edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
06/07/2009

Los intereses nacionales diluyen la autoridad del futuro supervisor de la UE entre entidades y foros

Xavier Gil Pecharromán

El Consejo de Ministros de Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) tiene previsto debatir mañana martes un proyecto que tiene como finalidad la mejora de la regulación sobre las provisiones bancarias, para garantizar la solidez de las entidades en periodos de crisis. El objetivo es que el nuevo marco de supervisión europea pueda comenzar a funcionar en el año 2010, aunque, como era de esperar no habrá un supervisor único, sino un sistema muy complejo de órganos y entidades.

El proyecto, que deberá ser votado por los Veintisiete, se propone  reforzar la vigilancia de los riesgos sistémicos, obligar a las entidades a dotarse de capital y provisiones durante los periodos de expansión, mejorar las reglas contables y revisar el mecanismo de fijación de salarios de los directivos.

Existe un acuerdo de base entre los responsables de las finanzas de los Estados miembros, de que la incorrecta identificación y medición de la exposición de los sistemas financieros a los riesgos sistémicos complejos e interconectados, y la falta de reacción ante los que sí se identificaron, han sido una de las principales debilidades que ha puesto de manifiesto la actual crisis.

Es por eso, que una de las medidas que se abordarán mañana en Bruselas es la creación de un nuevo órgano, encargado de la supervisión en Europa, que se dedicará a diseñar, recopilar y analizar toda la información precisa para identificar los riesgos globales del sector financiero. Esta información comprenderá datos macroeconómicos y estados financieros de entidades individuales tratados de una manea agregada.

También, evaluará la importancia de estos riesgos, emitirá alertas y recomendaciones sobre los mismos y deberá asegurarse que se cumplen sus recomendaciones. Además, según el proyecto, deberá mantener un estrecho contacto con el Fondo Monetario Internacional y otros organismos internacionales, para incorporar a sus análisis posibles alertas sobre riesgos globales.
Se trata de que la Unión Europea y el resto de las economías del mundo se vean abocados a una crisis económica como la actual sin haber sido capaces de interpretar los signos que indicaban su llegada.

Las tensiones surgidas con la rémora impuesta por algunos países como Reino Unido, que no quieren una disciplina excesiva sobre su política monetaria, hacen que los primeros pasos de este organismo no estén exentos de polémica. El nuevo Consejo Europeo de Riesgo Sistémico se basará en los bancos centrales integrados en el Sistema Europeo de Bancos Centrales. Se reunirá en Frankfurt, recibirá el apoyo técnico y logístico del Banco Central Europeo y deberá coordinarse con las autoridades encargadas de la supervisión diaria de las entidades financieras individuales.

Los colegios de supervisores tienen el respaldo de la Comisión Europea, que pretende que los 44 mayores bancos europeos, que suman dos tercios de los activos bancarios de la UE, estén controlados por ellos.

La reforma de la supervisión se completará con la creación de otras  tres entidades con carácter de autoridades, que deberán construirse a partir de los comités europeos de supervisores, ya existentes (Sistema Europeo de Bancos Centrales –CEBS-, Comité Europeo de Reguladores de los Mercados Mobiliarios –CESR- y el Comité de Supervisores Europeos de Seguros y Planes de Pensiones –CEIOPS-).

Lo que se busca con la creación de estas tres nuevas autoridades supervisoras, según los informes del Banco de España,  es conseguir una mayor convergencia, cooperación y coordinación entre los supervisores nacionales.

También se  ha decidido crear una red integrada de supervisores denominada Sistema Europeo de Supervisores Financieros (ESFS), que mantendrá separada la supervisión  para la banca, los  seguros y los mercados.

Aunque esas tres autoridades supervisoras tendrán poderes efectivos para tomar algunas decisiones por encima de los criterios de los supervisores nacionales, estos serán los encargados de la supervisión diaria. Así, por ejemplo, podrán elaborar normas técnicas sobre cómo realizar las inspecciones, que los supervisores nacionales tendrán que cumplir. Estas autoridades, asimismo, dispondrán de bancos de datos que acumularán la información financiera individualizada de todas las instituciones europeas y asegurarán una forma de actuar común en toda el UE.

Finalmente, el proyecto incluye también, que además de los supervisores nacionales y de las nuevas autoridades europeas, también vayan a tener un papel destacado los “colegios de supervisores”, de los que habrá uno para cada banco supranacional, con la participación limitada a los supervisores de los países donde la entidad esté implantada, que permitirán reforzar el intercambio de información y la confianza mutua entre los inspectores de los distintos países.

La reforma es compleja, al estilo comunitario, por ello es de esperar que los representantes de los Veintisiete no se líen mañana y monten un sistema tan exhaustivo que sea inoperante en la práctica.

Desde el punto de vista de la contabilidad, los ministros insistirán en la necesidad de flexibilizarlas para permitir a las entidades anticipar las pérdidas previstas, lo que ayudaría a garantizar la dotación de las reservas adecuadas.

Sin embargo, los informes previos al Econfin consideran que no es suficiente con el establecimiento de provisiones frente a la morosidad y abogan también por que las entidades se doten de "colchones" de fondos adicionales para mitigar las oscilaciones en los cambios de valor de sus activos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...