edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
24/11/2013
Tras las concentraciones de ayer

Los ciudadanos niegan legitimidad a los sindicatos para convocar manifestaciones `antirrecortes´

Les acusan de formar parte de la estructura que debe racionalizarse para evitar que se recorte en materias clave como sanidad o educación
ICNr

La de ayer fue una jornada marcada por una nueva manifestación en defensa de los servicios públicos, que reunió a miles de personas bajo una convocatoria planteada por más de un centenar de organizaciones, la llamada `Marea Ciudadana´ y los sindicatos UGT, CC.OO. y USO, estos últimos bajo la denominación de `Cumbre Social´. La marcha, que se suma a muchas otras desarrolladas con la misma protesta como estandarte, se convirtió también en motivo de reflexión para los internautas, que aprovecharon la noticia para expresar su descontento particular con la gestión del gasto público que lleva a cabo el Ejecutivo. Eso sí, la legitimidad de ciertos convocantes –con los sindicatos a la cabeza- para quejarse se puso en entredicho por muchos internautas, en plena crisis de credibilidad tras los últimos casos de corrupción. En ciudades como Valencia, distintas entidades sociales rechazaron la inclusión de los logotipos de CCOO y UGT en la pancarta que abría la movilización.

La protesta de ayer se celebró de manera simultánea en varias localidades españolas además de en Madrid, recibiendo también el respaldo de centenares de personas, si bien la de la capital fue la convocatoria que logró reunir a un mayor número de manifestantes. En Cataluña, Andalucía y Asturias, además, la cita tendré lugar hoy. En el caso de Madrid, la marcha tuvo un componente diferenciador: estuvo encabezada por los trabajadores de la limpieza de Madrid -que recientemene lograron alcanzar un acuerdo con sus empresas tras doce días de huelga-, además de profesores y profesionales de la sanidad. Detrás se situaron los secretarios generales de UGT, CCOO y USO, Cándido Méndez, Ignacio Fernández Toxo y Julio Salazar, respectivamente, la portavoz parlamentaria del grupo parlamentario socialista, Soraya Rodríguez y el coordinador federal de IU, Cayo Lara. 

El mensaje fue claro: la protesta pretende convertirse en una respuesta para las políticas de austeridad europeas y contra los dirigentes políticos, a quienes se pidió poner en marcha `de manera imprescindible´, en palabras de Toxo, una vía de activación de la economía y el empleo. De hecho, el líder sindical propuso una inversión a escala europea como `el único antídoto´ para salir de la crisis y pidió la colaboración ciudadana para exigirla. `Llamamos a emplear la fuerza y evitar la cadena y sucesión de recortes que están desmantelando a la población´, señaló. Méndez, por su parte, se mostró mostrado preocupado ante la exigencia de la UE a España de ahorrar cerca de 2.500 millones de euros para alcanzar el objetivo de déficit, al entender que el Gobierno podría recortar en la prestación del desempleo. `A pesar de que el Ejecutivo ha asegurado que no sacará más la tijera, no lo vemos ni por el forro´, señaló. Méndez también reclamó un `cambio timón´ de parte del Gobierno, rechazando la `política de recortes´ y apostando por otra de inversión. 

La concesión de crédito a empresas y familias, así como la necesidad de enmendar la politica de recortes del Gobierno, fueron temas protagonistas de la convocatoria de ayer, en defensa de los derechos sociales. La protesta discurrió bajo el lema `Juicio a la banca, salvemos lo público, salvemos las pensiones, salvemos a las personas, emplea tu fuerza´, en un batiburrillo de todo aquello que los ciudadanos reclaman al Ejecutivo. Se trata, en definitiva, de poner a los ciudadanos y sus derechos básicos por encima de otras políticas que los manifestantes no consideran prioritarias. La marcha también estuvo conformada por varias divisiones que reclamaban a través de sus propias pancartas temas concretos relativos a la sanidad, la educación o el empleo. 

PREDICAR CON EL EJEMPLO

Sin embargo, para la opinión pública, la marcha estuvo manchada precisamente por parte de sus convocantes, a quienes se les negó toda legitimidad para abanderar las protestas de los ciudadanos. `Una buena pandilla para seguir sus consejos. Los sindicatos pidiendo más pasta y Soraya sin acordarse de quién acentuó la situación´, sentenció un lector. En cuanto a Mendez, `debería pedir que se anulen los fondos públicos para su formación y, sobre todo, devolver y con intereses todo lo trincado en Andalucia´, se pudo leer ayer en la web. También hubo comentarios para Toxo, a quien se acusó de pretender impulsar, junto con Lara, `un Gobierno como el de Cuba´, donde `tan bien les ha ido con el comunismo´. 

Los internautas llegaron a asegurar que el máximo interés de los sindicatos es que `ya no se les pague las mariscadas y otras comilonas, como en los tiempos de Zapatero´, y comentaron que lo razonable es `atar en corto´ los privilegios de este sector, al que se acusó de sobrevivir gracias más a la tradición que le protege que a su utilidad práctica. Se trata, en definitiva, de una intromisión en las manifestaciones de este tipo de grupos que forman parte de la estructura que se pretende racionalizar, como respuesta al necesario ajuste del gasto que es la llave para evitar seguir estirando del lado de los ingresos. Y es que, para los lectores, si se `bajan los sueldos los ministros, diputados, alcaldes, etc.´ y se reducen `las dietas, los móviles, los coches y viajes´, tal vez materias tan supuestamente intocables como la sanidad y la educación seguirían intactas a día de hoy. 

En esta línea, los lectores criticaron esas `pancartas tan bonitas, tan caras, tan demagógicas y sinsentido´, que hacen pensar en que `con sólo devolver los miles de millones que se han robado via EREs falsos, robado a parados y trabajadores honrados, aliviarían el esfuerzo que deben hacer los españoles´. Estas críticas llegaron también a los funcionarios, a los que se acusó de manifestarse `clamando por sus privilegios´ mientras que `lo demás les importa poco´.

En cualquier caso, los lectores no negaron a los manifestantes que tengan sus razones para salir a la calle. `Tratar de desacreditar el mensaje por medio del mensajero es un truco dialéctico muy sencillo de desenmascarar´, resumió un lector. Y es que poco importa quién intente `sumarse el tanto´, sino cuántas personas ajenas a toda pancarta con nombres propios acudieron a la cita para reclamar ese cambio de rumbo que tantos meses se lleva exigiendo. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...