edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
09/12/2014
Tras los últimos datos de la EPA

Los internautas critican que casi una tercera parte de los españoles cobren de las Administraciones públicas

Se exige el adelgazamiento del sector público, salarios acordes con el mercado laboral privado y una mayor eficiencia
ICNr

El peso de las distintas Administraciones públicas es, a día de hoy, una de las grandes preocupaciones de la opinión pública, al encontrarse íntimamente relacionado con el incremento del gasto público y con el aumento incesante del déficit. Por eso, las cifras sobre el número de personas a las que da de comer el sistema público siempre generan polémica. Ayer se convirtió en noticia que actualmente, 14,62 millones de españoles reciben una nómina procedente de la Administración al final de cada mes, lo que supone que empleados públicos, pensionistas y parados con prestación suponen el 31,46 por ciento del total de habitantes en España. O lo que es lo mismo, casi uno de cada tres españoles vive de lo que recibe de alguna administración.

Tras los últimos datos de la EPA

 

Los datos que ayer despertaron críticas entre los internautas, y que proceden de la última Encuesta de Población Activa (EPA), ponen de relieve que estos 14,62 millones superan a los 14,58 millones que suman todos los ocupados del sector privado actualmente en España. En concreto, la Encuesta, que recoge las cifras correspondientes al tercer trimestre del año, sitúa en 2,92 millones de empleados públicos los existentes en el país, lo que supone aproximadamente uno de cada seis ocupados. A éstos se suman los 9,2 millones de pensionistas contabilizados en noviembre y los 2,4 millones de parados con prestación.

La prensa también se centró en las diferencias existentes entre comunidades autónomas, que no son pocas. Por ejemplo, en Asturias el envejecimiento de la población hace que más del 40 por ciento de la población viva del sector público, es decir, 10 puntos más que la media nacional. También se encontrarían por encima de la media comunidades como Galicia (38 por ciento), Extremadura (36 por ciento), Castilla y León (35 por ciento), Cantabria (34 por ciento), País Vasco (34 por ciento), Aragón (33 por ciento) y Cataluña y La Rioja, con tasas del 32 por ciento.

En cuanto a las comunidades menos dependientes de la Administración, a este lado se encuentran Madrid, Murcia, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Ceuta y Melilla, con tasas inferiores al 30 por ciento del total de la población en todos los casos.

UN VOLUMEN EXCESIVO

Las cifras reveladas ayer se convirtieron en el detonante de un nuevo debate en torno al peso de la Administración y la necesidad de adelgazar drásticamente el número de personas que de ella dependen económicamente. Eso sí, los internautas aislaron del debate el caso de quienes cobran prestaciones, como parados y pensionistas. Son sectores que engrosan en gran medida las cifras finales pero que dependen de pleno derecho de la Administración, que precisamente existe, entienden los lectores, para proteger a los ciudadanos cuando sea necesario. `Esto de meter a los pensionistas y a todos los parados como receptores de nóminas públicas es una chorrada. Los pensionistas, salvo los de la pensión no contributiva, no comen del presupuesto y, por tanto de los impuestos, sino de las cotizaciones de los trabajadores. Hay que afinar un poquito más y no meter a todo el mundo en el mismo saco´, criticó un lector.

Otro punto bien distinto es el de los trabajadores que desempeñan su labor para este sector. Es en este ámbito en el que se centran las críticas, y ello porque los internautas presuponen que la ineficiencia y los sueldos `inflados´ son la tónica general para esta categoría de empleados, sin llevar a cabo una distinción objetiva entre las distintas tipologías que se engloban en este sector. Es, en resumidas cuentas, lo `clásico´ en España: `Uno trabaja y tres miran´, aseguró un lector. Por ello, se consideró imprescindible llevar a cabo dos tareas poco populares pero necesarias: introducir criterios de eficiencia de carácter obligatorio para todo trabajador público, y reducir los sueldos para ajustarlos a la realidad del mercado privado de trabajo. `En ningún país liberal se pagan nóminas tan altas en comparación de la riqueza del país como en España.

El día en el que la mayoría de la gente no quiera ser funcionario, entonces España ira bien. Ahora en España la mayoría de la gente quiere ser funcionario´, sentenció un lector.

Además, los lectores se mostraron convencidos de que las cifras siempre son más dramáticas de lo que parecen ser. `Son muchos más. Se han dejado de contar las empresas de obras públicas que viven de los contratos del Estado y los medios de comunicación que reciben subvenciones y publicidad institucional´, apuntó un lector. A ello se suma que la estadística publicada ayer realiza la comparación teniendo en cuenta la población total, no la población activa empleada, que `son 17 millones´. El resultado es que `ya casi son más los que viven del cuento que los que trabajan´, algo que, para la opinión pública, `huele a crash en toda regla´. El problema del enchufismo también salió a relucir en los comentarios de los lectores, y éste se achaca directamente a PP y PSOE, aunque no se pone en duda que este problema se daría con cualquier partido político que llegara al poder, porque se asocia a la `clase política´ en particular y al `carácter español´ en general.

De otro lado, los internautas también comentaron cómo los datos que arroja España podrían no ser tan dramáticos si se ponen en relación con los de otros países de Europa. `La población dependiente del sector público, mucho me temo, sería muchísimo más elevada en Italia o Francia, por ejemplo. Si nos vamos a los países escandinavos ya el porcentaje puede salirse de la tabla. No publiquemos datos sesgados y sin punto de comparación para sembrar el tremendismo´, criticó un lector. Así, algunos aseguraron que un `país moderno tiene un sector público fuerte que no colisiona con el tejido privado que, necesariamente, tiene que ser robusto y dinámico para que esta sociedad funcione´.

En la misma línea, se comentó que el número de funcionarios en España `sigue siendo tres veces menor que en Dinamarca, Suecia o Finlandia´. Sin embargo, parece que `esos no son los países de referencia para España´, que prefiere `eliminar unos cuantos empleos públicos más para parecernos más a Portugal, Italia o Rumania, que sí parecen ser la referencia´. 

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...