edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
14/02/2014
Tras darse a conocer la Circular de Negociación para 2014

Los internautas arremeten contra le CEOE por pedir la congelación o reducción de salarios como pauta de negociación colectiva

Se pide una bajada de impuestos de manera selectiva y justa, así como reducir las cotizaciones a la Seguridad Social, para evitar que el trabajador soporte todo el peso del ajuste
ICNr

La CEOE ha vuelto a convertirse en protagonista para la opinión pública, y tampoco esta vez la patronal empresarial sale bien parada. El detonante de las últimas críticas vertidas sobre ella se encuentra en su Circular de la Negociación Colectiva para 2014, cuya letra pequeña recogió ayer la prensa económica. Sin duda el titular más grave y el que más comentarios despertó entre la opinión pública fue la petición de congelar o reducir salarios, o dicho de otra manera, la recomendación de que los salarios evolucionen `incluso por debajo de la productividad, mientras persista el desempleo (que está en el 25,8 por ciento de la población activa)´.

El documento, que contrasta con la propuesta de actuación de los sindicatos, promete abrir una batalla campal entre ambos sectores. De un lado, los representantes de la masa trabajadora ya han anunciado que `la moderación de los tiempos de la crisis se ha terminado´, mientras que desde la CEOE la voluntad es exactamente la contraria. Para alcanzar este objetivo de retribuciones en los convenios, la patronal -que ha estudiado esta semana un borrador de la propuesta-, recomienda a las empresas que, a la hora de negociar con los sindicatos, se valgan de argumentos como `los datos de producción o ventas, los beneficios, la situación general de la economía y la evolución de los costes de los países competidores´. Todo ello con u objetivo clave: `Superar la indexación [respecto al Índice de Precios de Consumo] como elemento básico en los salarios, como ha ocurrido en el resto de los países de la zona euro´, según la circular de convenios.

No ha sido el único asunto en el que la CEOE ha `despuntado´ durante la semana. También la reforma fiscal que prepara el Ejecutivo ha dado lugar a todo tipo de recomendaciones por parte de los sectores interesados en sus efectos. Entre ellos, el de los empresarios. Por ello, la patronal se convirtió ayer en una de las protagonistas de la jornada también por la presentación de su propuesta para la reforma fiscal que el Gobierno pondrá en marcha a lo largo de este año. En líneas generales, la patronal pide eliminar el gravamen complementario en el IRPF introducido en 2011, bajar el tipo nominal de Sociedades, reducir las cotizaciones sociales que pagan las empresas y eliminar el Impuesto de Patrimonio. Pero sin duda el titular más grave y el que más comentarios despertó entre la opinión pública fue la petición de congelar o reducir salarios.

Otros sectores, como el de los trabajadores autónomos, no tardaron en expresar su opinión ante las propuestas de la patronal: la organización de autónomos UPTA criticó ayer a la CEOE por proponer, de cara a la próxima reforma fiscal, igualar la tributación entre empresas y autónomos y la eliminación del sistema de módulos, al que están acogidos casi 600.000 trabajadores por cuenta propia. Para UPTA, con esta propuesta, la CEOE vuelve a demostrar que `se esfuerza tan sólo en representar los intereses de las grandes empresas´. `Como es habitual se olvida de las necesidades de las más pequeñas y de los autónomos, que representan casi el 90 por ciento de toda la estructura empresarial española´, denunció el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna.

UNA SITUACIÓN INSOSTENIBLE

Mientras, del lado de la opinión pública, ésta expresó su más duro rechazo a las medidas propuestas por la patronal empresarial, y auguraron un `estallido social´ ante los abusos que el sector empleador está cometiendo con la `excusa´ de la coyuntura económica. Casos como el del ERE de la embotelladora de Coca-Cola -que se suma a otros cientos de ellos `perpetrados´ de forma más laxa desde la llegada de la reforma laboral- se encuentran en la retina de los internautas y sirven como apoyo argumental para denunciar cómo muchos negocios -especialmente los grandes- recortan en salarios y en mano de obra mientras sacan del país sus beneficios para eludir el pago de impuestos. Y todo ello, con el beneplácito de las leyes y del Gobierno, al que se acusa de tener como prioridad absoluta la protección del lobby empresarial.

El resultado es una opinión pública muy sensible ante cualquier noticia que perjudique los intereses de la llamada `clase trabajadora´, más aún teniendo en cuenta la falta de tacto que, a juicio de muchos, existe desde las instituciones hacia el problema del paro. Lo mismo cabe decir de los pequeños empresarios y autónomos, que no ven como un buen trago tener que despedir a sus empleados, pero que en muchos casos no ven otra salida: `Esto va a explotar. Cada día hay más locales comerciales vacíos. Los grandes se comen al pequeño aunque pierdan dinero en el intento. Las pymes están en las últimas. Bajan precios para intentar sobrevivir unos meses más y muchas no cierran porque no tienen para indemnizar al personal. Gente que ha dado empleo durante años y ahora tienen que vender lo poco que tienen para liquidarlos. No pasa en ningún otro país del mundo. De locos. De esta no saldremos. Garantizado´, sentenció un lector.

En definitiva, las quejas se repiten desde el lado de los trabajadores, pero también desde el empresarial -sobre todo de pequeño tamaño-, en reclamo de medidas que permitan llegar a un punto intermedio. `Estamos asfixiados, y aguantamos porque nos podemos comer los ahorros o tirar de unos padres que nos ayudan. No sabemos desde hace cuatro años lo que son vacaciones, cada vez pagamos más en todo y no le podemos aumentar el precio al cliente porque el de al lado no lo hace y al final vemos como caen, porque a la larga no pueden sostener esos precios. Nos es mejor cerrar ciertos horarios que tener abierto y contratar a alguien´, sentenció un lector.

Por ello, se vuelven a reclamar las medidas clásicas: bajar impuestos de manera selectiva y justa, así como reducir las cotizaciones a la Seguridad Social, problema clave para los empresarios. De lo contrario, el ajuste `se acaba repercutiendo sólo mediante la bajada de salarios´, de modo que, nuevamente, `pagan los de siempre´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...