edición: 2831 , Miércoles, 23 octubre 2019
07/06/2011
DIARIO DE LAS REDES SOCIALES

Los internautas cuestionan el ERE de Telefónica y la eficacia de la reforma de la negociación colectiva

La opinión pública considera que el Gobierno va a hacer una reforma de los convenios colectivos “descafeinada” y “de cara a la galería”
ICNr

La propuesta del ERE de Telefónica ante el Ministerio de Trabajo con el que pretende reducir la plantilla de su filial española levantó, desde su publicación, una gran polémica en la red. Ahora, la controversia se repite cuando se da a conocer que Telefónica gasta en personal más del doble que sus rivales en España. Unos internautas ‘comprenden’, aunque con matices, la decisión de Telefónica y la justifican en pro de aumentar su competitividad, otros critican el coste social que esta decisión, si se adopta, puede acarrear.

Telefónica tiene la plantilla más cara del sector de las telecomunicaciones en España. La operadora gastó 2.658 millones de euros, durante el pasado año, en pagar a los 34.000 empleados que tiene en España, un 14,2% de sus ingresos. En el mismo año, Vodafone destinó a gastos de personal un 7% de sus ingresos en España, mientras que Orange dedicó un 6,4% de su facturación a remunerar a su plantilla. Ono se acerca algo más a los números de Telefónica, aunque sus costes de personal, de 141 millones anuales, representan un 10,9% de su facturación total.

Ante estos datos, los internautas consideran que los gastos de personal de las tres operadoras no se pueden comparar y que todo radica en “un problema de competitividad”. “Lo que habría que comparar –según apuntan- son los empleados propios de cada operador con los de las empresas que subcontrata cada uno. O sea, puestos directos e indirectos. Si se tiene una mayor plantilla, una solución es la de subcontratar menos externos y dar el trabajo a los internos, pero, lamentablemente, el personal que le sobra a Telefónica no es apto para este tipo de tareas”.

De los 2.648 millones de euros que gastó Telefónica en su plantilla en 2010, unos 2.170 millones correspondieron a personal dedicado a su negocio de telecomunicaciones fijas. También la inmensa parte de su plantilla está adscrita a este negocio, concretamente 28.000 de sus cerca de 32.400 empleados. La desproporción entre el coste de la plantilla dedicada a telefonía fija y móvil se evidencia en que la primera, que supone el 80% de los costes totales de personal, aporta apenas el 55% de la facturación del grupo en España. Y es que la división de fijo cuenta con los empleados con mayor antigüedad, por una razón tan obvia como que, hasta la década de los noventa, no existía un negocio de telecomunicaciones móviles. En los últimos años, además, la plantilla de Telefónica se ha ido encareciendo. Así, tomando en consideración solo el personal destinado a los negocios de telecomunicaciones fijas, su coste pasó del 16,3% de los ingresos de esta división en 2008 al 20,5%.

Además, los ingresos que generan estos negocios se han reducido en los últimos años, por el menor consumo de minutos de voz y la fuerte competencia en el mercado de acceso a Internet, que obliga a multiplicar las promociones. Con menos ingresos, la proporción de los costes de personal aumenta año a año.

Ante estos inconvenientes algunos internautas comprenden la decisión de Telefónica de presentar un ERE. Consideran que “como clientes de Telefónica todos queremos la mejor tarifa posible y no tener que cambiar de compañía para obtenerla, y como accionistas también queremos la mayor rentabilidad a nuestra inversión, así que si no estamos dispuestos a pagar más caro el servicio ni a tener acciones poco rentables, no tenemos más remedio que aceptar esta situación que es lógica e inevitable. Más que nos pese por lo que significa socialmente”.

En contra de esta opinión, otro lector puntualiza: “Solo hay un pequeño matiz. Esta compañía se creó con el dinero de los españoles y tendría que tenerlo en cuenta, ya que gana miles de millones de euros”.

REFORMA ‘PRUDENTE’ DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA
También relacionada con el empleo es otra de las noticias más debatidas hoy en la red. Se trata de las declaraciones del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, en las que asegura que la propuesta de reforma de la negociación colectiva que va a presentar el Gobierno será “prudente y tranquila”.

Tras la polémica genera la semana pasada por la ruptura de la negociación entre sindicatos y patronal para elaborar conjuntamente una propuesta de reforma de los convenios colectivos, ahora el Gobierno afirma que su propuesta, que aprobará el próximo viernes, será prudente y "no abandonará el equilibrio". Gómez insistió en que tomará como referencia los avances que hubo en la negociación entre los sindicatos y los empresarios antes de la ruptura del diálogo y que "potenciará" la flexibilidad interna de las empresas pero "sin desproteger a los trabajadores".

Esta declaración de buenas intenciones de Valeriano Gómez, no ha sido muy bien acogida por la opinión pública y considera que “esta es la respuesta a los que querían que ZP acabase la legislatura. Todo a medias, nada acabado y lo que se acaba no importa porque no vale para nada. Un año perdido de recuperación de España y los mercados vigilándonos. La partida pinta en bastos y nos las van a dar todas en el mismo carrillo, como decía Gandalf en el Señor de los Anillos, corred insensatos”.

Por su parte, el viernes pasado, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, ya señaló que el Ejecutivo "va a usar la base acordada por sindicatos y patronal" para diseñar la ley.

Ley que no cuenta, a priori, con la confianza de los internautas, en opinión de uno de ellos, “el Gobierno va a hacer una reforma descafeinada, de cara a la galería, pretendiendo hacer creer que toda cambia, sin que cambie nada realmente. Para esto, que convoquen de una vez elecciones. Los más perjudicados por la crisis –los cinco millones de parados- seguro que se lo agradecen. Así al menos tendrán una posibilidad de salir adelante unos meses antes”. De opinión semejante es otro lector para quien “el Gobierno va a hacer una reforma de medio pelo y los mercados castigarán a España. Está cantado”.

Por su parte, Ignacio Fernández Toxo, el secretario general de CCOO, ha pedido al Gobierno que evite hacer un "estropicio" con la reforma de la negociación colectiva. Ante este aviso un internauta considera que Toxo y Méndez vuelven a “amenazar al Gobierno y los sindicatos sólo miran por sus intereses y no por la creación de empleo”. Y augura, “si el Gobierno no se atreve a realizar una reforma laboral como la que necesita de verdad España tendremos un empeoramiento del paro por la rigidez laboral”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...