edición: 2803 , Viernes, 13 septiembre 2019
28/09/2009
Las Sicav desconfían del Ejecutivo

Los grandes patrimonios emigran, por si acaso

Intermediarios financieros aconsejan un cambio de aires
Juan José González

El dinero -como el agua- busca -y encuentra- la mejor vía de penetración para conseguir rentabilidad. De esta función se encargan los asesores de patrimonios, intermediarios contables, financieros, asesores legales y fiscales. La recomendación más en boga en ese amplio sector de la intermediación es el cambio de paisaje, de aires, porque se anuncia borrasca. Los grandes patrimonios, no sólo aumentan su diversificación –algunos productos del sector asegurador, crecen a un ritmo inusual- sino que abandonan posiciones institucionales. Los asesores aconsejan prudencia y los tiempos también, así que precaución. Por eso las Sicav de las fortunas españolas han comenzado a viajar. En una palabra, emigran.

Tranquilos, todo en orden, todo sigue igual, pero por si acaso, las fortunas quieren estar a mejor recaudo. Los asesores de patrimonios se muestran reconfortados por partida doble. Por un lado, confirman a sus clientes el mantenimiento de las posiciones y de los planes de acción, es decir, se tantean otros mercados, otros domicilios, otros paraísos. Porque los gobernantes reunidos en Pittsburgh la semana pasada han dedicado escasa voluntad al fraude financiero amparado en los paraísos fiscales, y aplicado, también, escasa presión en aportar claridad financiera a todo lo relacionado con esos paraísos: no se ha hablado, ni siquiera pronunciado, la palabra sanciones, algo que ha contribuido a alimentar mayor desconfianza. En cualquier caso, señala un intermediario, “todos tranquilos porque cualquier sistema bancario será capaz de mantener, de una u otra forma, el secreto bancario”. Pero por otro lado, a los asesores de patrimonios les viene muy bien todo el ruido que se viene escuchando desde hace meses sobre un mayor gravamen de las rentas del capital: saben –o les parece- que se trata de un aviso del Ejecutivo sobre por dónde van a ir los tiros en los próximos meses.

Y para aviso el que envía el Ejecutivo español a través de sus responsables económicos a propósito de las célebres Sicav (3.400 en España). Estas sociedades, instrumento financiero-fiscal que da cobertura a grandes patrimonios, sofisticados y, por tanto, gestionados con criterios profesionales y por profesionales, son el blanco más enfocado en los últimos meses por el Gobierno. Hay que ingresar 15.000 millones de euros más para que salgan las cuentas. Y el hecho de que se hayan convertido en el ojo del huracán, puede ilustrar acerca de las intenciones del Ejecutivo, que buscaba una especie de chivo expiatorio que pudiera alcanzar relevancia mediática y que fuera percibido por el común como un elemento de ‘justicia social’. En definitiva, para que los pobres pudieran ver que los ricos también contribuyen con impuestos sobre sus grandes fortunas.

El razonamiento es pacato y zafio, vulgar y absurdo, pero en el partido gobernante ha sido, y es, el elegido para ‘comunicar’ que en una crisis hasta los ricos deben arrimar el hombro. De esta manera las famosas y ya popularmente conocidas Sicav, ya obran en la escena como el hereje de la Santa Inquisición.

Los gestores de grandes patrimonios terminaron el año buscando alternativas de inversión en prevención de los vientos de reforma fiscal que comenzaban a soplar con insistencia. Y desde enero se trabaja con intensidad en nuevos instrumentos financieros, así como lugares de destino de miles de patrimonios. Se puede decir que esos gestores de fortunas no han dejado de trabajar, no han perdido el tiempo. Porque siguen existiendo rincones en el ancho mundo, discretos, y ajenos al imperio de la ley.

En España se necesitan mayores ingresos fiscales, mayor contribución fiscal de todo; ricos y pobres. Estos no pueden escapar, lo tienen difícil, pero los primeros sí pueden hacerlo, y vaya que lo están haciendo: conocedores de que algunas de las entidades y ‘domicilios financieros’ de los países caribeños vienen recibiendo últimamente mayor número de demandas de información ‘oficiales’ y un turismo diferente al de temporada, menos interesado en el ocio que en el negocio. Los intermediarios calculan las alternativas de sus grandes clientes: al igual que se calculan rentabilidades y rendimientos patrimoniales, se calculan las penalizaciones fiscales que tienen los distintos instrumentos en diferentes escenarios geográficos.

Las últimas reacciones de la ministra de Economía, conocedora de los movimientos de capitales, van en esa dirección, en intentar por todos los medios que los grandes patrimonios no emigren y cambien de residencia. No se quiere perder ni la tributación, o ingresos por estos rendimientos financieros ni el control sobre dichos patrimonios, pero, al mismo tiempo, no se quiere perder la oportunidad de transmitir ese deseo de escenificar un gesto de igualdad social ante la crisis. En realidad, ni la primera intención ni la segunda tienen mucho sentido; una por la escasa contribución a la arcas del Estado –aunque todo suma- y otra porque los gestos de estas magnitud y características se olvidan fácilmente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...