edición: 2885 , Viernes, 17 enero 2020
07/06/2013
Un esfuerzo fiscal al límite

Los ciudadanos aprovechan el testigo de Dragui para exigir al Gobierno `menos impuestos y menos Administración´

El presidente del BDE dio ayer `un capón´ a Rajoy, al defender un crecimiento que llegará con el recorte del gasto público, y no con subidas de impuestos
Las declaraciones de Dragui llegan a la vez que los rumores, ya confirmados, sobre futuras alzas del IVA a través de una mengua de la lista de superreducidos
ICNr

¿Qué ocurre cuando el Gobierno abre la puerta a nuevas alzas en el IVA y, horas después, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, apunta hacia España para asegurar que el crecimiento no se consigue con subidas de impuestos, sino con el recorte del gasto público? Pues ocurre que Rajoy se lleva `un capón´ de parte de Dragui y le deja `en ridículo´ dentro y fuera de las fronteras españolas. Las dos noticias protagonistas de la jornada de ayer en material fiscal fueron tan contradictorias como perfectas para convertirse en foro para todas las críticas a la política fiscal del PP, totalmente alejada, según la opinión pública, de lo razonable, ético e incluso eficiente. Los lectores consideraron la advertencia de Dragui todo un ejemplo de cordura frente a la frenética carrera del Ejecutivo por ajustar las cuentas por la vía de los ingresos. Una carrera que, además, no está dando los frutos deseados: según el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), el fraude fiscal ha dejado sin efecto la subida del IVA. 

Todo apunta, y así lo hicieron ver ayer los técnicos de Gestha, a que la Agencia Tributaria es incapaz de sacar mayor rendimiento a las subidas impostivas aprobadas en los últimos años. La presión fiscal –que no el esfuerzo fiscal- se ha desplomado, de este modo, desde la llegada de la crisis, algo lógico teniendo en cuenta que este indicador relaciona la recaudación con el PIB. En total la presión ha caído en casi seis puntos desde el inicio de la crisis, bajando desde el 37,1 por ciento del PIB hasta el 31,4. La cosa no mejorará, por tanto, a través de nuevas alzas. Los ciudadanos tienen claro que, en este momento, al Gobierno no le queda más remedio que adentrarse en el entramado de la Administración pública para llevar a cabo una profunda poda, la misma que se ha llevado a cabo sin miramientos y a `hachazo limpio´ en otros sectores pero que, cuando se trata de lo propio, parece requerir un mayor reposo. 

En este sentido, los internautas no son amigos de las prisas: las reformas deben ser lógicas, consensuadas, fruto del diálogo y, sobre todo, del conocimiento de aquello que se está legislando. Pero ello no justifica ni el vacío de dos años perdidos en material de reforma de las Administraciones, ni la falta de profundidad de las medidas en las que se trabaja, a juzgar por lo que de ellas se conoce. En definitiva, parece que cuando se trata de tocar las redes de clientelismo y de atar en corto las cuentas públicas, todo parece más complicado. Sin embargo, los ciudadanos se encuentran al límite de su paciencia y, según dejaron claro ayer con sus comentarios, no están dispuestos a que se les siga `tomando el pelo´ vía impuestos mientras nada cambia donde realmente debe cambiar. 

El hecho de que desde el BCE se señalaran las taras del sistema español sirvió, por tanto, de gancho perfecto a los lectores que denuncian día tras día el mal rumbo del Gobierno. Dragui fue claro al recomendar a los gobiernos de la Eurozona que, como en el caso de España se hallan inmersos en `dolorosos´ procesos de consolidación fiscal, que estos `inevitables´ ajustes sean en la medida de lo posible favorables al crecimiento, algo que no se consigue con subidas de impuestos y sí con el recorte del gasto público improductivo. `Muchos países han buscado la consolidación fiscal mediante subidas de impuestos porque es lo que resulta más fácil y eso no ayuda al crecimiento puesto que se produce en una región donde los impuestos ya eran elevados´, aseguró Draghi.

En este sentido, el presidente del BCE se mostró partidario de favorecer el crecimiento de la economía a la vez que se llevan a cabo ajustes mediante la bajada de impuestos y el recorte del `gasto público improductivo´, aunque admitió que esto resulta más difícil de aplicar para los gobiernos.

Por eso no se entiende que desde el Gobierno se esté confirmando lo que el `globo sonda´ de los últimos días ya anunció: que el IVA se retocará al alza sacando determinados bienes de la lista de los que disfrutan del tipo superreducido –al 4 por ciento- y que, con ello, seguirá aumentando el esfuerzo fiscal de los ciudadanos. El origen se encontraría en la insistencia de Bruselas, que asume que hay margen para nuevas medidas relacionadas con este impuesto, y el Gobierno parece estar más que dispuesto a seguir su `dictado´. Lo que sea con tal de eludir mientras sea posible la gran tarea pendiente del Gobierno. 

El `margen de maniobra´ al que se refiere el Gobierno incidirá directamente sobre los productos llamados de primera necesidad, después de que en la reforma impositiva del pasado verano el Gobierno retirase de este epígrafe el material escolar y la compra de vivienda. En esta lista se encuentran bienes como pan, leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas, cereales y quesos. También los libros, periódicos y revistas no publicitarios o las viviendas de protección oficial, así como los fármacos o los vehículos para personas con movilidad reducida y las sillas de ruedas para su uso exclusivo. 

Lo que se ignora es qué productos quedarán afectados por el retoque, cuándo se producirá éste, y hasta qué punto llegará el alza: podrían pasar a la lista de bienes con IVA reducido (que ya pasó del 8 al 10 por ciento en verano de 2012), o al tipo general, del 21 por ciento (18 antes de julio de 2012). 

Esta política, a juicio de la opinión pública, no podría ser más equivocada. Subir el IVA, sea del producto que sea, supone, en última instancia, lastrar el consumo, y ello, en tiempos en que éste ya se encuentra tocado de muerte, no tendrá los efectos recaudatorios que el Gobierno pretende. Es más, en caso de que se recaudara más, la situación sería aún más cruel, ya que ello sería síntoma de que los consumidores de este tipo de bienes no tienen alternativa alguna a la que aferrarse para dejar de consumir. `La estafa está muy clara. Si no consumimos, vendrán a por lo básico. Y no contentos con ello, al final arrasarán con nuestros ahorros´, resumió un lector. Se mire como se mire, no tiene sentido querer equipararse a Europa en `todo lo malo´ pero no en lo bueno. Por ejemplo, en claridad contable, racionalidad del gasto público, eficiencia de la Administración… Da la impresión de que a los ciudadanos españoles les toca `todo lo malo´. 

Por eso, los lectores recordaron que las palabras de Dragui tienen un claro anclaje en lo que se lleva reclamando desde hace meses por parte de la opinión pública. `Sobran Administraciones, lo venimos diciendo desde hace tiempo, pero el Gobierno no hará caso: antes nos mataran a hambre a todos los demás; preferirán hundir España antes que tomar esa medida, lo proponga quien lo proponga´, criticó un lector. Mientras, se mantienen subvenciones, contratos a dedo y empresas públicas improductivas, sectores en los que sí hay que meter la tijera pero que, a pesar de lo obvio de la situación, permanecen intactos. `Es increíble que pretendan subir los impuestos al pan  y al arroz y no se reduzcan ellos la cantidad de gasto superfluos, ayuntamientos que se podrían fusionar, cargos de confianza y corrupción a mansalva. Menos administración y menos impuestos´, resumió un lector. 

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...