edición: 2766 , Martes, 23 julio 2019
09/07/2009

Los fraudes informáticos son la nueva plaga de la Unión Europea

Bruselas aboga por reforzar la protección de los consumidores en el mercado comunitario
Beatriz Lorenzo

Apropiación de datos personales sin autorización de los titulares para el envío de correos electrónicos comerciales con fines fraudulentos. Anuncios de billetes de avión gratis que no son tales, ya que se cobran las tasas aéreas. Tonos y politonos para el teléfono móvil que, una vez descargados, conllevan la suscripción no solicitada a un servicio de mensajería SMS que supondrá costes para el interesado. Estas prácticas comerciales, claramente fraudulentas, no sólo son el pan de cada día sino que en muchos casos se conciben como algo normal (sólo Air Berlin, Atrapalo.com, Rumbo y Easyjet se salvan de anomalías relativas a la protección de los consumidores, según el Instituto Nacional de Consumo) y en otros se amparan y se resguardan, como es el caso de los SMS derivados de las descargas que, pese a que se le imponen al consumidor sin su autorización ni conocimiento, cuentan con el respaldo de la SGAE. La vulnerabilidad de los consumidores es evidente, no sólo en España sino también a nivel europeo, y de ella ha se ha hecho eco un reciente informe de la Comisión Europea sobre los avances logrados en materia de protección de los consumidores durante los dos últimos años.

El documento está basado en las investigaciones de la Red Europea de Protección de los Consumidores, que desde 2007 ha analizado un total de 719 casos, de los que casi un tercio correspondían a anuncios en los que se sospechaba que sus productos no se ajustaban a la realidad. El ejecutivo comunitario ha reconocido la fructífera labor de este mecanismo de cooperación si bien ha advertido que "es necesario mucho trabajo para aumentar la eficacia de la red" y para avanzar en el marco de cooperación.

La UE ha abogado también por aumentar la cooperación entre los Estados miembros -incluida la formación para las autoridades nacionales- y a escala internacional, con países como Estados Unidos o China. Otras recomendaciones son fortalecer la transparencia en la supervisión y realizar investigaciones sobre el mercado para combatir los casos fraudulentos. Asimismo propone crear un marco común de entendimiento para interpretar la normativa de la UE en materia de consumo.

CAOS NORMATIVO

El principal problema que se plantea para garantizar la protección de los consumidores en el mercado comunitario estriba en las diferencias entre legislaciones nacionales sobre prácticas comerciales entre empresas y consumidores. Por el momento, ni unos ni otros se benefician del potencial del mercado interior, fortalecido desde la introducción del euro, en el ámbito del comercio electrónico (entre empresas y consumidores, también conocido como de tipo B2C o business-to-consumer).

Las empresas que desean ofrecer a los consumidores la opción del comercio electrónico se encuentran ante una incertidumbre jurídica desalentadora que limita la efectividad del mercado interior. Este problema perjudica también a los consumidores, al limitar su acceso a diferentes productos y a una oferta más ventajosa.

Para poner freno a esta situación, nació el Libro Verde sobre la protección de los consumidores en la Unión Europea, que vio la luz en 2001 y pretende  la armonización o simplificación de la protección de los consumidores, muy disgregada en varias directivas, entre las que destacan la Directiva sobre publicidad engañosa (Directiva 84/450/CEE del Consejo, de 10 de septiembre de 1984), modificada por la Directiva sobre la publicidad comparativa (Directiva 97/55/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de octubre), la Directiva sobre cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores (Directiva 93/13/CEE de 5 de abril de 1993) y la Directiva sobre la venta y las garantías de los bienes de consumo (Directiva 1999/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de mayo de 1999).

INTERNET: CIUDAD SIN LEY

Mucho más reciente, y afinando su contenido hacia el asunto de los fraudes y estafas, nace la Directiva 2005/29/CE sobre prácticas comerciales desleales (por cuyo incumplimiento en los plazos de transposición España fue condenada por el Tribunal de Luxemburgo a principios de este año). Así pues, la situación a nivel comunitario es bastante caótica y disgregada. El auge de las nuevas tecnologías, el desarrollo de Internet como vehículo de intercambios comerciales y la ausencia de una regulación uniforme que da origen a lagunas en el terreno comunitario, son los cómplices del surgimiento y desarrollo de nuevas estafas que tienen a la Red como campo de cultivo ideal y que ya empiezan a ser conocidos como los delitos de la nueva era tecnológica:

- Fraudes en subastas.
Después de enviar el dinero en que se ha adjudicado la subasta, se recibe un producto cuyas características no se corresponden con las prometidas, e incluso un producto que no tiene ningún valor.

-Timos de ISP (Proveedores de Servicios de Internet)

 Basados en contratos de larga duración del que los clientes no pueden salir si no es pagando fuertes penalizaciones por rescisión anticipada. Otro caso frecuente es que los ISP que registran nombres de dominio lo hagan a su propio nombre, para así tener enganchados a los clientes que no pueden abandonar su servicio porque perderían su nombre de dominio.

-Diseño/Promociones de sitios web

Suelen producirse cargos inesperados en la factura del teléfono por servicios que nunca se solicitaron ni contrataron.

-Abuso de tarjetas de crédito

Se solicita el número de la tarjeta de crédito con la única finalidad de verificar su edad, y posteriormente se le realizan cargos de difícil cancelación.

-Marketing Multinivel o Redes Piramidales

Se promete hacer mucho dinero comercializando productos o servicios, ya sea uno mismo o los vendedores que nosotros reclutamos, pero realmente los clientes nunca son los consumidores finales sino otros distribuidores, con lo que la cadena se rompe y sólo ganan los primeros que entraron en ella.

- Oportunidades de Negocio y Timos del tipo "Trabaje desde su propia casa"

Se ofrece la oportunidad de trabajar desde el hogar y ser su propio jefe enseñando unos planes de ingresos muy elevados. Claro que para empezar es necesario invertir en la compra de alguna maquinaria o productos que jamás tienen salida.

-Planes de Inversión engañosos

Promesas de rentabilidades muy altas y predicciones financieras con seguridad absoluta sobre extraños mercados suelen encubrir operaciones fraudulentas.

- Fraudes en viajes o paquetes vacacionales

Consiste en vender viajes y alojamientos de una calidad superior al servicio que realmente le prestarán al cliente en su destino, y también pueden cargarle importes por conceptos que no se habían contratado.

-Fraudes en recomendaciones sanitarias

Recetas milagrosas para curar cualquier enfermedad se encuentran frecuentemente en la Red, la mayoría de ellas sin ningún respaldo médico o control de autoridades sanitarias, por lo que aparte de ser una estafa, ya que no producen los resultados prometidos, pueden incluso suponer un riesgo adicional para la salud del enfermo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...