edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
12/09/2017

Los índices de producción industrial vuelven a caer en España sumándose a otros datos negativos

Los indicios de desaceleración de la economía insinúan riesgos para el incipiente ciclo de expansión
Carlos Schwartz
En línea con los datos del PMI de Markit el Instituto Nacional de Estadística (INE) anunció que la variación mensual del Índice de Producción Industrial (IPI) entre los meses de julio y junio, eliminando los efectos estacionales y de calendario, fue del −0,3%. Una tasa inferior en 0,1 puntos a la de junio. El índice se ha movido en territorio negativo en el incremento mensual a lo largo del año con excepción de enero y mayo. El dato de mayo es el más alto de la serie con el 1,4% en el que ha pesado de forma especial la fabricación de productos farmacéuticos, la de automotores y el sector del tabaco. A pesar de que el dato de mayo está corregido de estacionalidad parece poco congruente con la serie. Lo que se destaca en cualquier caso es que el crecimiento interanual comienza a deslizarse hacia abajo y la tasa pasa a ser del 1,9% comparado con el 3% en mayo pasado. Los analistas consultados consideran que la apreciación del euro aun no ha jugado un papel significativo en la modificación de los índices aunque señalan que el crecimiento de la importación de los productos manufacturados ha quitado a la industria española una parte de su mercado interior al mismo tiempo que ha contribuido a debilitar el aporte del sector exterior a la economía.
“Las empresas extranjeras satisfacen una parte creciente de lo que se gasta en el país”, señala un analista de un departamento de estudios del sector financiero. “Si el euro pasa del umbral de los 1,20 dólares el sector exterior español va a mostrar problemas reales”, añade la fuente.

El sector industrial, como el conjunto de la actividad productiva en España, ha basado el incremento de sus márgenes en la denominada “devaluación interna”, es decir en la reducción de los salarios. Es decir que el incremento de la productividad sea un factor sujeto a la capacidad de negociación de la fuerza de trabajo y no a un mayor componente técnico del capital. Por decirlo de forma sencilla la industria ya no tiene de donde sacar para mejorar la productividad a menos que mejore la capacidad técnica del equipamiento.

El crecimiento de la economía europea que de acuerdo con Eurostat será este año del orden del 2,2% sirve de amortiguador a la competencia de las mayores importaciones al ofrecer un mercado exterior europeo con demanda creciente a la producción española. Por el contrario los ingresos por turismo comienzan a mostrar signos de estancamiento. En este contexto la menor aportación del sector exterior al producto interior bruto puede estar indicando que el periodo de la vacas gordas en el sector de servicios puede estar tocando a su final.

La debilidad de los índices de producción industrial se suma por otra parte al menor crecimiento de las ventas minoristas y los índices de confianza empresarial no crecen en línea con periodos anteriores. De acuerdo con el último informe del INE respecto del trimestre que acaba este mes “La diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables denominada Balance de Expectativas se sitúa en 7,7 puntos para el total de España frente a los 9,3 del trimestre anterior”. Los datos de pérdida de afiliación de la Seguridad Social de 179.485 cotizantes de media en el mes de agosto, que representó una caída del 0,97% con respecto al mes anterior, y fijó la media del mes en 18.309.844 inscritos, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social se inscriben dentro de este cuadro.

La caída del poder adquisitivo de los salarios no es neutral respecto de la situación de conjunto. De acuerdo con el estudio difundido por Adecco el salario medio en España ha crecido el 0,3% en el plazo de cinco años aunque al mismo tiempo el poder adquisitivo de la remuneración media en nuestro país registró una caída del 2,4%. El estudio cifra el salario medio en los últimos seis años entre los 1.630 y los 1.640 euros mensuales.

El hecho es que el estancamiento de los salarios, que pueden perder este año hasta un 0,5%, acoplado con la inflación reduce el poder adquisitivo lo que reduce la renta disponible de las familias que a su turno afecta al consumo privado y por ende al nivel de ventas interiores. Esto se refleja en las previsiones de la tasa de crecimiento interanual de consumo privado. El año pasado la tasa fue la más alta desde el 2007 con el 3,2% pero este año las previsiones disponibles son del 2,5%.
Mientras tanto las previsiones privadas para el salario real para 2017 estiman que registrará una retracción del -1,1% comparado con el 0,2 del 2016 y del 0,6 del 2015. Los datos de la Administración Pública registran que el gasto discrecional ha aumentado en el primer semestre del año más de lo previsto, pero esas cifras no indican un incremento de la inversión pública que sigue siendo la más baja en proyección histórica, sino hechos coyunturales como la recuperación por parte de los empleados de las pagas extraordinarias aplazadas como objetivo de ahorro fiscal en el pico de la crisis.

En el trasfondo de la política económica del Gobierno se mantiene en cualquier caso su naturaleza insostenible. La reducción de las cuotas sociales, los bajos salarios y el bajo nivel de afiliación a la Seguridad Social alimentan de forma directa el gasto no discrecional de la Administración en materia de prestaciones sociales y esto empuja al aumento del endeudamiento. El agotamiento del Fondo de Reserva de las Pensiones se esquivó este año con un crédito extraordinario de Hacienda a la Seguridad Social, pero al mismo tiempo la deuda pública de acuerdo con la metodología según el protocolo del déficit excesivo está nuevamente en el 100% del PIB. Si no hay continuidad en una recuperación económica significativa la política económica del Gobierno va a disparar el endeudamiento público para subsidiar una actividad económica ineficiente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...