edición: 2596 , Jueves, 15 noviembre 2018
21/03/2017
banca 

Los bancos digitales se preparan para poner a prueba su atractivo ante los consumidores europeos

Una primera ola de licencias aspira a penetrar el mercado británico controlado por grandes bancos
Carlos Schwartz
Este año varias licencias para bancos digitales puros, es decir sin un pie a tierra en sucursales y operados desde teléfonos móviles por sus clientes, librarán su batalla por uno de los mercados bancarios más controlados por las grandes instituciones de créditos: el Reino Unido. La batalla en la que se embarcan coincide además con un momento muy complejo desde el punto de vista de las expectativas económicas en la medida que el Gobierno de Theresa May ha decidido activar la separación del país de la Unión Europea a finales de este mes. Pero como ese proceso aun tendrá por delante un largo desarrollo, entre los recién llegados a la banca digital esta circunstancia ni siquiera es tomada en consideración. Es más, creen que si el éxito les sonríe su experiencia en las Islas le servirá de trampolín para el continente. “Este es un mercado sumamente polarizado entre pocas grandes entidades que mantienen cautivos en sus redes de sucursales a una porción considerable de la clientela bancaria en el país”, dice un analista del sector. Pero este admite también que hay una generación de clientes potenciales en la banca que aspiran a disponer de una banca móvil, que no tienen tiempo o no quieren distraer tiempo para pasar por sucursales físicas, que quieren aplicaciones sencillas en sus teléfonos para administrar sus cuentas y hacer sus pagos, y que consideran el modelo bancario basado en redes de sucursales físicas caro, lento e ineficiente.
Mientras, los recién llegados al mercado tienen como primer reto conseguir su licencia y cumplir con los requisitos de capital que los reguladores les exigen. Como se trata de empresas tecnológicas dependen de los inversores en sus desarrollos para acopiar el capital necesario.

Ese equilibrio no es siempre sencillo. Esta semana el banco digital Tandem que aspira a operar exclusivamente sobre la base de aplicaciones para teléfonos inteligentes perdió su licencia. El motivo del traspié ha sido la imposibilidad de aportar el capital requerido. Tandem había firmado un acuerdo con la cadena de grandes tiendas House of Fraser por el cual esta última aportaría al capital del banco 29 millones de libras. De este total la cadena llegó a aportar 6 millones pero tuvo que renunciar al resto de la financiación por las trabas a los movimientos de capital que China ha impuesto a sus multinacionales.

House of Fraser fue adquirida por el grupo chino Sanpower Group en 2014, pero la Administración Estatal de Moneda Extranjera de China se ha dedicado a vetar la salida de capitales para inversiones que no considere estratégicas por la continuada fuga de capitales del país que debilitan a la moneda china. El capital que el regulador requirió a Tandem es el mínimo necesario para poder tomar depósitos de terceros. Mientras, otra banco basado en dispositivos móviles, Atom Bank, ya está operando en Reino Unido. BBVA tiene una participación del 29,5% al precio de 64 millones de euros en este banco que opera sobre dispositivos móviles, justo por debajo del umbral que consume capital por participaciones.

Atom fue lanzado por uno de los fundadores de Metro Bank. La peculiaridad del mercado británico es que hace siete años con la reestructuración del sistema bancario sobre el lomo de la crisis financiera aparecieron algunas entidades nuevas de las que se esperaba un reto serio a los dominadores tradicionales de la banca basada en sucursales como el caso de Metro. Las cinco grandes de este mercado son Barclays, Lloyds, Royal Bank of Scotland, HSBC y Santander.

Sin embargo, los nuevos retadores basados en el sistema de sucursales no han logrado hacer mella en el control de los grandes sobre su clientela. Ahora la atención está puesta en los bancos que se basan en dispositivos móviles. Monzo, entre los primeros en obtener una licencia, está concentrado en la búsqueda de capital y está en los 19.5 millones de libras que le permitirán tener cuentas de terceros aunque no ha finalizado su búsqueda de recursos. Como es lógico cuanto más capitalizado más posibilidades de expandir sus operaciones. La estrategia de Monzo apunta a tocar la fibra inversora de los potenciales clientes y ha lanzado dos campañas de crowdfunding. Pero la obtención de capital es uno de los cuellos de botella de estas entidades.

En la medida que aumentan las licencias para el mercado se hace más difícil recaudar capital en tanto que aumenta la competencia por una masa fija de recursos financieros disponibles. Atom por ejemplo ha recaudado unos 100 millones de libras y tiene entre sus financiadores además de a BBVA a Toscafund y al inversor y gestor de fondos Neil Woodford. Además de Monzo el banco Starling ha obtenido una licencia y ha recaudado suficiente capital como para iniciar sus operaciones captando cuentas corrientes de clientes. Es otra entidad exclusivamente digital y ha firmado un acuerdo con Transferwise, la empresa británica de tecnología financiera que tiene una plataforma para ejecutar transferencias en 38 monedas. Lo cual implica que Starling podrá ofrecer a sus clientes el movimiento de fondos en divisas a un coste muy bajo.

Transferwise, con un capital de 1.100 millones de dólares, ha mostrado ser una competencia seria para la oferta de transferencia de fondos que ha derribado los altos costes de las alternativas a la banca como WesternUnion. Sus comisiones son muy bajas y el tipo de cambio que aplica es “real” como lo define la propia entidad. Lo interesante del acuerdo es que Transferwise tiene una plataforma de Internet para cerrar las operaciones de transferencia de divisas y los acuerdo con los bancos digitales ofrecen un pasillo para operar desde su propia aplicación.

Para la banca digital esta es una solución apropiada porque le ahorra los costes de establecer su propio sistema de transferencia de fondos. Todo parece indicar que si la banca digital logra superar las barreras de capital será la verdadera competencia de los bancos tradicionales en el futuro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...