Los ciudadanos piden que el retoque en el Impuesto sobre
edición: 2533 , Jueves, 16 agosto 2018
28/03/2012
Se acercan los Presupuestos Generales del Estado para 2012

Los ciudadanos piden que el retoque en el Impuesto sobre Sociedades incluya un trato de favor a las pymes

El sector de la pequeña y mediana empresa recuerda el maltrato que sufre en otros frentes y reclama que sus deducciones no se reduzcan a partir del viernes
Los lectores prevén unos presupuestos generales para 2012 con poco recorte y mucha alza de impuestos: sobre todo, se pide no gravar más el consumo
ICNr

Se acerca peligrosamente la fecha en que se votarán los presupuestos para 2012 y, por ello, el Ejecutivo se está esmerando en explicar de antemano por dónde irán los tiros a la hora de aumentar la recaudación y, de paso, meter la tijera en algunos puntos. Los empresarios se mostraron preocupados por las modificaciones que, previsiblemente, sufrirá el Impuesto sobre Sociedades: el tipo del 30 por ciento no subirá, o al menos así lo aseguró ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pero el mapa de deducciones se verá visiblemente transformado, lo que, a efectos prácticos, es `lo mismo´ para los internautas. La medida afectará especialmente a las grandes empresas y, tal vez por ello, el ministro decidió reunirse con el club de los principales empresarios para explicarles de qué modo se verán afectados sus negocios. Sin embargo, los responsables de las pymes no descansarán tranquilos hasta que pase el viernes y las medidas queden claras y acotadas, pasándoles por alto.

Lo que la opinión pública se niega a aceptar, tal y como se expresó en la web durante la jornada de ayer, es que el retoque del tributo a las sociedades afecte al sector más débil del tejido empresarial que, a la vez, es responsable de la mayor parte de la creación de empleo en el país. Las pequeñas y medianas empresas precisan esos `empujones´ en forma de deducciones, dado que el 30 por ciento de base es `excesivo´. Además, se resaltó que no se pueden desconectar los distintos frentes que afectan a las pymes: la morosidad por parte de la Administración hacia sus proveedores -que ha supuesto el cierre de muchas de estas empresas- y la procedente de sociedades de mayor tamaño, sumada a la especial vulnerabilidad endógena de este sector por sus limitadas dimensiones y recursos, deberían ser motivos suficientes para ofrecerles una especial protección.

Así, aunque en algunos casos -en esencia, los de las grandes empresas- los lectores no consideran lógico que el tipo del 30 por ciento se quede efectivamente en un 9 tras aplicar deducciones, esta situación sí parece justificada si se trata de ayudar al pequeño empresario. Al contrario, se pide actuar en otros frentes, como el del fraude fiscal. Y es que la solución al problema de recaudación -ésta ha descendido enormemente desde que comenzó la crisis- no pasa tanto por endurecer los márgenes como por buscar medidas eficaces para controlar la elusión fiscal. Los internautas volvieron a recordar, como en otras ocasiones, que tipos más altos no se traducen en más recaudación, especialmente cuando el tipo de referencia ya es bastante elevado en relación con el resto de la Unión Europea.

ATRAER A LA EMPRESA EXTRANJERA

Sin embargo, los lectores también hicieron referencia a otro de los aspectos colaterales que podría acarrear modificar la tributación por Sociedades de las grandes empresas: cuanto más haya que desembolsar a Hacienda, menos atraídas se sentirán las sociedades extranjeras a la hora de asentarse en España. Y ese efecto se entendió como algo muy negativo. Se trata no sólo de un problema estrictamente económico, sino también de `seguridad jurídica´.
Las sociedades que han disfrutado durante los últimos años de un régimen más ventajoso tendrán que adaptarse a uno nuevo más restrictivo, por lo que el escenario impositivo se vuelve menos previsible. A ello se suman otros factores, como el entramado de normas autonómicas. Por eso, los lectores pidieron tener cuidado con los hilos que se tocan, ya que recaudar a toda costa puede salir más caro a medio plazo si no se cuidan todos los detalles. Tal y como señaló un lector, `la libertad de movimiento de capitales y la ausencia de aranceles fomentan que las empresas y fortunas se deslocalicen y no paguen casi impuestos´. Con este marco, la concentración de riqueza se escapará de manos españolas, lo que, se esté más o menos a favor de este sistema, no beneficia económicamente al país.

En este sentido, los lectores acogieron con relativa pasividad el hecho de que el Gobierno pueda retocar al alza determinados impuestos especiales, aunque en este punto existe cierta contradicción por parte del Ejecutivo: aunque ayer Mariano Rajoy aseguró que los Presupuestos Generales del Estado no incluirán subidas de impuestos que afecten al consumo, Montoro sí reconoce que se subirán algunos impuestos especiales. Eso sí, se descarta totalmente una subida del IVA, aunque ello no frenó a los internautas a la hora de criticar que el Ejecutivo se acuerde `justo ahora´ de la importancia del consumo, cuando `se lo han cargado manteniendo el IVA y todas las tasas, subiendo el IRPF, recortando y congelando salarios en el sector público, secando de liquidez el mercado financiero y reduciendo la estabilidad laboral sin facilitar primero la aparición de un verdadero sistema de capital riesgo que sirva para financiar la aparición de nuevas empresas que den trabajo a los que lo pierdan como sucede en los EEUU´.

En esta línea, y como en otras ocasiones, no se entiende a dónde se quiere llegar con políticas de recorte del gasto corriente `sin reducir de forma clara la estructura de este Estado sobredimensionado´. `Entre 1976 y 2011 el número de empleados del sector privado ha crecido un 33,6 por ciento, mientras que el del sector público ha crecido un 134,2 por ciento. Poco me parece el castigo de los electores de Andalucía al PP por esta política económica equivocada´, comentó un internauta.

Entre las propuestas al Ejecutivo, y como alternativa a los impuestos especiales que, al fin y al cabo, afectan a la mayoría, se planteó crear un nuevo tipo del IVA para los productos de lujo, así como subidas progresivas del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, armonizándolos en todas las comunidades autónomas.

TODO POR EL DÉFICIT

El retoque en Sociedades no el único anunciado por el Gobierno durante la jornada de ayer. Las cuentas del Estado que se presentarán este viernes incluirán una reducción del presupuesto de los ministerios desde el 12,5 por ciento previsto inicialmente hasta un 14 o un 15 por ciento. Además, se congelará el sueldo de los funcionarios en 2013, tal y como anunció el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Con este marco, y sin referencias expresas a cómo va a recortarse la gigantesca estructura del Estado y de su entramado de comunidades y ayuntamientos, los internautas se preguntaron hasta cuándo se seguirá `forzando la máquina´ de los contribuyentes para lograr alcanzar el objetivo de déficit. Y es que `por más que lo quieran pintar de colores, estas medidas sólo nos llevan al agujero´, tal y como ocurre en el caso griego o el portugués. Intentar satisfacer a los mercados a toda costa y, sobre todo, apretando las tuercas sólo a los ciudadanos y no al Estado, no es la solución que los internautas esperaban del PP. A ello se sumaron quejas ciudadanas hacia las reformas que, como la laboral, llevan a la pérdida de derechos, algo que también se traduce en una peor situación económica para quienes se vean afectados por ellas.

Los lectores recordaron que `el sector privado ya ha hecho su purga´ y que ahora le toca a la Administración hacer lo propio, ya que sobra `el 30 por ciento del funcionariado´. Así, toda solución pasa por incrementar la capacidad de consumo de los ciudadanos, recortando de donde haga falta con tal de no restarle más capacidad económica. Justo lo contrario de lo que incentiva el Gobierno, si se tiene en cuenta que, además de los cambios en materia de impuestos, la factura de los gastos básicos del hogar vuelven a crecer. Se pidió, por ejemplo, `quitar gente, cargos y coches oficiales (visas y demás incluidas)´ al Estado, tal y como se reclama de forma unánime desde hace meses. En definitiva, no todo fin justifica los medios, y el objetivo de déficit tiene, para los ciudadanos, un peso mucho menor en la balanza que el bienestar real de la población.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...