edición: 2308 , Jueves, 21 septiembre 2017
15/03/2016

Los impagados de crédito de baja calidad para la financiación de coches en EEUU, en nuevos máximos

Esas operaciones de activo están empaquetadas en bonos que se han vendido al sistema bancario
Carlos Schwartz
En Estados Unidos se ha desatado un debate sobre la existencia de una burbuja en el crédito de baja calidad para la adquisición de automóviles que tiene inquietos a los inversores. En febrero, el ritmo de los impagos en este sector del crédito subió al 5,16% que es el porcentaje más alto desde el registro de octubre de 1996 que fue de 5,96%. Se trata de los créditos subyacentes a los bonos que se colocan entre inversores institucionales y el nivel de impagados se mide sobre un periodo de 60 días sobre los créditos que dan soporte a bonos emitidos en los últimos cinco años. Esta financiación está destinada a los compradores de coches de segunda mano que no reúnen los suficientes requisitos para el crédito normal. Es una situación similar a la crisis de las hipotecas subprime del 2007 y 2008. Un sector de la industria financiera señala que no hay motivos de alarma porque las ventas de automóviles siguen viento en popa, la tasa de desocupación es sumamente baja, y la actividad económica de país se muestra saludable.
Pero estos argumentos no convencen a los inversores que han comenzado a comprender que el fuerte incremento en la venta de coches tiene que ver con la excesiva facilidad con las que se extienden los créditos para comprarlos. Las pequeñas financieras han tenido que aumentar el interés de los bonos que representan los créditos subprime empaquetados porque ha caído la demanda de este tipo de papel lo que hecho aun más peligroso a este mercado para las entidades de financiación.

“Existe un fuerte incremento en la concesión de créditos, una creciente competencia y las menores exigencias de garantías en lo últimos tres años han contribuido al deterioro del crédito el año pasado”, señala Fitch Ratings. El mercado de financiación de las ventas de automóviles en su conjunto superó el año pasado el billón de dólares empujado por las fuertes ventas de coches. Las emisiones con respaldo de créditos para la adquisición de coches crecieron el año pasado un 17,2% hasta los 82.500 millones de dólares lo que representa el resultado más alto desde 2005.

Fitch tiene bajo vigilancia bonos que representan créditos para la adquisición de coches por valor de 100.000 millones de dólares. De este total un tercio es considerado subprime. La tasa de impagados en créditos para la financiación de coches para clientes solventes creció en febrero un 0,46% lo cual es levemente superior al mes anterior pero en línea con las tasas de hace un año. “Tanto el crédito de primera calidad como el crédito de mala calidad han sido alentados por el alto valor de los vehículos usados en los últimos cinco años que contribuye a moderar las pérdidas en caso de impagos de créditos”, señala el informe de Fitch Ratings. “Pese a ello con los niveles de ventas de coches y la entrega de coches en leasing en niveles históricamente altos al iniciarse 2016, Fitch anticipa que habrá debilidad en el mercado mayorista”, señala el informe sobre el sector de la empresa calificadora de crédito.

Fitch espera una mejoría coyuntural en el mercado del crédito de buena y mala calidad por las devoluciones fiscales de primavera aunque señala que el efecto será menos intenso debido al deterioro del crédito y a una menor demanda en el mercado. Las empresas de financiación al consumo en el sector del automóvil comienzan a reflejar la situación del mercado.

La financiera de Banco Santander en Estados Unidos, Santander Consumer Finance, que se dedica a la concesión de crédito de baja calidad, señaló que en el cuarto trimestre del año pasado la generación de crédito superó los 6.200 millones de dólares y para todo el año fue de 27.900 millones de dólares con un incremento del 6% comparado con 2014. La financiera que ha tropezado con la disciplina de la Reserva Federal en 2014 y 2015, ha elevado las reservas para quebrantos por créditos impagados hasta los 800 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado comparado con los 560 millones en el cuarto trimestre de 2014. Las provisiones para el cuarto trimestre del año pasado “sufrieron el impacto de 41 millones de dólares relacionados con el deterioro de las expectativas de pérdidas sobre los créditos”, señaló SC. Los datos son consistentes con las perspectivas de deterioro que Fitch espera en este sector del crédito en el futuro.

Tras haber rebotado con fuerza desde las profundidades de la recesión que siguió a la crisis financiera internacional de 2007 y 2008, el Índice de Valor de Vehículos Usados Manheim cayo en febrero un 1,4%.
Según Fitch Ratings “Cualquier futura caída en el Manheim, así como de otros indicadores del mercado muy probablemente contribuirán a una mayor severidad de las pérdidas por impagos y darán como resultado pérdidas mayores”.

En un reciente informe la consultora Oxford Economics señaló al crédito de mala calidad para la adquisición de coches como un paradigma del conjunto del mercado del crédito en Estados Unidos. El informe señala que en general el crédito al consumo se muestra resistente, con la salvedad del sector del crédito para la adquisición de automóviles donde se puede esperar un incremento de los impagados.

Que el ciclo del crédito en Estados Unidos comienza a manifestar señales de deterioro es incuestionable. JPMorgan destinó en el cuarto trimestre del año pasado 124 millones de dólares como provisión para créditos en el sector de la energía. La directora financiera del banco, Marianne Lake, señaló que si el barril de crudo se mantuviera en torno a los 30 dólares durante 18 meses el banco debería destinar a esa reserva 750 millones de dólares adicionales. Mientras el contexto económico estadounidense se muestra resistente, hay serios riesgos pendiendo sobre la cabeza de los bancos y las financieras en el país. No son sólo las ventas financiadas de los coches lo que despierta el temor de los inversores. Estas aprehensiones se reflejan en el nivel de cotización de las acciones bancarias.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...