Los ciudadanos piden minimizar el peso del banco malo a espaldas
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
11/10/2012
Necesidad de atraer capital privado

Los ciudadanos piden minimizar el peso del banco malo a espaldas del contribuyente y rebajar la valoración de activos

La opinión pública se mostró en contra de que el Gobierno lleve a cabo una rebaja leve para proteger a las entidades afectadas y reduzcan la cuantía de las ayudas europeas
ICNr

El banco malo no lo tendrá fácil para atraer capital privado y la posibilidad de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) -o lo que es lo mismo, el grueso de los contribuyentes- tenga que hacer frente a su coste en mayor medida de lo esperado es algo que no suena nada bien entre la opinión pública. La prensa se detuvo ayer en la marcha de las negociaciones para que los inversores internacionales inviertan en la futura entidad. Al parecer, las trabas que el Gobierno está poniendo a la hora de rebajar la valoración de los bienes promete provocar que el Ejecutivo se quede solo en su gestión de los activos tóxicos. La cuestión es, por tanto, si el ministro de Economía, Luis de Guindos, estará dispuesto a dar su brazo a torcer y reconocer finalmente la necesidad de rebajar aún más al valor de los activos, una necesidad que, a juicio de los internautas, es más que evidente.

Las especulaciones en torno al futuro del banco malo vienen protagonizando distintas informaciones en las que el punto en común se encuentra en las dificultades a las que se enfrenta el Ejecutivo a la hora de atraer capital a la entidad. La prensa económica recogió ayer que, según fuentes de mercado, la negativa por parte de Economía a aplicar un mayor descuento sobre el precio de los activos que transfieran a la futura entidad imposibilita cualquier acuerdo. En este sentido, los inversores, tal y como se viene señalando desde hace semanas, no encuentran atractivo invertir en carteras con garantía inmobiliaria de las entidades nacionalizadas cuando, según la valoración que defiende De Guindos, su valor de compra resultaría mayor que el de mercado. No hay opción, por tanto, a negociación alguna, o al menos no la habrá si el ministro se niega a replantear la posición del Gobierno sobre este punto.

No es de extrañar, por tanto, que los inversores internacionales estén dando su más rotundo `no´ a la propuesta española. Ello se explica no sólo por la diferencia existente entre los precios de mercado y los planteados por el Ejecutivo, sino también por el hecho de que no exista aún una definición clara del modelo de negocio en que se basará a entidad. Sólo así se explica que desde el Gobierno se haya optado por crear una estructura para la entidad en la que se cuente con sólo un 10 por ciento de capital, para que el 90 por ciento restante se financie mediante deuda avalada por el Estado, de forma que la aportación de la `banca sana´ sea mínima. También que el Ejecutivo se haya esmerado en captar la intervención de las entidades españolas, principalmente Santander, BBVA y La Caixa, para que entre las tres entidades se aporten 2.500 millones de euros al banco malo. Otras de menor peso y tamaño, como Banco Popular, Banco Sabadell y Bankinter, también están en el punto de mira de Economía.

UNA REBAJA NECESARIA

En este marco, los comentarios de los internautas aseguraron de forma unánime que resulta imprescindible `arrancar la tirita´ cuanto antes y hacer frente a la realidad del valor de los activos tóxicos cuanto antes. Se aboga así por la solución de rebajar los precios de traspaso lo suficiente como para vender los activos a precios competitivos y sacar un cierto margen -lo que ayudaría a rebajar el coste que tiene el proyecto para el contribuyente-, en lugar de por llevar a cabo recortes más leves, que protejan a las entidades afectadas y reduzcan la cuantía de las ayudas europeas que recibirán. De otro modo, no se conseguirá más que una entidad de capital puramente `españolizado´ y, por tanto, cargada a espaldas de los ciudadanos. Por ello, la percepción de los lectores sobre lo que será el banco malo es que `se cerrará el circulo y toda la basura promotora nos la comeremos entre todos, especialmente el suelo´, mientras los responsables `se van de rositas´.

A De Guindos se le pidió revisar unos precios `absurdamente burbujeados´ y hacerlo, además, cuanto antes, ya que de lo contrario se perderá la oportunidad de atraer capital extranjero. Para ello, bastaría, tal y como apuntó un lector, con utilizar la fórmula `precio de transferencia de activos = valor contable - provisiones - fondos FROB = valor de mercado´. Y no sólo eso. También resulta necesaria la flexibilización de las normativas urbanísticas, o la reducción o eliminación de impuestos encadenados (estatales, autonómicos y locales), así como la eliminación de cesiones obligatorias, el abaratamiento de aranceles documentales o llevar a cabo las valoraciones del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales a valor de mercado. Entre las medidas propuestas se habló también de potenciar la fórmula del alquiler con opción a compra, y la creación de una línea crediticia (con recursos procedentes del Frob y de la banca) con la que financiar las compraventas. Y todo ello en un marco de `seguridad jurídica y sensatez´.

Lo peor es que, con el banco malo, desde el Gobierno `no intentan ni siquiera disimular lo que hacen´, tal y como aseguró un lector. `Deberíamos exigir, como garantía de que le precio es correcto, que en el capital hubiese un mínimo de clientes extranjeros´ resaltó. En cuanto a los inversores, nadie les culpa por evitar a toda costa meterse en tal `fregado´. `El banco malo sólo es para inversores patriotas idiotas con fe en el pisito´, sentenció un lector. En el mismo sentido, se aseguró que todo el mundo se reirá de todo aquel que meta capital en la entidad. Y no es para menos si se tiene en cuenta el balance de lo que queda inmerso bajo el nuevo saco que perfila el Gobierno: `seis entidades quebradas principales (CajaMadrid, Bancaja, Caixa Catalunya, Caixa Galicia, Caixa Nova y Banco Valencia), seis anclas al pasado estructural (pocobajismo, bancaculpismo, localizacionismo, inflacionismo, expansionismo, estajanovismo), resumió un lector. La cosa no mejorará con el tiempo si se atiende a las previsiones de los lectores, que ven que el banco malo lo será a corto (por encima del precio teórico de mercado), a medio (por una incompleta corrección valorativa) y a largo plazo (amortización, demografía y competitividad). En definitiva, `el banco malo que va a salir no es el que tienen en la cabeza los pastores de la UE, sino un bodrio´.

Lejos queda la posibilidad de que la entidad, siguiendo los dictados de la opinión pública, tuviera en su dirección a gente `administrando el rebajón e investigando los enjuagues para dilucidar responsabilidades penales, toda vez que las tributarias ya han prescrito´. Al contrario, el actual diseño resulta `tan absurdo e irracional que resulta difícil entender cómo puede estar siendo diseñado de esa forma por una panda de presuntos competentes´. Un diseño que se basa en la idea de disfrazar una auténtica estafa. `Dentro de un par de siglos, si la humanidad sigue en pie, en los libros de historia se definira los sucedido estos años en este pais como el mayor robo de la historia de España´, aseguró un lector, convencido de lo ilógico que resulta que el conjunto de los ciudadanos permita que `un puñado de personas denominado la casta politico-financiera se enriqueciera a su costa primero, en la epoca de vacas gordas, y luego hiciera pagar a estos mismos ciudadanos todos sus desmanes y sus perdidas cuando llegaron las vacas flacas´. `No seran capaces de entender cómo estos ciudadanos no solo permitieron que ninguno de ellos pisara la carcel tras haberles estafado, sino que legitimizaron este gran robo con sus votos´, sentenció.

La mala valoración de los activos de las entidades con problemas no sólo preocupa a los inversores privados, sino también a Europa y a la propia troika. La prensa económica también se hizo eco ayer de que el precio de la carga inmobiliaria a la nueva sociedad de gestión de activos supone un frente de discusión entre el Banco de España y la troika, lo que ha provocado que las entidades hayan entregado planes de recapitalización `provisionales´. Abierto el debate, y mientras se espera el criterio de valoración definitivo, empiezan a surgir opiniones institucionales, como la de la consultora N+1, que estima el previsible precio de traspaso de los activos estará en la línea de las hipótesis con que ha trabajado la banca, según fuentes del sector financiero. Se habla de un descuento del entorno al 60 por ciento en los activos adjudicados, frente al 50 por ciento que vienen exigiendo los decretos de saneamiento, y del 40 por ciento sobre los créditos a promotores, respecto al 30-35 por ciento que se ha obligado a provisionar. Son precios de transferencia que `tendrían sentido´, según la consultora, `ya que estarían más o menos en línea con los precios del mercado. Sin embargo, dudamos de que vayan a ser lo suficientemente bajos para atraer inversores extranjeros al banco malo´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...