de colaboración, se prevé invertir 250.000 millones de euros hasta 2025. No fue posible. La Comisión Nacional de Inversiones (NIC), el canal desde el que el Gobierno iraquí canaliza todos los proyectos, no llegó a firmar el contrato al no poder avalar Fergo Aisa el 5% del total del proyecto. Una situación similar a la que se produjo en la ciudad colombiana de Cúcuta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...