edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
16/03/2010
Las CC AA plantan cara al Estado con déficits superiores al 50%

Los Gobiernos autónomos ‘juegan’ a estrangular con deudas al Estado

Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña y Galicia, están que se salen, y algunas corporaciones, como Madrid, si cotizaran en Bolsa, valdrían menos que la mitad de Sos
Algunas intentan acorralar al poder Central para forzar un pacto u obtener una ventaja de la situación
Imagenes como ésta han circulado por la Red advirtiendo de los 'peligros' de Gallardón
Juan José González

“Sólo podemos hacer dos cosas, enviar al ejército o avalar con fondos públicos la deuda”, sentenció un abatido presidente de EE UU, George Bush cuando su secretario de Economía le comunicó que California estaba al borde de la quiebra, con un endeudamiento que ni deshaciéndose de Las Vegas podrá equilibrar en los próximos 15 años. En España, el problema en el que se han metido algunas Comunidades Autónomas, no puede ser resuelto con la primera variante, sino únicamente, a base de avales, compensaciones y alguna que otra regalía difícil de imaginar en marzo de 2010. Así las cosas, varios Gobiernos autónomos han dado la orden de movilización general a sus consejeros de finanzas para que emprendan la búsqueda de financiación para cubrir agujeros, que no para nuevas inversiones creadoras de actividad que a su vez genere más empleo. Nada de esto. Se busca dinero, y en cantidad, para tapar esos agujeros de origen compulsivo y naturaleza manirrota.

Las agencias calificadoras, que ayer lunes apostaron contra España en su particular batalla contra el sistema financiero español, acaban de fijar sus ojos en las cuentas públicas autonómicas. Siguen desde hace varias décadas los movimientos de esos pequeños Gobiernos pero grandes consumidores de recursos, en sus periplos internacionales. Asisten a sus roadshow en Reino Unido, Paris, Francfort y Nueva York, y comprueban cómo al final de las exposiciones de los funcionarios españoles, cuando se les pregunta ¿y en caso de default qué…? contestan que el Estado español siempre se ha caracterizado por ser un buen pagador.

Las Comunidades Autónomas, como se dice coloquialmente, están que lo tiran. Valencia, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña y Galicia, están que se salen, y algunas corporaciones locales, como el Ayuntamiento de Madrid, si estuviera cotizado en bolsa, valdría menos que la mitad de la arrocera Sos. Y ayer se conocía que la agencia calificadora Moody´s le ponía alguna vela a san Antonio en busca de piedad para las deudas del País Vasco y de las diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa. Las opiniones de Moody´s son pesimistas y la proyección sobre las cuentas y presupuesto corrientes de estos organismos autónomos destacan la enorme dificultad que van a encontrar para devolver intereses y principal.

La solución parece inquietar a las autoridades de la Administración Central, que lejos de pensar en enviar, coloquialmente hablando, el Ejército a las CC AA, ve más factible que Moody´s, Fich, S&P y un ejército de acreedores invadan los principales centros económicos de la capital española. El temor a que se produzcan situaciones de impago en dos o tres Comunidades Autónomas, es un pulso particular de sus Ejecutivos con el Gobierno Central, que podría tener consecuencias inimaginables para algunos. El movimiento de la Autonomía madrileña, arengando al Común para una asonada contra el IVA, va por ese camino de acorralar al poder Central para forzar un pacto u obtener una ventaja de la situación.

Precisamente de impuestos es de lo quiere hablar Moody´s, puesto que es la única vía que podría contribuir al recorte del endeudamiento futuro de las deudas autonómicas. Pero esta vía es complicada porque reduce el margen de maniobra para el futuro. A las calificadoras, y al Común, les sorprende más que el deterioro de los presupuestos de las Comunidades más endeudadas, la falta de soluciones de los propios deudores en una situación en la que los ingresos fiscales se espera que caigan en el presente ejercicio en torno a un 21%, en el caso de Vizcaya, y que en de País Vasco, con unos ingresos corrientes negativos incurra en un 25% de déficit, con lo que la deuda directa sobre ingresos corrientes superará en el presente ejercicio el 50%.

Sin embargo, con la gravedad que conlleva el peligroso ‘juego’ de unas deudas galopantes en nuestras Autonomías, y ante la negativa a subir los impuestos las más endeudadas, sólo hay un detalle que supera con creces esta situación: la falta de transparencia y la ocultación por parte de los Gobiernos autónomos de las cifras reales mensuales sobre la marcha de sus presupuestos, la ejecución de los mismos que, amparados en la descentralización del gasto ponen en jaque el equilibrio presupuestario general.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...