edición: 2825 , Martes, 15 octubre 2019
22/09/2014
España como ejemplo de recuperación

Los internautas acusan a Europa de `vender que España va bien´ para evitar el derrumbe de sus partidos aliados

Un informe publicado por la Comisión Europea alaba las medidas adoptadas en el país y sus efectos positivos en la economía
Los internautas aseguran que los parámetros están `trucados´ para que el informe se convierta en una defensa de las políticas de austeridad
ICNr

Los efectos de las reformas adoptadas durante los últimos años para paliar los efectos de la crisis en los Estados miembros de la UE se han convertido en objeto de estudio por parte de la Comisión Europea. Y, al parecer, España sale bien parada en esta analítica. Según un estudio hecho público ayer, el Estado español es, entre los países de la UE más afectados por la crisis, el que muestra `las señales más fuertes´ de que las reformas estructurales realizadas en los últimos años están teniendo un impacto positivo, seguido de Portugal, mientras que Grecia e Italia parecen quedarse atrás. Otra cosa es lo que la opinión pública considere como avances positivos: si los parámetros del estudio son los equivocados, la recuperación de la que se habla será tan ficticia como la que `vende´ la clase política a los ciudadanos. 

En esta clave analizaron ayer los internautas el estudio publicado por la Comisión, que examina el impacto económico de las reformas del mercado emprendidas por estos cuatro países, pero no incluye los casos de los otros dos países rescatados, Irlanda y Chipre. Su conclusión es que `los variados esfuerzos de reforma en estos países parecen estar empezando a tener un efecto positivo´. `Tanto los esfuerzos de reforma como su eficacia varían entre los cuatro países, con España mostrando las señales más fuertes de que las reformas están empezando a dar sus frutos, seguido de Portugal, mientras que Italia y Grecia parecen quedarse atrás´, señala el informe, elaborado por el departamento de Asuntos Económicos de la Comisión.

El estudio señala que a este lado de nuestras fronteras, los esfuerzos para reducir el coste y la complejidad del proceso de registro de nuevas empresas han dado resultados, ya que la tasa de entrada para microempresas (de menos de nueve trabajadores) en el sector minorista ha aumentado significativamente, del 9,4 por ciento al 11,7 por ciento entre 2010 y 2013. Además, la liberalización del sector servicios ha ayudado a atraer a muchas nuevas compañías extranjeras, en particular en el sector científico y los servicios profesionales, y ello pese a la recesión, apunta el estudio. 

Otro indicador del estudio es la duración de los procedimientos de insolvencia, que ha descendido desde una media de más de 2,5 años a sólo un año para los procedimientos simplificados, lo que según la Comisión ha ayudado a los bancos a reducir el deterioro de sus carteras de préstamos y a los empresarios a cambiar de curso. Además, durante el periodo 2010-2012, sólo Portugal (en un 10,7 por ciento) y España (en un 8,1 por ciento) redujeron la duración de los procedimientos judiciales, algo que de acuerdo con la Comisión puede tener `efectos económicos positivos significativos´.

Eso sí, también hubo `tirones de orejas´ para España. Por ejemplo, en referencia al pago a proveedores: `Pese a las medidas significativas para reducir el número de impagos pendientes por parte de las administraciones públicas, el tiempo medio de pago ha aumentado´, lo que tiene `consecuencias negativas´ en la supervivencia de empresas, asegura el texto. El Ejecutivo comunitario critica también que `el progreso en reformas estructurales ha sido desigual en distintas áreas y, por ejemplo, la reforma de los servicios profesionales y asociaciones continúa retrasándose, y la aplicación de otras reformas, como la del sistema judicial, sigue estando en una fase inicial´.

En todo caso, la conclusión del informe es que `no hay margen para la complacencia´. `Ahora que la presión del mercado se está reduciendo, los países deben seguir plenamente comprometidos en la aplicación de una agenda decidida de reformas estructurales´, apunta la Comisión.

PARÁMETROS INTERESADOS

Mientras, del lado de la opinión pública, la crítica generalizada se centró en la elección de los parámetros en función de los cuáles Europa mide el avance `anticrisis´ de los Estados miembros. Si bien se trata de indicadores cuyos cambios a mejor siempre resultan positivos, no bastan reformas en estas materias concretas para augurar una escalada hacia la salida de la coyuntura. Está bien que los procesos judiciales duren menos, que la creación de empresas sea todo lo rápida que se quiera; pero lo principal –a saber, el empleo, la capacidad económica, el desarrollo del tejido empresarial y, en definitiva, la reactivación de la economía, junto con la necesaria reducción del gasto público- sigue carente de solución. 

Es más, se criticó que ni tan siquiera las leyes creadas para solucionar problemas concretos y graves, como el impago a proveedores, han dado los frutos adecuados. `¿El tiempo medio de pago ha aumentado? ¿Pero no hay una Ley de Morosidad que dice que debe pagarse a 30 días productos perecederos y a 60 días el resto de operaciones comerciales, con imposición de sanciones en caso de incumplimiento? ¿Por qué no se cumple?´, criticó un lector.

En definitiva, es posible que se hayan producido mejoras a ciertos niveles, pero `no gracias a las reformas, sino a que la prima está baja, porque todas las reformas que se han llevado a acabo están hechas para robar al pueblo´. Los lectores señalaron, en este sentido, que `contrariamente a lo que quería el Gobierno, en vez de recaudar más, están recaudando mucho menos´. 

Tampoco faltaron lecturas que apunten hacia lo interesado de las conclusiones del informe: `Ahora se empieza a oír el España va bien 2.0 desde Bruselas y Berlín también. ¿No será porque son las únicos capitales en los que gobiernan los aliados europeos del PPE? Los otros aliados de la política de austeridad, Londres y La Haya, no son del partido de Merkel, y hasta Juncker tendrá que seguir políticas expansivas para que no falle en el primer intento de presentar su nueva comisión europea´, apuntó un lector. En este sentido, para algunos lectores es `evidente que España va mejorando, pero a coste de un incremento en la deuda pública que otros países, como Italia, no pueden permitirse´.

En la misma línea, se comentó que es evidente que `hay que aferrarse a algo para no aceptar la realidad de que las políticas de austeridad descontrolada han resultado un fracaso total´. De ahí el discurso de `España va bien... (y Grecia va fatal, pero entonces diremos que la culpa la tienen los griegos por no aplicar bien las reformas)´. Y es que `es crucial para el establishment esparcir el discurso de las bondades del discurso anterior de austeridad. Hay que vender la moto porque lo que más temen es perder cuota de poder de sus gobiernos gestores´, apuntó otro lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...