edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
31/03/2014
Menos activos que en 2008

Los fondos de renta variable mundiales dudan de la recuperación de España

Mientras no se recupere el nivel de beneficios anterior a la crisis, no se podrá hablar de recuperación
Juan José González

El selectivo Ibex vive en las últimas jornadas instalado en máximos de dos meses dibujando una progresión continua. Las bolsas europeas regresan a niveles de 2008, y el respaldo de los bancos centrales se está convirtiendo en un aval seguro y buen aliado de la confianza de los inversores. El bono español, la deuda, está en racha y la referencia de 10 años acaba de firmar la semana pasada su mejor trimestre en veinte años. Datos de mercado que también pueden empujar al alza, y en breve, a los indicadores macro. Pero con todo, no parece suficiente como para insuflar la confianza necesaria para que los fondos de renta variable mundiales se animen hasta el punto de llegar a entusiasmarse con la recuperación económica española. Que los inversores internacionales hayan regresado en parte a los activos españoles, especialmente en el pasado mes de enero, no significa que hayan superado todos los temores y dudas sobre la emergente España. Por el momento, las cifras de inversión en renta variable de los extranjeros distan mucho de ser las de 2008.

El precio de los activos españoles está en línea con los italianos, en el entorno de 13 y 14 veces beneficios. Es la cifra que observan los fondos internacionales para entrar en los mercados periféricos de Europa desde hace más de un año. Regresa el dinero pero lentamente, con cautela, confiando en aquellas palabras del presidente del Banco Central Europeo, cuando se comprometió a llevar a cabo todas las acciones necesarias para mantener el euro, la unión monetaria. Desde entonces los inversores no han dejado de comprar activos españoles, italianos, portugueses y griegos. El balance, muy cerca de finalizar el primer trimestre de 2014, es positivo para la bolsa española, puesto que en estos 15 últimos meses el índice selectivo ha ganado un 23,4% frente a subidas menores de italianos y portugueses. Y se puede decir que el español habría subido más si no fuera por el riesgo periférico que afectaba particularmente más a italianos y portugueses.

Pero al margen de los antecedentes, la tendencia al alza del mercado español es contínua desde el verano de 2012. Se valen los fondos internacionales de los progresos de las reformas en el mercado español, pero también de los avances de la Eurozona, la cual ha conseguido solventar algunos problemas tras haberse despejado las elecciones generales en Alemania en la parte final del año pasado. Regresan los fondos a la renta variable al comprobar que la reforma financiera toca a su fin, una vez encaminado el proceso de rescate de Bankia, y tan sólo a la espera de resolver los últimos flecos. El sector bancario parece haber servido de guía para los inversores internacionales, como comprobante del saneamiento de balances y la puesta en marcha de una nueva fase de ampliaciones de capital y reducción de costes financieros. 

Sin embargo, y a pesar del regreso de los compradores al mercado español, no parece suficiente el argumento de la recuperación para que continúen las compras. Salir de la crisis significa para los fondos de inversión en renta variable mucho más que el control de déficit, de los precios y de los costes laborales. Como tampoco recuperación significa más confianza en la inversión empresarial, menor coste de la deuda, menor riesgo, y freno a la destrucción de empleo.

Los inversores internacionales esperan más medidas en la fase de salida de la crisis, plasmadas en más reformas. Y en esta nueva fase no bastará con que España se aplique en las suyas, si no que deberá ser acompañada por el resto de los periféricos; italianos y franceses, economías más rezagadas en la aprobación de reformas. La Unión Europea también deberá espabilarse en la misma tarea reformista y compaginar las elecciones al parlamento con la actividad legislativa si no quiere quedarse todavía más desfasada en la salida de la crisis.

Todo indica que, a pesar del aumento de las inversiones, del regreso de los grandes fondos de inversión a la renta variable, las empresas y las entidades financieras deberán recuperar los niveles de beneficios anteriores a la crisis para ofrecer mejores dividendos y revalorizaciones, y no será posible sólo a golpe de reformas, sino también de base de continuidad. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...