edición: 2891 , Lunes, 27 enero 2020
14/06/2014
Reacciones a la sentencia de la Audiencia Nacional

Los internautas celebran la nulidad del ERE de Coca-Cola y arremeten contra la reforma laboral

Los lectores valoran positivamente la actividad de los jueces para poner freno a la `barra libre´ de despidos iniciada por las empresas
Del lado contrario, los defensores del despido libre aseguran que estas decisiones minan la contratación y asustan al empleador
ICNr

La nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Coca-Cola sobre 1.190 empleados, dictada el pasado viernes por la Audiencia Nacional, se convirtió en una de las noticias más comentadas del fin de semana. Como ya ha ocurrido con otros grandes despidos masivos anulados en instancias judiciales, la noticia se convirtió en foro en el que criticar la reforma laboral de 2012 y, en especial, el uso abusivo y laxo que han hecho de ella muchas empresas. Por eso se celebra que la `barra libre´ que pretendía el sector empresarial siga acotándose por parte de los jueces, más aún si son los tribunales de mayor peso los que ponen coto a las prácticas abusivas. 

En el caso de Coca-Cola Iberian Partners, que afectó finalmente a 821 trabajadores y que supuso el cierre de cuatro plantas de la empresa, la resolución implica que se tendrán que reincorporar los trabajadores afectados a sus puestos de trabajo –con el consiguiente pago de los salarios de tramitación dejados de percibir durante estos meses-, aunque todavía es posible que la empresa recurra ante el Tribunal Supremo. En cuanto a los argumentos en que se basa el fallo judicial, la Audiencia Nacional asegura que la empresa vulneró el derecho de huelga y su obligación de informar a los trabajadores. Además, el ERE es nulo porque la fusión de las embotelladoras no se llevó a cabo apropiadamente.

Uno de los puntos clave de la sentencia se encuentra precisamente en la falta de `limpieza´ en la negociación. En concreto, el fallo asegura que `la empresa ha incumplido sus obligaciones informativas cuando en el informe técnico no se proporcionan los datos precisos para identificar la causa organizativa alegada y valorar su entidad real´. También habla de `manifiesto incumplimiento´ de las obligaciones empresariales de consulta, información y negociación sobre el cambio de titularidad de la empresa. Se trata de una de las causas más comunes de anulación de Expedientes de Regulación de Empleo desde que arrancó la reforma laboral. 

A ello se suman las prácticas de `esquirolaje´ llevadas a cabo por Coca-Cola con la `finalidad y efecto´ de `aminorar las consecuencias del ejercicio por los trabajadores del centro de Fuenlabrada de su derecho constitucional de huelga´. En concreto, Coca-Cola modificó rutas de distribución de producto desde otras fábricas a Madrid, donde tenía lugar la huelga masiva en la planta de Fuenlabrada. En este punto, la resolución recuerda que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social investigó esos hechos y los consideró contrarios al derecho fundamental de huelga y constitutivos de infracción administrativa.

En definitiva, tal y como concluye la Audiencia Nacional, no existió buena fe, asegurando que la forma de proceder, al constituir el ámbito del despido sin ni siquiera haber informado a los trabajadores del cambio de empresario, no puede en modo alguno considerase conforme con `una mínima exigencia de buena fe negocial.´ `Concurre por ello causa de nulidad del despido colectivo´, subrayan.

COTO A LA REFORMA LABORAL

Del lado de los internautas, las críticas a la forma de proceder de la empresa fueron generalizadas, tanto como la celebración de la sentencia. Los lectores aseguraron que el empresario español `no es capaz ni de cumplir unos mínimos requisitos de forma´ a la hora de aplicar una norma que, ya de por sí, se lo pone infinitamente fácil al empleador para tomar cualquier decisión de reestructuración de plantilla. `Algunos han pensado que la reforma laboral daba barra libre para despedir a cualquiera´, criticó un lector.

Por ello, los internautas se alegraron de la mala imagen cosechada por la empresa a raíz del conflicto laboral. `Mira que bien le ha salido a Coca Cola su ERE. Se lo han echado para atras y ha perdido cuota de mercado por el boicot y manchado su imagen en España, quién sabe si para siempre. Es lo que pasa cuando la avaricia rompe el saco´. Los llamamientos a no consumir las marcas de las que es responsable la empresa se repitieron a lo largo y ancho de la web: `Hasta que no vuelvan a funcionar las fabricas cerradas por Coca Cola, sobre todo la de Fuenlabrada, que era la joya de la corona, seguiré comprando Pepsi o Casera Cola´, comentó, entre otros muchos, un lector.

Para los internautas, el error de Coca-Cola ha sido querer disfrazar de ERE lo que era `un despido como una catedral, es decir, tomarnos por tontos´. `Ahora, si tanto les interesa reestructurar la compañía, que se rasquen el bolsillo y paguen despido improcedente´.  

Con todo, no faltaron opiniones en contra de este criterio. Algunos lectores aseguraron que cuanto más miedo tenga el empresario a despedir, más lo tendrá a contratar. `Una estupenda noticia que hará que otras muchas empresas estén deseando hacer contratos fijos a sus empleados...

¿Tan difícil es comprender que mientras las empresas tengan miedo a despedir aún tendrán más miedo a contratar? ¿Cómo vamos a reducir el paro si las empresas tienen miedo a contratar?

Cuando un empleado sea despedido, todo lo que éste necesita es tener un buen seguro de desempleo que le permita seguir pagando sus facturas y no quedarse en la calle´. En este sentido, los defensores del despido libre y `sin apenas indemnización´ aseguraron que esa es la única forma de que las empresas no tendrán miedo a contratar. Así, aseguran, `generaría mucho más empleo y todos aquellos que tengan la mala suerte de ser despedidos sabrán que tendrán un buen seguro de desempleo con el que seguir pagando sus facturas´.


`¿Cuándo nos daremos cuenta de que la economía actual no es como la que había con Franco, con empresas estatales que no tenían competencia y con empleados fijos y para toda la vida, sino que es una economía globalizada donde las empresas tienen una competencia feroz y hoy tienen clientes y mañana no? Las empresas, sobre todo las pequeñas empresas, nacen y quiebran constantemente. Si todas esas empresas no tuviesen miedo contratar se generaría muchísimo empleo. Y esos empleados no necesitarían tener miedo al despido. Primero, por el seguro de desempleo. Y segundo porque cuando una empresa quiebra nace otra que ocupa su lugar y que necesita empleados. Mientras no cambiemos nuestra mentalidad laboral, mientras nos empecinemos en la rigidez de las leyes laborales, seguiremos condenando a millones de españoles al paro´, sentenció un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...