edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
26/10/2017
banca 
A falta del último trimestre

Los buenos resultados bancarios siguen sin correlación con la economía

Tipos bajos y peso de los activos tóxicos frenan un mayor avance de rentabilidad de la banca en nueve meses de ejercicio
Juan José González
Semana intensiva para el sector bancario. Presentación de resultados de los nueve meses del ejercicio, suficiente para tener una idea finalista del cierre a pesar de que la aportación del último trimestre se presenta en esta ocasión como decisiva por la posible mayor o menor influencia de los acontecimientos políticos, por la incidencia de la postura que adopte el BCE sobre el futuro a medio plazo de los estímulos monetarios y, por si no fuera suficiente, por los efectos que pueda llegar a causar el crítico análisis de los técnicos de la Comisión Europea a propósito del estado de salud del sector bancario español en su fase `post rescate´. Si bien los primeros resultados conocidos -de Caixabank- sirven para crear una buena atmósfera para el escenario donde el resto de los bancos presentarán sus resultados, no será hasta la semana próxima cuando, con la presentación de los de Bankia, se pueda analizar el sector en su conjunto. Las primeras pistas apuntan a una recuperación en general de las cuentas aunque seguramente se echen en falta todavía progresos en la aún inconclusa limpia de activos tóxicos en los balances, lo que impide progresar la rentabilidad del sector, algo que no se corresponde con la buena marcha de la economía.
El escaso avance que al parecer registra la rentabilidad de las entidades bancarias españolas -en opinión de los técnicos de la Comisión Europea- se debe comparar con las mejores tasas registradas por otras entidades de algunos países de la Unión Europea a los que, por cierto, no les ha afectado en la misma intensidad la caída del sector inmobiliario, con lo que tampoco han sufrido las insolvencias ni las dificultades para recuperar créditos. Con todo, la opinión de los técnicos europeos viene, en definitiva, a cuestionar, no sólo escasa rentabilidad sino también la baja calidad de los beneficios del sector en los últimos trimestres.

Destaca el hecho de que las dificultades para muchos bancos de la eurozona parece que empiezan a minimizarse en la medida en que la economía de la mayoría de los socios de la Unión Europea se muestra más sólida y el cambio de la política monetaria del BCE se siente más cercano. Uno y otro son ventanas de expectativas que ayudarán a la consolidación de las cuentas bancarias y también de las empresariales en los próximos meses, lo cual debería reflejarse en las recomendaciones de compra de acciones bancarias por parte de los expertos, algo que no sucede con la intensidad que cabría esperar.

Un asunto a tener en cuenta por los analistas, tras los nueve meses de ejercicio, es el relativo a la incidencia del conflicto catalán en las cuentas de, al menos, dos de las más grandes entidades financieras; Caixabank y Sabadell. El impacto de la crisis catalana en los resultados de ambos bancos está aún sin cuantificar, pues es a partir del 1-O cuando probablemente se hayan registrado los mayores movimientos en las cuentas, tanto de depósitos como de activos financieros. Daños que habrá que avaluar al cierre del ejercicio pero que en todo caso no habrán servido para sumar sino más bien lo contrario.

En el análisis de las cuentas bancarias, seguramente positivo aunque también insuficiente como primer balance incompleto del ejercicio, van a pesar con fuerza las asignaturas pendientes del sector, tanto las generales representadas por el daño de la prolongación de unos tipos de interés bajos, como las propias o particulares del sector bancario español y que se concretan en los niveles elevados de activos tóxicos que todavía permanecen en los balances, así como los saneamientos pendientes por la absorción de entidades, en algunas más avanzadas que en otras.

Quizá el balance más acertado de los analistas concluya en los próximos días con notas destacadas para los bancos, en tanto que en los nuevos meses de ejercicio ya superados se ha podido comprobar que a pesar de los tipos de interés, las entidades han logrado reducir costes, morosidad e insolvencias, si bien alguna integración bancaria en marcha -caso del Popular en el Santander- pueda desfigurar la imagen de conjunto del sector al final del ejercicio. Pero en cualquier, la recuperación de los resultados bancarios, siendo un hecho, su cuantía e intensidad continúan siendo una asignatura pendiente que, en buena lógica ya deberían reflejar su correlación con la intensidad y avance de la economía.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...