edición: 3056 , Martes, 29 septiembre 2020
30/12/2013
Ciudadanos, empresarios y políticos hacen balance

Los internautas niegan un 2014 cargado de mejoras y arremeten contra Rajoy por gobernar de espaldas a los ciudadanos

Es su respuesta a los buenos augurios de empresarios y políticos de cara al año que ahora comienza, para el que prevén recuperación y más empleo
ICNr

A sólo algunas hora de que 2013 llegue a su fin, toca hacer balance del año y lanzar todo tipo de pronósticos de cara al año que ahora empieza. Los internautas se suman estos días a los análisis de expertos y economistas, que coinciden en augurar un 2014 menos duro que el ejercicio que queda atrás, con tímidos signos de recuperación que, sin embargo, prometen no dejarse notar demasiado entre los ciudadanos. Así lo estiman, al menos, los propios lectores, que vaticinan pocos avances en lo que a la economía real se refiere. Los culpables son los mismos de siempre: el elevado nivel de impuestos que asfixia el consumo y el emprendimiento, la falta de crédito y, como consecuencia de todo ello, el más que probable escaso retroceso del desempleo. 

Hacer balance de 2013 exige cubrir demasiados frentes pero, para los internautas, lo que está claro es que de la combinación de todos los factores, económicos y sociales, se extrae un resultado poco alentador. Crecen las diferencias entre ricos y pobres, el desempleo no levanta cabeza –por mucho que el Ejecutivo se encargue de asegurar lo contrario-, los elevados impuestos siguen hacienda mella sobre la economía real y el consumo, y el crédito sigue escaseando. Son sólo algunos indicadores que obligan a los lectores a no ser optimistas de cara a 2014, y ello porque, a juicio de la mayoría, las recetas que se han adoptado desde el Gobierno no son las adecuadas para paliar todos estos problemas. 

A ello se suma el problema de la deuda, más lejano de las preocupaciones reales de los internautas, pero gran lacra de la economía nacional que sobrevuela sobre el resto de asuntos por resolver. Durante 2014, es más que evidente que la deuda superará el cien por cien del PIB, marca que supone traspasar la línea entre lo asumible y lo inasumible a medio plazo para los españoles. Para los expertos y también para los ciudadanos, resulta problemático que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, siga alimentando esa deuda sin hacer lo necesario por acotar su crecimiento. La reforma de las Administraciones sigue siendo la gran asignatura pendiente del Gobierno, a lo que se suma que, del lado de los ingresos, las rebajas fiscales tan anunciadas por el Ejecutivo –a través de la futua reforma fiscal- prometen no ver la luz hasta 2017, por lo que el `engaño´ a los contribuyentes es evidente. 

Estos problemas de base dejan un panorama desolador a los internautas, que recogen el testigo de las palabras del Rey –aunque sólo sea sobre ese punto concreto- cuando aseguró en su discurso que la crisis no se resolverá `hasta que los parados tengan la oportunidad de trabajar´. Todas las medidas adoptadas por el Gobierno, por tanto, deberían tener como objetivo básico y primordial crear las condiciones necesarias para crear empleo, y los ciudadanos no consideran que ello se esté cumpliendo. Más bien todo lo contrario. La tan criticada refoma laboral, que lleva en vigor desde el pasado mes de marzo de 2012, no ha perdido su sitio en las críticas de los ciudadanos a pesar de su ya relativamente larga vida. Prueba de ello está en que los lectores siguen apuntando directamente hacia ella siempre que existe ocasión, acusando al Gobierno de dar todas las facilidades posibles al empresario para expulsar a la mano de obra cara de la etapa previa a la crisis, en favor de la entrada de empleados low cost menos exigentes en cuanto a salario y condiciones laborales. 

Mientras, del lado de los empresarios y de la clase política, parece que existe un cada vez mayor consenso a la hora de señalar el próximo 2014 como el año de la recuperación. Ayer mismo se hizo público que, según una veintena de políticos y empresarios, 2014 será el año de la salida de la crisis, aunque matizando que queda mucho por hacer. Eso sí, se trata de un análisis elaborado por el diario ABC, lo que resta, a juicio de muchos lectores, imparcialidad a la recopilación de opiniones expertas. Entre los que han desvelado sus expectativas al diario figuran los ministros de Economía, Luis de Guindos, y Hacienda, Cristóbal Montoro, así como los presidentes de BBVA, Repsol, La Caixa, Iberdrola, OHL, Mapfre, Popular, Iberia, Abertis, o Mutua Madrileña. Todos piden al Gobierno que continúe con las reformas emprendidas, con el proceso de consolidación fiscal y con el ajuste, al tiempo confían en que la reestructuración del sistema financiero se cierre en 2014, para que vuelva a fluir el crédito a las familias. Asimismo, se refieren a la reforma energética y a la creación de un marco estable que permita a la industria tener unos costes energéticos razonables como uno de los puntales del futuro crecimiento. 

Sin embargo, para los internautas, esa apuesta empresarial por las reformas ya iniciadas por el Gobierno sólo implica `sueldos mas bajos´, lo que entraña `beneficios para las empresas y buen año para ellas y los políticos, pero en todo caso no implica beneficios para la clase media y baja, sino todo lo contrario´. Más paro y `demolición salarial´ son las consecuencias de las políticas adoptadas hasta ahora, que seguirán su curso, según los lectores, en 2014. Más aún teniendo en cuenta que el optimismo del sector empresarial y del político se basan en una realidad distorsionada: `Los políticos no tienen recortes de paga extra ni de subidas de sueldo del 0,25 por ciento como los pensionistas; por el contrario, sí tienen dietas y viajes pagados en primera clase. A ellos no les importa que suban los trenes de cercanías porque viajan en el AVE. Los empresarios son optimistas porque sus negocios les van bien y pueden indemnizar a los trabajadores con dos euros. Pero que les pregunten a los parados, a los que van a pagar la luz más cara, a las familias que no tienen ingresos de ningún tipo y buscan alimentos en los contenedores de basura. Todos ellos no saben lo que es la crisis porque no la han sufrido ni la van a sufrir, porque no han entrado en crisis´, resumió un lector.

La entrada en 2014, por tanto, promete no marcar ninguna nueva pauta, teniendo en cuenta que el Gobierno no tiene previsión de dar un giro a su escala de preocupaciones y deberes. Ese giro en favor de los ciudadanos es la única fórmula que, según los internautas, puede llevar a la recuperación y a la reactivación del consumo y el empleo. El año que arranca traerá, en definitiva, más de lo mismo para los ciudadanos: una minima recuperación de la economía real y un nuevo impulso a los derechos adquiridos por empresarios y demás lobbies. 

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...