edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
04/04/2012
Séptimo Índice de Eficiencia Energética de GNF

Los hogares españoles reducirían su factura energética en 1.400 millones de euros con medidas de ahorro y eficiencia

El principal indicador del Índice registró en 2011 una mejora en los hábitos de consumo de energía
El 55% de la población cree que la eficiencia es ahora más importante que antes de la crisis económica
ICNr

Los hogares españoles tienen un potencial de ahorro energético del 8,38% de su factura, es decir, de 1.407 millones de euros. Esta es la principal conclusión del séptimo Indice de Eficiencia Energética que elabora Gas Natural Fenosa. La energía susceptible de ser ahorrada, 1,35 millones de toneladas equivalentes de petróleo, es similar a la que consumen 40 millones de televisores encendidos durante un año. Asimismo, esa cantidad representa cuatro veces el consumo energético generado por el ‘stand-by’ de los diferentes aparatos electrónicos que tienen los hogares españoles.

Un mejor uso de la energía podría, además, ahorrar la emisión a la atmósfera de 3,4 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), una cantidad equivalente a la que evitarían 274 millones de árboles en una zona tropical o a la que emitiría un avión en 41.656 horas de vuelo (727 vueltas al mundo).

Referencia en la medición de hábitos de consumo

El barómetro de GNF, que se elabora desde 2004, se ha convertido en una referencia en la medición de los hábitos de consumo de energía en España. Este estudio analiza las costumbres que implican un esfuerzo pequeño, pero que suponen un importante ahorro para las familias. Los resultados se obtienen a partir de las 3.800 encuestas, realizadas entre noviembre y diciembre, que preguntan sobre cuatro aspectos diferentes: cultura energética, mantenimiento, control energético y equipamiento.

El Índice de Eficiencia marcó en 2011 una puntuación de 6,65, cifra que presenta un ligero avance respecto de 2010 (6,59). Esta mejora consolida la senda de crecimiento del índice después del estancamiento registrado en 2009. En relación con el primer estudio de 2004 (6,12), el Índice ha experimentado una mejoría del 8,66%.

El responsable del Centro de Eficiencia Energética de GNF, Ramón Silva, valoró el crecimiento registrado respecto del año anterior. En cualquier caso, este avance no refleja el hecho de que el 55% de las personas consultadas consideran que el ahorro de energía es “más importante” que antes de que se produjera la crisis.

Pese al contexto económico, la principal motivación de los encuestados para adoptar medidas de eficiencia energética continúa siendo la convicción de que unos hábitos apropiados contribuyen a la mejora del medio ambiente, una afirmación compartida por el 90% de los encuestados. 

El estudio ha analizado en esta edición el impacto de las medidas que adopta la Administración para mejorar la eficiencia energética de los ciudadanos. La conclusión obtenida es que las medidas normativas son “más rápidas y eficaces” que las ayudas económicas directas.

En el caso de las campañas de concienciación, aunque su influencia es apreciable en algunas pautas de uso, es más difícil dirimir su impacto, ya que el efecto es menos marcado.

Cataluña, Madrid y Aragón, las comunidades más eficientes

Por comunidades autónomas, los hogares de Cataluña son los más eficientes (6,82), seguidos por los madrileños (6,78) y los de Aragón (6,74). Canarias es la comunidad autónoma con el índice más bajo (6,17).

El resto de comunidades presentan los siguientes índices: Andalucía, 6,69; Asturias, 6,56; Baleares, 6,56; Cantabria, 6,68; Castilla y León, 6,54; Castilla-La Mancha, 6,42; Comunidad Valenciana, 6,69; Extremadura, 6,65; Galicia, 6,49; Murcia, 6,64; Navarra, 6,53; País Vasco, 6,46; La Rioja, 6,44.

La muestra arroja importantes diferencias en cuanto al tamaño de hábitat: cuanto mayor es la población, mejores son los hábitos de cultura, control, mantenimiento y equipamiento energético.

Respecto del control energético, los datos reflejan que donde se ejerce un mejor control es en comunidades que cuentan con las mayores ciudades. Destacan en este apartado Cataluña, que ha registrado un aumento significativo respecto de 2010, Madrid y Comunidad Valenciana.

Los hábitos de mantenimiento energético se concentran en mayor proporción en Andalucía, Cantabria, Extremadura y Cataluña; por lo contrario, las que tienen un mantenimiento más deficitario son las comunidades de Navarra, La Rioja, Castilla-León y el País Vasco.

En cuanto a cultura energética, destacan de nuevo Cataluña y Murcia, con un índice superior a los 6,8 puntos. Las comunidades con menor índice son País Vasco, La Rioja y Canarias.

Finalmente, en cuanto a equipamiento, Madrid, Aragón, Asturias y Cantabria son los que tienen mejores índices de equipamiento en sus hogares, con puntuaciones superiores a los 6,2 puntos.

En términos generales, la mejora del Índice Global de Eficiencia parece indicar que, de manera gradual, se está extendiendo la cultura medioambientalmente sostenible en los hogares españoles, lo que se traduce en hábitos reales de mayor control, mantenimiento y equipamiento energético, que además de optimizar los recursos materiales y económicos del hogar, contribuyen al cuidado y mantenimiento del medio ambiente y del entorno.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...