edición: 2786 , Miércoles, 21 agosto 2019
26/06/2014
Regeneración en banca

Los cambios institucionales alcanzan a la élite empresarial

Santander y BBVA se resisten a abdicar y cierran el paso a la renovación generacional
Juan José González

Quién iba a pensar que la crisis generada por la abdicación del rey Juan Carlos I en su hijo Felipe VI, fuera a presentarse como la mejor ocasión de los últimos tiempos para renovar algunos miembros de la élite empresarial. Crisis o cambio que se produce en política y y que ya comienza a extenderse como una metástasis entre el empresariado. Es probable que en algún caso los cambios hayan sido producto de la casualidad, pero en todo caso, llegan y se producen en un tiempo de cambio generacional. El último por más reciente es el nombramiento de José Sevilla como consejero delegado de Bankia. El relevo en Iberdrola de José Luis San Pedro como consejero director general de los negocios del grupo eléctrico dejando paso a Francisco Martínez Córcoles como `número dos´ de la compañía.

Otras empresas del Ibex 35 se encuentran a la espera de realizar cambios una vez superadas las juntas de accionistas. Mientras tanto, el relevo generacional sigue siendo la asignatura pendiente en Banco Santander y BBVA, donde no quieren oír hablar de abdicar ni en broma.

Los de Santander y BBVA se han erigido en los dos más fervientes defensores del "no pasarán", y mantienen presidentes en el entorno de los septuagenarios. Ajenos a la regeneración institucional que parece haber comenzado en España con la abdicación del rey Juan Carlos en favor de su hijo Felipe, la mayoría de los líderes empresariales del Ibex 35 se viene planteando en los últimos meses el equivalente al movimiento de la Corona española, la cuestión sucesoria. La generación de los `cuarentañeros´, los célebres representantes del baby boom, están llegando a su destino. Sucede también en otras empresas como el Grupo Fuertes, donde la tercera generación acaba de acceder a la presidencia del grupo en la persona de Rafael Fuertes. El nuevo presidente lo es en base al gobierno corporativo del grupo.

A primera vista, los relevos y cambios generacionales que se producen en las instituciones públicas, deberían tener un reflejo mecánico o automático en otros ámbitos de la sociedad, como el empresarial, el jurídico o el periodístico (medios de comunicación). Y sin embargo, el hecho de que no se dé una relación causa-efecto no significa que no haya cambios en estos sectores. Relevo generacional se produce en varios periódicos nacionales y en las cadenas de televisión. La judicatura ha reducido su edad media de forma considerable y las nuevas generaciones que acceden a la profesión judicial son cada vez más jóvenes.

La crisis generada como consecuencia de la abdicación real se convierte de esta forma, en una oportunidad para extender los cambios y llegar a todos los sectores sociales. Es la mejor fórmula para regenerar una sociedad castigada como nunca por la crisis como por su persistencia a lo largo de siete años. Instituciones y empresas modernas, con nuevas generaciones como José Sevilla de Bankia al frente, pueden devolver la ilusión general a los ahorradores, a los damnificados por el fiasco de los productos financieros híbridos que resultaron ser una trampa `mortal´ para los clientes que confiaron a ciegas en sus bancos de siempre.

De igual forma que Felipe VI deberá echar el resto en trabajar en la consolidación de las instituciones básicas, públicas y privadas, los herederos empresariales al frente de empresas cotizadas, deberán echar también el resto por eliminar la lacra del desempleo y desterrar para siempre la pobreza. La renovación empresarial debería producirse a la par y al mismo tiempo que la institucional de la jefatura del Estado, sería algo parecido a una reinvención empresarial.

Curiosamente, y de forma paralela a la regeneración institucional y empresarial, debería producirse un vuelco, una renovación a fondo de la sociedad. Tanto las instituciones como los empresarios de la nueva generación, así como las generaciones por debajo de la cuarentena de edad, no llegaron a conocer el régimen anterior, como tampoco se les puede señalar como herederos porque no lo son. Luego, libres de herencias y complejos autoritarios, es probable que estas nuevas generaciones estén obligadas a hacer la segunda transición, económica, política y social. Porque la crisis no ha pasado únicamente sobre el empleo, el endeudamiento público y el privado, sino que también lo ha hecho sobre la sociedad entera y ha dejado a todos ellos un mensaje en forma de fracaso electoral europeo. Los cambios para dejar paso a las nuevas generaciones, son la única oportunidad para dejar atrás la crisis.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...