edición: 2681 , Jueves, 21 marzo 2019
02/09/2014
Tras las estadísticas de ayer

Los internautas echan por tierra las estadísticas y niegan que el precio de la vivienda haya tocado fondo

Acusan a la prensa y a los lobbies inmobiliarios de intentar vender una recuperación del sector que no existe para fomentar las ventas
Los lectores aseguran que el mercado no se mueve en las capas medias y bajas, y censuran la `venta de la nacionalidad´ a compradores de dudosa reputación
ICNr

La marcha de la compraventa de vivienda se convirtió ayer en uno de los temas de la jornada, tomando como marco las últimas estadísticas de los Registradores de la Propiedad acerca del número de hipotecas inscritas. Los datos comienzan a ser positivos, y prueba de ello está en que las hipotecas registradas en junio experimentaron la mayor subida de los últimos ocho años, la compraventa dejó de caer tas ocho meses de descenso, y el precio de la vivienda crece por primera vez en seis años. Sin embargo, el balance de la opinión pública dista mucho de augurar un cambio de tendencia. Para los internautas, el ajuste del precio debe ser mucho más dramático, y más en un contexto de crisis en el que el poder adquisitivo de los ciudadanos ha quedado diezmado. 

La prensa se lanzó a llevar a cabo sus propios análisis sobre la situación del mercado inmobiliario. En este sentido, el optimismo crece entre los analistas, especialmente tras un 2013 que se ha convertido en paradigma de la crisis del sector. Sin embargo, también es cierto que cuando el punto de comparación es tan negativo, resulta más fácil que los avances suenen más espectaculares de lo que realmente son. De ahí que desde foros como pisos.com o idealista.com se recomiende prudencia y cautela. Así, `no hay que perder de vista que venimos de mínimos históricos y que cualquier momento era lógico que se produjera el repunte´, tal y como apuntó ayer el director del gabinete de estudios de pisos.com, Manuel Gandarias, en declaraciones recogidas por elEconomista. A ello se suma que las estadísticas arrojan medias y que el estado de salud del sector es muy distinto en función de si se trata de costa o de interior.

Con este panorama, el debate se centra en identificar en qué punto del camino del ajuste se tocará fondo y se pondrá fin a la caída de precios. En definitiva, qué indicadores servirán para marcar el punto de inflexión en que arranque la recuperación. 

Mientras, según los datos publicados ayer por el Colegio de Registradores de la Propiedad, el precio de la vivienda se incrementó un 1 por ciento en el segundo trimestre de 2014 respecto al mismo período del ejercicio pasado, aunque, según los analistas, estas compraventas se han producido en gran medida entre las capas más altas del mercado –las exigencias a la hora de firmar una hipoteca se han incrementado- y las viviendas más baratas siguen sin moverse en el mercado. De hecho, según idealista.com, tal vez el precio suba porque el mercado de lujo es el único que está moviéndose, mientras que las viviendas de menor precio permanecen inmovilizadas. 

Con todo, desde los precios máximos alcanzados a mediados del año 2007, en la actualidad el precio de la vivienda ya acumula un descenso medio cercano al -32 por ciento, unida a una reducción de la promoción de obra nueva. Eso sí, los expertos coinciden en que, a pesar de que estos datos son esperanzadores, las últimas cifras del PIB español muestran que la inversión en vivienda se contrajo un 0,4 por ciento, acumulando 26 trimestres consecutivo de descensos. La última cifra positiva en este sentido se remonta al primer trimestre de 2007. 

UN AJUSTE MÍNIMO

Mientras, del lado de los internautas, la lectura de los datos sobre compraventa de vivienda y firma de hipotecas es, si cabe, aún más cautelosa. No sólo se niega que la crisis del sector haya tocado fondo, sino que se pone en duda la propia veracidad de las estadísticas y la bondad de las informaciones que las difunden. Parece, a juico de muchos, que existe un `interés´ en hacer públicas noticias que anuncien la salida de la crisis inmobiliaria, precisamente porque ello es lo que puede llevar a que esa recuperación se acabe produciendo. En otras palabras, si se anima a los `dudosos´ a lanzarse a la compra de vivienda asegurando que los precios no seguirán cayendo, ese aumento de la demanda funcionará como detonante para la recuperación. 

Sin embargo, la realidad es más poderosa que las cifras, y los lectores aseguran que en su entorno más cercano no hay cambio que valga: `¿En qué ciudad? ¿En qué barrio?

¿Puede demostrarse la afirmación del aumento de las hipotecas?

¿O son sólo los datos interesados de un sector con el agua al cuello, intentando animar al personal?´, cuestionó un lector. `Veo demasiadas noticias como esta últimamente en la prensa. Como poco, para sospechar´, aseguró otro. 

Del lado de los vendedores, se apuntó hacia la más absoluta ausencia de demanda de compra de vivienda: `Llevo dos años intentando vender un piso y cada mes que pasa tengo que rebajar algo, y ni por esas, y en buena zona. La realidad está en la calle´. Tal vez todo el movimiento se concentre, por tanto, en las compraventas llevadas a cabo por la banca y la Sareb, todos ellos con `grandes descuentos´ y ventajas de financiación que responden a la necesidad de `quitarse de encima´ el stock de viviendas sea como sea. Sin embargo, los lectores apuntan que el vendedor particular no ha captado el mensaje y se niega a asumir una pérdida de valor tal, un factor que tal vez ralentice el ajuste que tanto demandan los potenciales compradores. 

Por otro lado, algunos internautas llevaron a cabo otra lectura, asegurando que el mercado ya está encontrando su punto de equilibrio. Es más, según este punto de vista, `si el precio no sube más es porque el crédito está artificialmente restringido´, frenando, por tanto, la demanda de vivienda en venta. Al contrario, los más negativos recordaron que falta mucho para que la vivienda vuelva a presenta precios que la devuelvan a su condición de derecho para los ciudadanos, y no de `lujo´  para unos pocos con capacidad económica para enfrentarse al pago de una hipoteca a largo plazo. `Mi abuelo y mi padre sólo necesitaron cuatro años de sueldo para comprar piso. ¿Por qué yo tengo que tener una hipoteca de 40 años? No nos engañan más´, sentenció un lector. 

Los lectores también apuntaron hacia otros puntos del problema sobre los que, según denuncian, la prensa no habla. Por ejemplo que `estamos malvendiendo a empresas privadas una parte sustancial del parque público de viviendas que construimos con el dinero de todos, y que ahora beneficiará a los afortunados nuevos adjudicatarios que, aparte de comprar a precio de saldo, se están llevando por delante los derechos de los inquilinos´.

También que `la banca, una vez que los contribuyentes han pagado las pérdidas de su irresponsabilidad crediticia, no tiene empacho en malvender parte del patrimonio gratuito que le hemos regalado los ciudadanos (vía rescate) a precios que incluso no alcanzan siquiera en valor de reposición´.


A ello se suma que las entidades venden `lo peor del inventario, aprovechando que, como tienen el grifo del crédito cerrado a los promotores y ciudadanos particulares (que aún existen)- pueden forzar a los compradores a cargar con la morralla inmobiliaria que les sobra o les molesta´.


Un problema  añadido es la identidad de muchos de los compradores de vivienda en el momento actual. Según aseguró un lector, `en un ejercicio de desvergüenza e irresponsabilidad política y social sin apenas precedentes, nuestro Gobierno, tan estricto en el control de las fronteras de Ceuta y Melilla, ha invitado a los todos los nuevos ricos y patanes adinerados del planeta a adquirir la nacionalidad española por el módico precio de comprar un inmueble en España´.

Esa `invitación´, que recoge la Ley de Emprendedores del pasado otoño de 2013, incluye a `defraudadores, corruptos, asesinos, mafiosos, narcotraficantes, tratantes de blancas y toda la escoria humana que podamos enumerar, con la única condición de que dispongan de 300.000 euros y no pese sobre su cabeza una orden de detención internacional´.


Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...