edición: 2469 , Viernes, 18 mayo 2018
08/09/2010

Los ‘españoles’ Messi, Higuaín y Agüero golean a la ‘madre’ España

Antonio Cubero
Argentina tenía que ganar por encima de todo. Lo del carácter amistoso del duelo no iba con su manera de ser. Y lo hizo con una victoria demasiado cruel por lo abultada (4-1) con goles de los ‘españoles’ Messi, Higuaín y Agüero, y el ‘Apache’ Tévez, en un primer tiempo para que pase al olvido lo antes posible de la cabeza de la selección española. Una mala noche en la que la ‘madre’ España sí pareció haber llegado en son de paz para presentar sus credenciales de campeona del mundo, así como su aún ‘caliente’ Premio Príncipe de Asturias, en uno de los grandes santuarios sagrados del fútbol sudamericano y mundial, el mítico Monumental de Buenos Aires.

Argentina se lo tomó mucho más en serio. Estaba herida en su orgullo, ya no sólo en lo futbolístico, sino también en la vida de un país en el que el fútbol es una religión. Y este partido con España se le presentaba en estos momentos de conmoción nacional como el mejor ungüento  con el que restañar la herida abierta tras el fiasco sufrido en el pasado Mundial de Sudáfrica. Pero, sobre todo, el dolor que para ésta hinchada supone arrinconar a todo un ‘dios’ como Diego Armando Maradona lejos de la albiceleste.

El interino técnico del combinado argentino Checho Batista demostró haberse empapado a fondo todos los partidos de La Roja y apostó por jugarle con su propia medicina, es decir, la de luchar sin desmayo por el control de la pelota y ‘marearla’ hasta encontrar la línea más recta hacia el gol en busca del tridente Messi-Higuaín-Tévez.
 
Aunque no debe servir de excusa alguna a la derrota de la selección española, hay que insistir en que mientras Argentina salió ‘enchufada’ en el choque desde el pitido inicial con una mentalidad más competitiva. Apostó de salida por un 4-3-3, aunque sin despreciar la variante del 4-1-4-1 más guerrero a la hora de recuperar la pelota. Porque el auténtico tesoro a conquistar no era otro que el balón en este enfrentamiento entre una selección albiceleste en busca de su identidad perdida y la de España, que llegó cuarenta y cinco minutos tarde al Monumental.

Tras el descanso, al que se fue con tres tantos encajados y un juego sin chispa, Vicente del Bosque se acordó de algunos titulares y aparecer en la cancha como el campeón que asombra al mundo en una segunda parte en la que los postes fueron argentinos –Villa y Xavi estrellaron el balón en el marco rival en tres ocasiones – y hacía méritos más que suficientes para haber ‘maquillado’ tan severo castigo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...