edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
06/10/2014
Crisis de las instituciones

Los internautas exigen destituciones en masa a raíz del escándalo de las tarjetas `b´ de Caja Madrid

La trama se convierte en detonante de un nuevo debate sobre la crisis democrática e institucional del país
ICNr

El escándalo de las tarjetas `b´ de Caja Madrid sigue acaparando portadas y comentarios en la red. El goteo de implicados y de nuevos ceses toca a cada vez más instituciones, incluyendo a la Casa Real, una realidad que ha llevado a los medios a centrarse en hasta dónde se extiende la trama. La conclusión es una crítica generalizada a las élites políticas, en la que la opinión pública engloba a personalidades de todos los colores e instituciones. No es cuestión, a juicio de los internautas, de izquierdas o derechas, sino de pertenencia a un determinado grupo de poder donde las reglas del juego escapan al entendimiento de la generalidad de los ciudadanos. 

De momento ya son ocho los ceses que se ha cobrado el destape de las prácticas fraudulentas de la antigua caja, y todo apunta a que no será los últimos. Los medios se centraron ayer en los nombres y apellidos de los implicados, apuntando directamente a las más altas instituciones del Estado, en las que muchos de ellos aún tienen cobijo. Como paradigma, la propia Casa Real contaría con un cargo público que aparece en la lista de los señalados como miembros del entramado. Así, el ya monarca Don Felipe mantiene a Rafael Spottorno como consejero privado, cargo al que accedió a finales de junio tras ser cesado como jefe de la Casa Real, según el BOE. Spottorno, que según algunas fuentes habría devuelto una parte del dinero, derrochó entre 2003 y 2012 casi 224.000 euros.

Incluso la antigua Fundación Caja Madrid cuenta aun en su estructura organizativa con alguna de las personas que aparecen en el informe que investiga la Audiencia Nacional a petición de la Fiscalía Anticorrupción. Antonio Cámara, exsecretario de Aznar, es miembro del patronato de la Fundación Especial Caja Madrid, institución que se ha quedado sin presidenta tras la destitución de Carmen Cafranga hace unos días debido a su implicación por el escándalo. Cámara, que gastó 178.000 euros, pertenece también a la junta rectora y el comité ejecutivo de Ifema en representación de la antigua caja de ahorros. Esta empresa pública cuenta también entre sus cargos con Arturo Fernández, en nombre de la Cámara de Comercio de Madrid, otra de las personalidades que aparece en el listado de las tarjetas black, y que ha asegurado qu devolverá los 37.000 euros que gastó. 

Bankia es la otra institución implicada directamente por el escándalo, donde ya no queda ningún implicado. Otra empresa pública que cobija a alguno de los beneficiarios de las tarjetas es Tragsa, perteneciente a la SEPI. Como gerente de la sociedad desde 2013 aparece Javier de Miguel Sánchez, exalcalde de El Escorial. A ello se suman las destituciones producidas en partidos políticos y sindicatos, llegando incluso al Ministerio de Hacienda. También a Fernando Serrano, miembro del Ayuntamiento de Madrid, defensor de los intereses de Alberto Ruíz Gallardón y miembro del Tribunal Económico-Administrativo de la comunidad. No falta algún implicado promotor, para más inri, de las buenas prácticas tributarias, como es el caso de Francisco Moure, que ha sido coordinador del seminario `Ética en las organizaciones y Responsabilidad Social en las empresas´.

Con este panorama, la opinión pública sigue preguntándose hasta qué punto se extiende la trama y, en general, cuánta `limpieza´ es necesaria en las instituciones para regenerarlas desde dentro y convertirlas en dignas de un país democrático. No sólo se trata del caso de las tarjetas `b´, sino del funcionamiento habitual de este tipo de sociedades, cuya opacidad y malas praxis se han convertido, al calor del boom económico de hace unos años, en el día a día de su gestión. El mayo problema se encuentra precisamente en que los internautas no se extrañan ante la dimensiones del escándalo; al contrario, se muestran preparados para lo peor y asumen desde el primer momento que la cúpula del país se ha convertido, según las palabras de los lectores, en un `nido de corrupción´ cuya limpieza es tarea imposible. 

Ante este panorama, los lectores hablan de `vergüenza´ de las instituciones que les representa, especialmente de la banca y de sus directivos, más aún si se pone este caso en relación con todo el `daño´ que este sector ha provocado a los ciudadanos, a través de desahucios, preferentes, cláusulas suelo y demás prácticas. La propia prensa ha relacionado situaciones como el rescate financiero a Caja Madrid con la presencia de esas cuentas fraudulentas, como signo de la falta de ética de la entidad. Los internautas reclaman, en este sentido, investigaciones en profundidad en el resto de cajas de ahorros, que ya han sido anunciadas por Hacienda. `Esta gentuza no tiene remedio, roban y no sólo no van a la cárcel, ni siquiera dimiten y devuelven lo que nos han robado
. Y digo robado
 porque la intervención de Bankia, en principio, nos ha costado mas de 20.000 millones de euros a todos los españoles´, sentenció un lector.


Tampoco faltaron duras críticas hacia las asociaciones de empresarios, con Arturo Fernández a la cabeza `metido en todos los fregados´. Pero, por encima de todo, los internautas apuntan directamente a los miembros de partidos políticos, como representantes directos de los ciudadanos, y exigen una regeneración a gran escala dentro de sus filas. De hecho, son muchos los que piden directamente desterrar del panorama electoral a las dos grandes fuerzas políticas del país –como mínimo- como castigo por ésta y otras muchas malas prácticas durante los últimos años. `Nuestra venganza a tanta sinvergüencería será que jamás vuelva a gobernar ni PP ni PSOE´, sentenció un lector, pidiendo además un referéndum sobre el mantenimiento de la Casa Real como institución. `¿Que hacia Urdangarín? Pues eso, lo que veía. Lo que pasa es que alguien tiene que pagar, y de devolver el dinero nada de nada. En este país la corrupción es sistémica, y además tenemos un problema de difícil solución. El arreglo ha de venir de parte de los ladrones, así es que ahí estamos´, resumió un lector

Además, la opinión pública pone directamente en relación este tipo de escándalos con efectos presupuestarios de la crisis, como los recortes llevados a cabo en los últimos años en partidas tan fundamentales como la sanidad o la educación. `Qué fácil es gastar el dinero de los demás e ir de triunfadores por la vida. Además de robarles sus ahorros a los ancianos o personas mayores, muchas de ellas analfabetas, también tienen que soportar que cuando van a los hospitales no haya medicamentos o falten muchos de ellos y, tener que buscarlo los familiares para que las enfermeras/os que se portan muy bien con tan pocos recursos, se los den pidiéndonos que traigamos de casa. En las residencias de mayores dan tres pañales al día porque dicen que así se lo imponen las Comunidades y hablo de Andalucía por ejemplo´, aseguró un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...