edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
03/05/2012
Comentarios imprudentes que causan daño
Mario Drghi

Los CEO´s de la banca española, molestos con Draghi

La falta de tacto del presidente del BCE irrita a los banqueros por descartar sine die las subastas y la compra de deuda
Juan José González

Se lamentaba el pasado jueves Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, de algunos comentarios públicos procedentes de Bruselas, del mismo seno del Banco Central Europeo a propósito de una decisión tomada en el banco esa misma semana: no habrá más subastas de liquidez a tres años, como tampoco se intervendrá en el mercado de bonos. Parece ser que la medida estaría justificada tras comprobar que los resultados de subastas y adquisición de bonos, habría alimentado una “dinámica bancaria paralela a la deseada” por el BCE, en concreto, los bancos tomadores de liquidez se estarían aprovechando, únicamente, del dinero “barato” para sacar adelante las cuentas y poco más.

 

Pero resulta que ese poco más, además de contribuir a aliviar el problema de liquidez para las operaciones y cerrar los vencimientos de deuda en 2012, ha consistido en el uso excesivo de ese dinero para hacer operaciones de carry trade con deuda, lo que ha provocado que los préstamos se hayan evaporado con una rapidez inusitada.

Pues bien, Sáenz, así como otros consejeros delegados que estos últimos días rindieron públicamente resultados trimestrales, censuran que se descarten medidas de política monetaria que han tenido éxito en el pasado reciente, caso de las subastas de liquidez y de la adquisición de bonos, la primera ahora descartada y la segunda en vías de serlo. 

Critican los CEO´s bancarios la falta de prudencia de Mario Draghi, presidente del BCE, en admitir tan a la ligera y con tanta rotundidad que la fórmula de subastas y de intervención en bonos, es algo que ya no se volverá a repetir más, con lo que muchas entidades no se lo pensaron dos veces y realizaron acopio de aquella liquidez. Se trata, en opinión de Sáenz, de medidas extraordinarias que nunca deben ser desechadas y cuya aplicación y uso se corresponden con situaciones excepcionales, como es el caso. Al final, cuando una entidad sospecha o intuye que las subastas tienden a su fin, e incluso, ante la posibilidad de que los mercados se mantengan a medio plazo cerrados, acaba por acudir en modo acaparador a las dichosas subastas.

Si esto es así en el caso de la liquidez, en el de la adquisición de bonos, la rotundidad en excluir definitivamente la medida, termina por abonar el camino y facilitar el trabajo de los especuladores, puesto que detener la compra de bonos de Estados en ciertos momentos, como en estos últimos meses, acaba provocando una escalada de la prima de riesgo. En resumen, los CEO´s recomiendan al doctor Draghi mayor diligencia en sus declaraciones, más tacto y prudencia en las afirmaciones, puesto que la comunicación por adelantado de los posibles movimientos de mercado, por parte de la autoridad monetaria, no tienen efectos positivos salvo para los especuladores.

La actuación del BCE debe conseguir moderación en la prima de riesgo, como corresponde a un banco central en el uso de sus funciones. Como también debe transmitir mensajes claros y determinantes a los especuladores. La crítica a Draghi tiene que ver, no sólo con la inoportunidad en lanzar al mercado –y a los especuladores- el mensaje de eliminación de medidas que funcionaron con eficacia en el pasado reciente, sino con el mantenimiento de las dudas.

Draghi practica ahora el peligroso juego de dejar en suspenso si el BCE, llegado el caso, utilizaría los cortafuegos necesarios para frenar algunos problemas que se vienen repitiendo en esta crisis, como por ejemplo, el peligro casi diario, de bloqueo de algún mercado financiero local, o del disparo de la prima de riesgo, como consecuencia de los reiterados ataques especuladores.

Y en último extremo, por qué anuncia Mario Draghi el fin de las subastas y de la adquisición de bonos cuando en los últimos meses se ha venido repitiendo que la compra de deuda de países con graves problemas puntuales, caso de España, estaría condicionada a las reformas. De ahí que no tenga sentido el anuncio de Draghi sobre el cese de actividad de la artillería pesada, para la compra de bonos, como tampoco en el cese de las subastas de liquidez, entre otras cosas, porque la banca necesitará en adelante, numerosos balones de oxigeno.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...