Los fondos se retiran del mercado del crudo y tiran el precio
edición: 2535 , Lunes, 20 agosto 2018
21/06/2017

Los fondos se retiran del mercado del crudo y tiran el precio del barril un 20% por debajo de su máximo

Los operadores temen la entrada del petróleo en una zona bajista pese a los esfuerzos de la OPEP
Carlos Schwartz
“El crudo ya ha entrado en zona bajista, lo que los sajones denominan ‘bull market’, porque tanto el Brent como el West Texas han caído un 20% por debajo de su última cotización máxima registrada a comienzos del año”, señaló un operador del mercado en Madrid a ICNreport. De acuerdo con una fuente que opera en el mercado de futuros en Londres “mientras el personal se mece los cabellos por el futuro de Reino Unido con el Brexit y sigue las noticias de la persecución justiciera de la Hacienda española contra los futbolistas y sus entrenadores, la caída del precio del crudo es mala señal por lo que hay detrás de ella”. Explica que la estabilización del precio del barril, y sus máximos a comienzos de este año estuvieron directamente vinculados a la fuerte entrada de los fondos de dinero, en especial estadounidenses, al mercado del crudo con la apuesta de que el acuerdo alcanzado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantuviera los precios por encima de los 55 dólares por barril. “Las apuestas se siguieron cruzando en el mercado después de que el barril cruzara la frontera de los 50 dólares considerado el punto de resistencia inmediato, con las expectativas puestas en que se llegaría hasta los 60 dólares por barril. Ese era el horizonte de precios”, añade la fuente vinculada al mercado de futuros.
El centro de la cuestión es si la entrada en territorio bajista se va a consolidar o es transitoria afirman todas las fuentes consultadas y nadie se atreve a dar una respuesta, pero todas apuntan al hecho que esta vez los precios han vuelto al territorio anterior al acuerdo de la OPEP en noviembre del año pasado a pesar de que se ha cumplido con el recorte de producción acordado entonces. Este acuerdo se estableció por seis meses, pero este año se ha extendido por otros nueve meses con el objetivo de consolidar los resultados que se lograron. Pero ahora esos resultados se desvanecen. Esta disipación está directamente vinculada a los incrementos de producción en países de la OPEP exentos de recortes como Libia y Nigeria y al fuerte incremento de producción en el crudo no convencional de Estados Unidos.

“La situación del mercado de futuros revela hasta que punto el petróleo se comporta como un activo de inversión más que como una materia prima escasa y necesaria. La entrada y salida de los fondos de dinero está marcando el ritmo del mercado. Desde marzo se han registrado al menos tres liquidaciones de posiciones por temor a un mercado bajista”, señala una fuente en el departamento de trading de una petrolera en Bilbao. En su último análisis del mercado la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se asoma al horizonte del 2018 y apunta que en abril el total de los stocks de crudo en la  OCDE aumentaron por encima de su ritmo estacional. Según sus datos a 14 de junio las reservas aumentaron al ritmo de 360.000 barriles diarios.

Estima que el aporte de la OPEP puede no haber variado pero los datos recientes de Estados Unidos muestran un incremento de la producción interior, aumento de las importaciones, escasas exportaciones y una caída en la demanda de las gasolinas que se combinaron para dar como resultado un incremento de los stocks. La AIE señala que el déficit de oferta al mercado en el segundo trimestre de este año se había estimado inicialmente en 700.000 barriles diarios, pero ahora se ha corregido a 500.000 barriles diarios. Esta desviación la atribuyó a una reducción en el crecimiento de la demanda ocasionada por la desmejora de los datos económicos de Europa y China y al incremento en la oferta mundial.

La AIE apunta con su dedo a la producción estadounidense de crudo que ha crecido este año en 430.000 barriles diarios para cerrar el año con un total de 920.000 barriles diarios por encima de 2016. Un aporte sobre el cual la OPEP carece por completo de fuerza.

Hoy se pueden despejar parte de las dudas del mercado cuando se dé a conocer el informe de la Agencia de Información de la Energía estadounidense. Esta recoge la reducción o el incremento de las reservas de crudo, el estado de los depósitos de almacenamiento y da una idea bastante precisa del ritmo de producción. El dato es contrastado en general con el número de torres de perforación activas. “Pero hay un dato que no está recogido en las estadísticas y es que el sector del crudo no convencional ha aprendido a trabajar a bajos precios. Se ha hecho una limpieza en la industria y los más débiles han caído, pero el resto del pelotón o pedalea o se cae. Esto hace que se mantenga la producción al alza para compensar precios por volumen”, señala una fuente del sector.

De acuerdo con fuentes del mercado la producción en Libia y Nigeria, exentas de recortes por los conflictos armados y su situación de extrema necesidad, se ha recuperado. Las fuentes en Trípoli señalan que se espera que la producción alcance el límite previsto de 1 millón de barriles diarios tras el acuerdo con uno de los productores establecidos en el país. En el caso de Nigeria se espera que la producción en el campo de Forcados se reanude a muy corto plazo. La producción de ambos países neutraliza los recortes acordados.

El ministro del Petróleo de Arabia Saudí, Jalid Al Falij, sin embargo afirmó esta semana que oferta y demanda se están ajustando, aunque con lentitud, debido a la fuerte acumulación de excedentes a lo largo de años. “Para que hagan su efecto los recortes se requiere más tiempo”, señaló el ministro saudí. Lo cierto es que los contratos a julio para el WTI perdieron el martes un 3% y cayeron 1,32 dólares por barril a 42,88 pero habría que esperar los datos del cierre en el Nymex de Nueva York para verificar si quedan por debajo de la cotización mínima del 23 de febrero con 43,56 dólares. Julio expiraba al cierre y el contrato más activo para agosto cotizaba el barril a 43,05 dólares. Por su parte el Brent cayó el 2,9% cotizando a 45,54 el barril en el en el mercado ICE de Europa, a los niveles de mediados de noviembre de 2016. Es decir territorio bajista.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...