edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
04/09/2013
Tras conocer los datos del Ministerio

Los ciudadanos relativizan la cifra de paro de agosto y critican el optimismo de Empleo

Hablar de mes en positivo con sólo 31 personas menos apuntadas al paro resulta poco objetivo: las afiliaciones no mejoran y la calidad del empleo desciende
ICNr

Las cifras del paro correspondientes al pasado mes de agosto se convirtieron ayer en uno de los temas clave de la jornada, ocupando las portadas de toda la prensa online y generando cientos de comentarios. Se trata de un dato esperado teniendo en cuenta que, según la estadística del Ministerio de Empleo, un dato positivo supondría encadenar seis meses de mejora y, según el parecer de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, corroborar la utilidad de la reforma laboral del pasado 2012. Lo cierto es que esa tendencia se confirma, pero por poco: tan sólo 31 personas con empleo diferencian el dato de julio del de agosto, un número que, por reducido, suena a `forzado´, según parte de los internautas. Con todo, agosto suele ser un mes de retroceso, por lo que los lectores celebraron –con reservas- que, al menos, se haya esquivado una caída que la mayoría vaticinaba. Eso sí, hablar de victoria, por pequeña que sea, sería casi `surrealista´. `Es como pretender apagar un incendio con un vaso de agua´, resumió un lector.  

La lectura de la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, se centró en el hecho de que agosto se sume a la lista de meses que apuntan hacia una recuperación del desempleo. Ello resultaría, a su juicio, coherente con la evolución positiva de otros indicadores económicos, como la mejora de las expectativas y de la competitividad, `junto a un incremento de la credibilidad en la economía´. Destacó también que es la primera vez desde el año 2000 que el paro baja en un mes de agosto –aunque la cifra no pueda considerarse, a juicio de muchos, significativa-, y se acotó la cifra total asegurando que, con ese retroceso, el número de parados se sitúa en los 4.698.783 desempleados.

Para la prensa, el dato destaca en tanto que este mes suele ser habitualmente malo para el empleo, dado el fin de los contratos de la temporada de verano. Así, la variación del desempleo en un mes de agosto en toda la serie histórica, desde 1996, muestra una subida media del desempleo de 27.439 personas. En 2000, el retroceso fue de 4.297 parados. La situación se matiza atendiendo a los datos desestacionalizados, que revelan que el desempleo se ha situado en 4.870.215, lo que supone 13.700 parados menos que el valor desestacionalizado del paro registrado en julio. Además, en términos acumulados, en los primeros ocho meses de 2013, el paro ha disminuido en 149.940 personas, el mejor dato registrado en este periodo desde el año 1999.

Sin embargo, hay otros datos que también llamadon la atención de los internautas, especialmente en lo que se refiere a la calidad y cantidad del empleo creado. La estadística revela que la contratación acumulada de los ocho primeros meses llegó a 9.285.453, lo que supone 44.050 contratos menos (0,47 por ciento) que en el mismo periodo del año pasado. Del total de los contratos suscritos en agosto, 62.454 fueron indefinidos, una caída del 16,10 por ciento (11.989 menos) que en el mismo mes del año anterior. Además, entre enero y agosto se firmaron 730.607 contratos indefinidos, lo que supone una reducción de 276.509 (el 27,46 por ciento), en comparación con el mismo periodo de 2012. 

Ello se traduce, a juicio de los lectores, en una peor calidad de la contratación, que da paso a la temporalidad como regla general en un periodo de incertidumbre tanto para empresarios como para trabajadores. `De todos estos empleos que se crean, ¿cuántos son indefinidos y no en régimen de semi-esclavitud y trabajando 65 horas aunque te paguen por 40 horas? Pues casi ninguno; todos son temporales y a los tres meses te echan a la calle sin indemnización´, señaló un lector.
La conclusión es que no todo vale a la hora de crear empleo: el aumento del consumo, como condición necesaria para que vuelva a crecer la economía, sólo alcanzará niveles normales en un contexto de seguridad y de cierta confianza en la evolución de la economía. La calidad del empleo es parte de ese marco ideal al que se aspira, y los ciudadanos son conscientes de ello. 

Tampoco se dejó de lado el dato más negativo de todos los revelados ayer por Empleo: la pérdida de afiliados a la Seguridad Social (que indica el número de personas ocupadas, y es, por tanto, un buen termómetro del empleo). En concreto, se registraron 99.069 cotizantes respecto a julio, tras cinco meses consecutivos de subida, con lo que el total de adscritos al sistema se situó en 16.327.687. Para los ciudadanos, de hecho, este es el dato verdaderamente importante, ya que la falta de recaudación se ha convertido en un problema paralelo al desempleo de consecuencias igual de nefastas para la economía. De hecho, no se entiende por qué este dato suele recibir menos atención que otros cuando se analizan las cifras del mercado laboral. 

VENDER LA CIFRA COMO UN LOGRO

En un análisis global, los ciudadanos se mostraron relativamente satisfechos con la estadística publicada ayer por el Gobierno, aunque reiteraron, un mes más, que ninguno de estas cifras permite venderse como una azaña. `Mejor este dato a que crezca el desempleo, aunque es extremadamente preocupante que el Gobierno venda esto como un logro cuando tenemos unas tasas de paro alarmantes, mayores incluso que con Zapatero´, aseguró un lector. No se trata sólo de una falsedad hablar de una recuperación real cuando el número de desempleados es tan elevado, sino que se tacha este análisis como poco considerado e injusto –cuando no directamente insultante- hacia quienes soportan la presión de no poder acceder o reengancharse al mercado laboral. A ello se suman las lecturas pesimistas: `No tengo ninguna esperanza de que España se recupere en los próximos dos años´, aseguró un internauta.

Los lectores ven claro que la lectura en positive que se ha querido dar a la cifra es, cuanto menos, muy forzada. Una cifra de 31 personas no permite hablar de creación de empleo; sí, en todo caso, de no destrucción de puestos de trabajo, aunque hay muchos factores que considerer. Por ejemplo, se hizo hincapié en el hecho de que, si el paro ha descendido, ello no es fruto de una creación real de empleo, sino de la escapada de gente `medianamente cualificada y con idiomas hacia otros países con más oportunidades laborales que España. ` Que alguien diga la cifra de la población activa y el número de cotizantes a la Seguridad Social de este mes, y alguno se va a llevar una sorpresa´, recalcó un lector. 

Además, los ciudadanos también apuntaron que habrá que esperar a septiembre para cantar victoria: `Es evidente que en agosto el turimo ha tirado del carro. Veremos en septiembre, conozco a muchísimas personas que tuvieron que ir ayer al paro a apuntarse porque se acababa el verano...´, comentó un lector. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...