edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
03/05/2012
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

Los adjudicados en dación elevan un 29,3% los activos no corrientes en venta de BFA

Los 567 millones obtenidos por Bankia tras vender 4.285 inmuebles atenúan la entrada de 2.500 millones
Juan Carlos Martínez

Los activos no corrientes en venta, uno de los tres epígrafes del balance donde las entidades financieras endosan sus activos inmobiliarios, no paran de aumentar en el Grupo Banco de Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia. Se elevaban a 7.046 millones de euros a finales del pasado ejercicio, según las cuentas presentadas el pasado lunes ante la CNMV tras el cierre de los mercados. Un 29,3% más que un año antes, cuando contabilizaban 5.450 millones.

Estos activos no corrientes aglutinan casi en su totalidad los inmuebles adjudicados a cambio del pago de deudas. Se obtienen tras restar unos 1.000 millones a los aproximadamente 2.500 millones de nuevos activos incorporados. Más de la mitad de esas salidas proceden de los 567 millones aportados por Bankia tras la venta de 4.285 millones. El resto se reparte, a partes iguales, entre pérdidas netas por deterioro de activos y otros movimientos. El grupo contabiliza estos adjudicados por el valor más bajo de dos conceptos: el valor de la deuda bruta menos la provisión asociada (con un mínimo del diez por ciento), o el valor de tasación menos un diez por ciento.
 
Lógicamente la ponderación de Bankia, de la que BFA controla el 45,5%, se deja notar. Aquellos 1.851 millones de euros `proforma´ contabilizados como activos no corrientes en venta a finales de 2010 se han convertido en 5.250 millones a 31 de diciembre de 2011, y estarán muy cerca de los 6.000 millones cuando dentro de unos días se presenten los resultados correspondientes al primer trimestre de 2012. 
 
Ante este panorama, no es de extrañar la rápida reacción con la que Bankia ha tomado medidas para intentar atenuar el impacto que supone en el balance la ingente acumulación de activos. Como no se puede frenar la entrada de nuevos activos, al menos tratar de vender el mayor número posible de inmuebles. Y en esas está el equipo de expertos inmobiliarios dirigido por Juan Bartolomé, consejero delegado de Bankia Habitat, que tiene ante sí el reto de desprenderse en 2012 de unos 9.000 activos, el doble de los vendidos en 2011.
 
Todo vale. Agresivos descuentos, de hasta el 60% y condiciones de financiación con diferenciales inferiores a la media del mercado, involucrar a las 3.248 sucursales como si de una tienda inmobiliaria se tratara, diez oficinas exclusivas de Bankia Habitat, una red propia de cincuenta mediadores, u ofrecer rebajas de hasta 10.000 euros a los accionistas que compren un inmueble siempre que cuenten con un mínimo de 20.000 acciones de Bankia. De momento, en mes y medio, han logrado vender 1.600 inmuebles por 200 millones. Con la venta de los 9.000 previstos, el monto de lo ingresado estaría en torno a los 1.200 millones.
 
Pero, el problema el de siempre: el suelo. Bankia mantiene intensos contactos para alcanzar acuerdos con promotores para el desarrollo de nuevos inmuebles en aquellos lugares en los que exista demanda, pero los resultados, en este caso, resultan mucho más difíciles de conseguir. De hecho, Bankia prácticamente duplicó en 2011 los 3.016 millones netos en terrenos que figuraban en el balance un año antes. Y cada vez que una empresa en apuros ve necesario desprenderse de activos a cambio de reducir deuda, Bankia suele figurar como una de las entidades acreedores más proclives a entrar en este tipo de operaciones debido a la alta exposición crediticia con finalidad inmobiliaria aportada por Caja Madrid o Bancaja 
 
Basta observar los resultados de algunas de las inmobiliarias cotizadas para comprobar este extremo. Así, prácticamente los 311 millones de euros a los que se elevó Quabit su cifra de negocios entre enero y marzo provinieron de la venta de activos a sociedades vinculadas a entidades financieras, de acuerdo con lo establecido en el acuerdo de refinanciación alcanzado el pasado mes de enero. De ellos, 288,6 millones fueron terrenos,  que acabaron en parte en el balance de Bankia al ser Caja Madrid una de las seis principales entidades financieras acreedoras del grupo presidido por Félix Abánades.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...