edición: 2721 , Martes, 21 mayo 2019
29/11/2011
Los impagos certifican el fracaso de la línea ICO de liquidez a los municipios

Los Ayuntamientos dan jaque al Estado

La quiebra de la Administración Local contagia a las CC AA, también al borde de la quiebra
Juan José González

En la pequeña localidad de Maywood, en el sur de California, el alcalde local se vio obligado a reducir de forma drástica todos los gastos del consistorio, hasta el extremo de ver desfilar por la puerta de salida a todos los funcionarios, policías y bomberos. Es probable que en breve, a finales de año, España cuente con una docena, al menos, de Maywood, y no al sur de California, sino al sur de Valencia, Badajoz, Granada, Lugo… Los Ayuntamientos pagaban a 120 días hace dos años, y el pasado lo hicieron en una media de 148 días. Cifras que salen de la contabilidad nacional y que es contrastada por empresas privadas de seguros de impago. Pero desde hace un año, las empresas acreedoras, con deudas pendientes en las corporaciones locales, no cobran y optan por la vía de la negociación, un camino tan eficaz como razonable, pero muy gravoso. No hay quien cobre, y si cobra, tan sólo una parte.

Las empresas medianas y pequeñas, que son la mayoría, acumulan impagos de los municipios que les vienen contratando obras desde años. Pero los municipios pequeños, con escaso número de habitantes, no ingresan lo suficiente como para poder hacer frente a todos los gastos y que en ocasiones no llegan ni para cubrir el capítulo 1, la nómina del personal. De la misma forma que llega con dificultad para pagar las pequeñas obras de, por denominarlas de alguna manera, infraestructura local. Un camino vecinal, un puente a base de troncos, el tejado de la escuela o la casa del cura-párroco de la zona. No hay dinero.

En los últimos tiempos han proliferado un sinfín de intermediarios, cobradores, perseguidores de deudores… que intentan rescatar o salvar las deudas con los ayuntamientos. Hasta el momento, la misión es posible hasta un 50%, pero a partir de ahí, las compañías saben que la quita esta servida: o aceptan cobrar el 50% o nada.

Los impagos atenazan a las pymes pero no menos que a los ayuntamientos. El debe en las cuentas locales se ha ido incrementando a medida que avanzaba la crisis financiera primero y la económica después. Algunas estimaciones privadas apuntan a que la deuda de los ayuntamientos se ha disparado en los dos últimos años, pero con todo, llega a sobrepasar en conjunto 36.000 millones de euros. Una cantidad tan elevada como suficiente como para provocar la quiebra de las Autonomías en las que se asientan, como para terminar con más de 10.000 empresas sumidas en la más profunda de las simas, en la quiebra.

El empujón del ICO, a través de las líneas de crédito dispuestas para dotar de liquidez suficiente a los ayuntamientos, ha fracasado estrepitosamente, y no por errores de gestión del instituto estatal, si no porque los fondos fueron dedicados a otros capítulos de pagos y no a liquidar deudas con proveedores, como se había pensado inicialmente que deberían actuar las líneas del ICO. Y como resultante de la deficiente aplicación las medidas del Ejecutivo se han saldado con un fracaso en toda regla. Fracaso que esta localizado en la misma letra de las normas, las cuales establecen unos intereses sobre los importes solicitados a partir del 6,58%, así como los plazos, excesivamente cortos, que exigen para devolver los créditos.

La actitud ante el pago de las deudas de los ayuntamientos, se encuentra en línea con los peores ejemplos de morosidad en Europa. Así, por ejemplo, en los plazos de pago, Grecia e Italia superan ligeramente a España. De la misma forma que si se cuentan el número de días de retraso del pago sobre el límite legal, España es superada por Portugal, Italia y Grecia, es decir, en el pelotón de los morosos, del grupo de países que incumplen la normativa.

Las deudas de los ayuntamientos con miles de empresas pequeñas y medianas, que dan empleo a su vez a cientos de miles de familias, deberían pesar en las agendas políticas, tanto como las de las Comunidades Autónomas que, quizás por su tamaño o por la visibilidad de sus representantes políticos, tienen mayor capacidad para hacer ruido, más notoriedad. Pero en cualquier caso, Autónomas y Locales pueden ser capaces de poner en jaque al Estado, aunque antes del mate final, deberán desfilar funcionarios, policías y bomberos; como en Maywood pero al sur de Zamora, Lugo o Soria.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...