edición: 2596 , Jueves, 15 noviembre 2018
14/09/2012
El Ejecutivo empieza a perfilar su criterio

Los internautas dudan que el `banco malo´ valore los activos tóxicos al mínimo valor posible

Se habla de la posibilidad de que la entidad compre a precios muy reducidos para atraer inversión extranjera
La opinion pública no tiene claro que el Gobierno vaya a apostar por reducir las posibles pérdidas del futuro banco
ICNr

La valoración que el `banco malo´ haga de los activos tóxicos que absorberá una vez creado, punto clave para determinar si el precio de la vivienda experimentará el necesario descenso durante los próximos meses, se convirtió ayer en tema de debate en la red. El origen: una noticia publicada por El Confidencial, en la que se asegura que el Gobierno `se ha rendido a la evidencia´ de que el banco malo tendrá que comprar los activos tóxicos de las entidades a precios muy bajos -es decir, inferiores a los que fijan los Decretos `De Guindos´- con el fin de atraer inversores privados. Esas provisiones imponían unos descuentos del 35 por ciento para la vivienda terminada y del 80 por ciento para el suelo respecto a su valor inicial anterior al estallido de la burbuja, algo que resultó demasiado bueno como para ser verdad. A juicio de los internautas, puede que esa sea la voluntad de los posibles inversores, incluida la banca `sana´, pero hasta que no `se firme nada´, se seguirá dando por hecho que el camino será el contrario. 

El origen de la noticia se encuentra en una reunion celebrada el pasado martes por parte de funcionarios de Economía y Hacienda con representantes del sector. Una cita en la que se concluyó, según fuentes internas, que la forma de valoración de los activos no podrá ser la del valor en libros menos las provisiones. Al contrario, deberá suponer descuentos mucho mayores que se traducirán, en caso de irse a mínimos, en unas provisiones adicionales de entre 7.000 y 24.000 millones de euros -que supondrán una mayor inyección de capital público-, según asegura la noticia. A ello se suma sacrificar todo el beneficio que pudieran generar en España durante el año que viene. 

Es la única forma de lograr el objetivo fijado por el Ejecutivo de que al menos el 50 por ciento del banco malo se encuentre en manos de inversores privados, una promesa que supondrá minimizar la exposición de dinero público a las posibles pérdidas de la entidad. Si los activos se valoran muy bajo, habrá menos probabilidades de que la entidad dé pérdidas y, por ello, de que éstas deban asumirse con el dinero del bolsillo de los contribuyentes. Precidamente por ese motivo, los ciudadanos no las tienen todas consigo si la única razón de ser de ese devaluación se encuentra en rebajar el coste del banco malo par alas arcas públicas. A juicio de muchos, el Gobierno ha demostrado repetidas veces que su prioridad no es proteger el dinero público, por lo que el escepticismo ante esta medida fue la tónica general durante la jornada de ayer. 

En todo caso, si el criterio que se defendió ante Hacienda se materializa, el resto de entidades financieras –Santander, BBVA, CAixabank, Popular, Sabadell y Banesto-  se verán obligadas a bajar paralelamente los precios de sus inmuebles y, por ende, a llevar a cabo nuevas dotaciones. En concreto, según Mogan Stanley, el banco malo impondría una rebaja de la valoración de las viviendas terminadas de entre el 10 y el 20 por ciento adicional a las provisiones de los Reales Decretos. Ello supone que las entidades que no requieren rescate tendrían que dotar entre 7.000 y 14.000 millones de euros y, sacrificando también todo el beneficio que generarán en España en 2013. Santander, en este sentido, se enfrentará a menos problemas que el resto de entidades, ya que redujo su exposición total al sector inmobiliario un 18 por ciento el pasado año y, además, está vendiendo más activos que sus competidores. 

ESCEPTICISMO ENTRE LOS LECTORES

La opinion pública, por su parte, no confía en que el Estado haga los deberes como debería, a pesar del ejemplo de Irlanda. `Esta claro, o perdemos los contribuyentes o pierden los bancos... ¿A quien elegirá De Guindos? La duda ofende...´, aseguró un internauta. `Hasta que no lo vea en papel oficial no lo creeré. Hasta que no vea que inversores privados se juegan su dinero porque consideran atractivas las valoraciones a las que adquieren los activos el banco malo. Y que no haya esquema de protección de activos o límites de pérdidas detrás, claro está. En ese momento, me creeré que esto del banco malo no es una estafa nauseabunda al contribuyente, antes no. Son muchas mentiras acumuladas, muchos amagos ya´, resumió otro.

Se dudó también sobre la posibilidad de que el banco malo atraiga inversión extranjera si no es a un coste casi regalado que, a su juicio, no se producirá. `¿Soltaría usted su dinero a cambio de una cuota intelectual de los inmuebles vacíos españoles?

¿Quién está dispuesto a poner su dinero para quedarse con un trozo inespecífico de la basura inmo-hipotecaria del país donde la burbuja-pirámide generacional inmobiliaria global ha sido más estridente?
´, se leyó en la red.
Se puso el ejemplo de los `fondos buitre´ de EEUU, que exigen un 20 por ciento de rentabilidad anual. En este sentido, el banco malo, a pesar de estar exento de impuestos sobre plusvalia y contar con unos créditos por debajo del precio de mercado, `no dará beneficios, pues pagará a un ejército de contratados a dedo, y luego repartirá los mejores bocados a los amigos...a precios de chollo´. Es decir, se seguirán haciendo las cosas `a la española´, con todas sus consecuencias y en todos los frentes posibles, lo que negará todo atractivo para los inversores. 

A modo de resumen, la opinion pública concluyó que los contribuyentes van a cargar con la `socialización de pérdidas´ sí ó sí. 
`Si el banco malo compra los pisos sobrevalorados con dinero público, pagamos.

Si el banco malo compra muy barato y los bancos con problemas necesitan más provisiones del Frob, pagamos.

Y para esto, para un nuevo robo a los contribuyentes ¿hacía falta dar tantas vueltas?´, criticó un lector. Al menos se espera que las cosas `se compliquen para la banca´y que la depreciación del valor de los activos inmobiliarios del banco malo arrastre realmente también a la baja el precio de los activos inmobiliarios de la banca sana. `Para compensar la pérdida de este valor la banca sana tendrá que hacer frente a esa desvalorización a costa de sus propios beneficios´, aseguró un internata.  

Además, se aportaron ideas sobre qué hacer con esos bienes para favorecer, al menos en parte, a los ciudadanos. `El Gobierno debería conformar una solución que pasara porque de este desastre inmobiliario, que estamos pagando todos con los recortes y subidas sociales, todos los españoles tuviéramos la ocasión de aspirar y adquirir algunos de esos activos inmobiliarios, y además que para ello el Estado aportara avales a los compradores´. Sólo se necesita que Hacienda administre todos esos activos inmobiliarios y que la Agencia Tributaria las saque a subasta finalist, como se está haciendo desde hace años con los activos procedentes de los embargos a morosos con las Administraciones. `Claro, transparente, universal y lo más importante, de ejecución inmediata´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...