edición: 2940 , Viernes, 3 abril 2020
22/01/2010

Los comerciantes chinos reducen a la mitad sus ventas de textil desde el inicio de la crisis

EP
Las ventas de textil de origen chino en España se han reducido más de un 50% en los últimos dos años, como consecuencia de la crisis de consumo, y en algunas zonas, a pesar de sus precios económicos, el cierre de este tipo de negocios alcanza el 30%, según informó a Europa Press el presidente de la Asociación Comerciantes Chinos en España (Acce), Antonio Du. En torno a un 3% de los 150.000 chinos residentes en España regenta un comercio textil, que da empleo a una media de cinco o seis trabajadores por punto de venta, "todos ellos con tarjeta de residencia y cotización a la Seguridad Social".

Los comerciantes aseguran contar en cada provincia con un gran punto de distribución de prendas textiles, similares al madrileño enclave de Cobo Calleja, en Fuenlabrada (Madrid), a partir de los cuales se reparte la moda entre el comercio detallista.

Aproximadamente el 50% de la moda con la que trabajan estos empresarios llega importada desde China, un 20% se fabrica en España y el 30% restante se confecciona en otros países europeos como Francia o Italia. Además, gran parte del manufacturado de las prendas como etiquetado o las perchas se producen en Europa.

Según Du, su modelo de negocio se basa en la venta de productos a un precio económico que permita a los pequeños comercios ser competitivos frente a las grandes superficies. Su clientela se compone en un 70% u 80% de empresas españolas.

"En primer lugar el consumidor español demanda calidad y luego mira el precio", señaló Du, quien reconoce que cada vez el margen de negocio de los empresarios chinos es más reducido ya que se ven obligados a mantener la calidad y ser competitivos frente a las grandes cadenas.

"Además, la ropa se pasa de moda y hay que darle salida al 'stock' por lo que es necesario realizar rebajas en los precios cada vez que termina cada temporada", añadió.

En cuanto a la adaptación de su modelo de negocio en España, la asociación destacó que a pesar de que el mercado español sigue siendo muy pequeño en relación a otros países como el francés o el italiano, los empresarios chinos se han adaptado perfectamente, al tiempo que valoró el trabajo del colectivo para integrarse en cuestiones como el etiquetado de las prendas.

Del mismo modo, los emprendedores asiáticos aseguraron que el colectivo no reciben ningún tratamiento especial, ni de favor ni discriminatorio, a la hora de establecer sus negocios, rechazando así que se produzcan irregularidades en la constitución de sus empresas.

PREOCUPADOS POR LA CRISIS Y EL EMPLEO

Por último, el presidente de los comerciantes chinos quiso transmitir la preocupación de su colectivo por la coyuntura económica actual en España y manifestó los deseos la comunidad china de que se recuperen nuevamente los niveles de actividad empresarial.

"Nuestro deseo es que la economía se recupere y que se produzca un escenario bueno para los empresarios españoles y chinos, para que se pueda crear empleo", manifestó Du, quien valoró que el pueblo chino "es el único colectivo de inmigrantes con crecimiento positivo del empleo en España".

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...