edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
17/03/2014
Montoro sacará nuevos productos de los tipos reducidos

Los internautas critican una futura alza del IVA que promete enterrar aún más a la clase media

Los lectores auguran un mapa fiscal en el que se acabe pagando más por comprar productos básicos que por adquirir arte
Se pide al Ejecutivo que reduzca el gasto público como requisito imprescindible para poder seguir `apretando el cinturón´ al contribuyente
ICNr

La opinión pública sigue alerta ante las declaraciones de los miembros del Ejecutivo con respecto a un posible retoque del IVA. El pasado viernes fue el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el encargado de añadir más leña al fuego en un debate en el que lleva todas las de perder teniendo en cuenta que, para los lectores, no hay reforma válida si no implica rebajar el tributo, cosa que, de momento, parece altamente improbable. Al contrario, Montoro aseguró que el futuro de este impuesto pasa por la reclasificación de determinados productos gravados hasta el momento por los tipos reducido y superreducido. No se descarta recurrir a esta fórmula en la reforma fiscal que prepara el equipo de Montoro, a pesar de que hasta ahora se negaba tal posibilidad.

La petición de volver a reformar el IVA no parte sólo de Economía, sino que encuentra su punto de apoyo en las recomendaciones que los expertos han hecho par ael Gobierno, y que quedaron resumidas en un texto presentado el pasado viernes. Con todo, los internautas tienen claro que sus intereses y los de los distintos lobbies encargados de opinar en estos casos suelen ser completamente opuestos. Nada en posiivo se esperaba de aquel texto, del mismo modo que no se espera del propio Ejecutivo, al que se considera totalmente de espaldas a su electorado. 

En medio del debate que en sentido amplio se desarrolla en torno a la fiscalidad del pais, la prensa corrió la voz de que fuentes próximas a Hacienda aseguran que en el Ministerio analizarán todas las propuestas de los sabios referentes al IVA. Además, las mismas fuentes habrían reconocido que habrá que recalificar inevitablemente ciertos productos, teniendo en cuenta que actualmente el 50 por ciento de la base imponible del IVA está gravada a los tipos más bajos, del 4 y el 10 por ciento. Eso sí, se siguen mencionando determinadas lineas rojas que no se pretenden saltar, como la que protege al sector del turismo. Montoro ha citado la exclusión de esta rama de la ecoomía en distintas ocasiones y, según las mismas fuentes, esa promesa no se incumplirá, dado que lo contrario implicaría poner más trabas a un grupo ya de por sí muy afectado por la crisis. 

Sin embargo, los internautas no dejaron de recordar que la protección a sectores determinados no deja de ser discriminatoria, especialmente cuando las grandes bolsas de injusticia se encuentrna en la palicación de tipos elevados a productos de consume básico –y, por tanto, generalizado-  que no se retocan a la baja a pesar de ser necesario para cubrir mínimos existenciales. Los ejemplos son muchos: la crisis se ha llevado por delante a la clase media y todas las familia que han perdido su poder adquisitivo previo de la noche a la mañana no cuentan con ninguna ayuda al consume que les permita mantener un nivel de vida digno. En contraste con la protección al turismo, los lectores ven ridícula la especial protección a aquel sector, y abogan por dar prioridad a las familias como principal sustento de la economía del país. 

La opinión pública sí celebró que, según las mismas fuentes, también se descarte rotundamente que pueda haber una subida del tipo general, dado que últimamente se había especulado con un alza del 21 al 23 por ciento, que también se ha venido reclamando desde Europa. Y es que, para los lectores, un alza de este tipo sería `un suicidio electoral´ para el Gobierno pero, sobre todo, la mayor bofetada posible para los contribuyentes, ya agobiados con los incrementos experimenados en la tributación del consumo –y en general-  durante los últimos años. 

El último ejemplo se encuentra en los productos sanitarios, cuyo IVA ha pasado del 10 al 21 por ciento a raíz de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de enero del pasado año en la que se instaba a España a ello para no exponerse a sanciones millonarias. Con todo, los tribunales europeos permiten una serie de excepciones en este grupo, como los medicamentos, otros productos empleados para prevenir enfermedades o los artículos de higiene femenina.

En el Ministerio reconocen las dificultades que entraña una reforma que, al menos en sus prolegómenos, no se ha planteado barreras a la hora de revisar de arriba a abajo el actual modelo tributario. Ponen el acento en que, si la coyuntura económica mejora, sí habrá margen para ir más allá y tomar otras decisiones como la rebaja en las cotizaciones sociales, que esta misma semana reclamaban desde la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). El grupo de sabios al que ha acudido Hacienda también es partidario de la medida.

EMPOBRECER A LOS MÁS DESFAVORECIDOS

Los internautas se valieron de las últimas noticias sobre el futuro del IVA para asegurar que, una vez más, la política del Gobierno va `diriguida a empobrecer a las clases más desfavorecidas, después de haberse cargado a la clase media´. Todo menos obligar a los ricos a pagar más: lo adornan con eufemismos, pero la realidad es que van a machacar más, si se puede, al que más problemas tiene´, sentenció un lector. Ejemplos no faltan, y los internautas se apoyaron en la reciente reducción de tipo de IVA para las entregas de obras de arte, una ayuda que se consideró en su día tan innecesaria como insultante para quienes se ven asfixiados por la carga impositiva que soportan. 

En este sentido, desde el Departamento que dirige Cristóbal Montoro ponen el acento en que hay que cumplir con la reducción del déficit, por lo que consideran imprescindible que el nuevo sistema garantice la suficiencia financiera. Sin embargo, da la impresión de que la forma de repartir esa carga siempre se lleva por delante a `los más desfavorecidos´ mientras, por otro lado, los hábitos de gasto público no cambian hacia un modelo más eficiente. `Al final solo trabajaremos para pagar impuestos para que esta chusma viva como faraones´. `No se esperaba menos de esta gente; cuanto más caros los productos básicos, más pobreza.
 ¿A quién llaman sabios?´, apuntó un lector. `Al final terminaremos pagando el IVA de las patatas al 21 por ciento y el de la obra de arte al tipo reducido. Inaudito´, criticó otro internauta.

Además, la opinión pública se mostró cansada de eufemismos y pidió a Montoro que se dirija con claridada los ciudadanos a la hora de explicar las reformas que vendrán: `¿Por qué no lo llaman por su nombre? Subida, en lugar de reclasificación. 
Si las reclasificaciones son del 4 al 10 por ciento o del 10 al 21 por ciento, de lo que estamos hablando es de subidas de impuestos del 150 o 110 por ciento´, apuntó un internauta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...