edición: 3055 , Lunes, 28 septiembre 2020
15/05/2013
Tras la propuesta de Bruselas

Los internautas dan su negativa más rotunda al contrato único que propone Bruselas

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sorprende al hablar de una supuesta inconstitucionalidad de este modelo
Tanto la responsable de Trabajo como el equipo comunitario desconocen, a juicio de los lectores, la realidad del panorama español
ICNr

El contrato único del que ha hablado Bruselas los últimos días ha despertado toda una oleada de reacciones institucionales y ciudadanas que pueden resumirse en una palabra: rechazo. La propia ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseguró ayer que el contrato único que ha instado a establecer en España el comisario europeo de Empleo, Lázló Ándor, ya fue estudiado en su día por el Gobierno, que concluyó que `no entran dentro de la doctrina constitucional española´. No ha sido la única. Incluso desde la CEOE, su presidente, Juan Rosell, aseguró ayer que tal propuesta para reducir el paro y la dualidad en el mercado de trabajo es `muy atrevida´, recalcando que la gran presencia de la industria y los servicios en el panorama laboral español hacen necesarios `diferentes tipos de contrato´. 

Para los internautas, por su parte, las sugerencias de Ándor dejan claro que desde Bruselas se conoce poco o nada sobre la estructura económica del país, una prueba más de que la política adecuada es hacer oídos sordos a sus peticiones. Al menos, se celebró que la respuesta del Ejecutivo -con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la cabeza- fuera contundente, aunque con matizaciones. Apelar a la constitución cuando los ciudadanos consideran que ésta vive en una permanente violación no es, a juicio de la opinión pública, la opción más inteligente. 

Lo cierto es que la negativa de Rajoy, un presidente inevitablemente famoso por sus escasas y descafeinadas intervenciones públicas, despertó algún que otro halago y muchos más `silencios positivos´ entre la opinión pública. Su posición fue rotunda: no está entre los planes del Ejecutivo modificar de nuevo el marco laboral. `Estamos en proceso de evaluación y ya le puedo adelantar que estamos muy satisfechos. No tenemos intención de cambiar ni en una ni en otra dirección´, advirtió tras una reunión con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho. Es el tipo de política que se reclama al líder del PP: mano dura frente a Europa y la fijación de límites infranqueables, aunque lo cierto es que, en este sentido, el presidente llega bastante tarde.

Similar respeto despertó `por una vez´ Báñez, quien comentó ayer, continuando lo ya dicho por Rajoy, que el Gobierno ya ha descartado el contrato único. La respuesta del PP ha sido otra, la de poner en marcha otras modalidades de contratación que se introdujeron con la pasada reforma laboral y que, a su juicio, `están funcionando´. `Hemos reducido la dualidad de los contratos, con tres puntos menos de temporalidad en un año tan difícil como 2012´, aseguró la ministra, quien añadió que `lo que ha hecho el comisario europeo es respaldar la flexibilidad de la reforma laboral´.

Con todo, los lectores matizaron las declaraciones de Ándor y aseguraron, en la misma línea que lo hizo Báñez, que las declaraciones del comisario europeo eran más una reflexión que una guía o instrucción. Fijadas en su contexto, el comisario aseguró que ante el actual momento de elevado paro en España, la Comisión no ve urgente una mayor flexibilización del mercado de trabajo, `a no ser que sea la introducción de este tipo de contrato abierto´, apuntando que se trata de una `recomendación´ de la Unión Europea como una posible solución a a segmentación que aún existe en el mercado de trabajo español entre contratos indefinidos `muy protegidos´ y otros `precarios´ de carácter temporal.

Muy perjudicial tiene que ser la propuesta si incluso desde la patronal de empresarios se cuestiona su viabilidad. Aunque Rosell aseguró que le gustaría conocer en profundidad una propuesta `tan potente´, que supondría reformar toda la legislación laboral española -a lo que ha añadido que también desearía conocer si ese contrato único `existe en el país del comisario europeo de Empleo, Lázló Ándor´-, aseguró que la propuesta de un contrato único en España no sería conveniente teniendo en cuenta la gran presencia de la industria y los servicios en la economía española, circunstancias que hacen necesarios `diferentes tipos de contrato´.

CUESTIÓN DE CONSTITUCIONALIDAD

Independientemente de que los internautas estuvieran de acuerdo con Báñez en que el contrato único no es la solución, la formula utilizada por la ministra para arremeter contra la propuesta europea no fue la más adecuada. Los internautas se detuvieron especialmente en las palabras de Báñez, quien fue más allá que el presidente al asegurar que la propuesta europea (sobre la que no se conoce ningún detalle) resulta inconstitucional. ^No se qué Constitución maneja la señora Báñez, pero no veo la inconstitucionalidad por ninguna parte. El contrato único podrá ser mejor o peor, y podemos discutir sobre su conveniencia, pero afirmando que es inconstitucional para cerrar el debate está demostrando que no tiene ninguna noción sobre Derecho^, aseguró un lector.

Teniendo en cuenta que la propuesta de Bruselas pasa por crear un contrato que sea un híbrido entre lo precario (que ya existe) y lo rígido, hablar de inconstitucionalidad, para los lectores, es tanto como asegurar que lo que se ha venido haciendo durante los últimos años con los contratos temporales, por ejemplo, es perfectamente ilegal. `Con qué rasero tan diferente miden esta casta cuando les interesa, eso es casi tan cierto como que la justicia es igual para todos´, criticó un lector. 

En este sentido, los internautas no tardaron en sacar a relucir toda la serie de cuestiones que el actual Ejecutivo permite a pesar de su dudoso encaje legal o, cuanto menos, de su justicia. El caso más claro: el de los desahucios. `Me hace mucha gracia como estos políticos que nos ha tocado sufrir hacen uso de la constitución que ellos mismos pisotean con sus políticas erróneas para así justificar lo injustificable...´, criticó un lector. Así, se pudo leer que `inconstitucional es el estallido que han dado las políticas del PP en el empleo de este país, o en los desahucios por parte de sus protegidos los bancos´.

El escándalo de las preferentes también salió a relucir, entre otros: `¿Son constitucionales la estafa de las preferentes, 7 millones de parados, los sobornos para conseguir contratos públicos al triple de lo que deberían pagarse? ¿Quiere usted que siga hablando de la constitución?´, se espetó a Báñez. En definitiva, `si el contrato único es bueno para España y es anticonstitucional, tenemos un problema, y para solucionarlo habrá que cambiar la Constitución.
Pero si no es anticonstitucional tenemos otro problema, y para solucionarlo habrá que cambiar a la ministra de Empleo´, sentenció un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...