edición: 2325 , Miércoles, 18 octubre 2017
01/06/2011
DIARIO DE LAS REDES SOCIALES

Los internautas no descartan la huelga si se produce una reforma laboral a la portuguesa

En materia de empleo, no conviene hablar de “brotes verdes” ante el freno del desempleo de cara al verano
ICNr

La patronal de las constructoras (CEOE) lanza un ultimátum a los sindicatos: en caso de que no se logre un acuerdo sobre la eternizada reforma de la negociación colectiva, el Gobierno tendrá que legislar en materia laboral en solitario y, para ello, lo más probable es que se vea obligado a tomar como referencia los dictados de la UE y del FMI. La consecuencia, una reforma a la portuguesa que, desde luego, no beneficiaría a los trabajadores. De esta forma se ha intentado presionar a los sindicatos, a través de la entrega del documento de Reforma del Mercado Laboral portugués, en el que se recogen los dramáticos recortes llevados a cabo en el país, especialmente en cuanto a prestaciones por desempleo, indemnizaciones por despido y poder de los sindicatos.

El mensaje es claro. No hay que dejar entrar a los mercados en este debate. Si se quiere cerrar el pacto a tiempo, sin embargo, habría que aceptar dejar a un lado algunos límites marcados por los representantes de los trabajadores. Una opción que los internautas rechazan de plano. “La patronal amenazando al rebufo del mercado... Somos muchos los que nos estamos cansando de la dictadura del mercado. O los políticos lo controlan y dejan de ser sus títeres o la sociedad arrasará con los políticos y el mercado”, amenaza un lector, como respuesta, en la web de elEconomista. No es el único usuario al que le ha sentado mal la advertencia de la CEOE. De ahí, quizás, que la noticia fuera la más leída y comentada en la web durante gran parte de la jornada.
 
Entre los comentarios vertidos no faltan llamamientos a la huelga general. Los internautas aseguran que la patronal, junto con el Gobierno, la Unión Europea y el propio FMI, deberían contenerse porque, al fin y al cabo, los trabajadores tienen en su mano la posibilidad de paralizar la economía a través de un paro indefinido. No es la opción deseada -a nadie le conviene el colapso económico del país-, pero sí una medida de presión que no debe descartarse y que, dada la situación de precariedad de muchos trabajadores, promete sumar muchas cabezas. Lo malo, como siempre, es que los grandes perjudicados “no serían los que cotizan en bolsa”, sino los propios manifestantes.
 
En este sentido, la utilidad de los sindicatos a la hora de negociar las condiciones de los trabajadores resulta cada vez más cuestionada. “Hay que diferenciar que una cosa son los sindicatos y sus intereses mafiosos y otra cosa muy distinta son los trabajadores. A estos últimos nos interesa tener un trabajo con unas buenas condiciones salariales, y para esto no necesitamos a ningún intermediario. Solo necesitamos el Estatuto de los Trabajadores que nos proteja y el resto ya lo negociaremos directamente con nuestros jefes”, resume un comentario en la misma web.
 
Y es que existe la idea de que los sindicatos resultan “carísimos”, especialmente en relación con la utilidad que realmente tienen. A ellos, según la opinión pública, no les afecta la situación laboral y, por lo tanto, no tienen prisa en reformar cuanto antes un marco legal que cambiará inevitablemente. La ausencia de prisa alguna por cerrar este proceso desespera a muchos lectores, que se preguntan si es de verdad útil la intervención de los representantes de los trabajadores, o si, en la práctica, solo sirve para retrasar los acuerdos. “Solo se aprovechan de nosotros”, denuncia un usuario del foro.
 
En el reparto de culpas también se habla de políticos y banqueros, pero no se deja de lado la responsabilidad que todos, como ciudadanos, hemos tenido al “jugar a ser los grandes de Europa” alimentando el “consumismo desmesurado” -lo que se traduce en “gasto y endeudamiento”- sin aumentar consecuentemente nuestra productividad. Lo que no puede ser es que “en Alemania y países nórdicos la vivienda en propiedad no vaya más allá del 60 por ciento de la población. ¿Aquí en España somos más ricos?”, critica un lector que apunta, como lo han hecho otros, que vivir de alquiler “no es perder el dinero”. En lo que se traduce es en “más margen de maniobra, mayor movilidad y menos endeudamiento”. Una flexibilidad que permitiría a los ciudadanos acoplar su gasto a su nivel de ingresos de forma mucho más flexible.

El debate se desvía también hacia el gasto público. Y es que la política del derroche no afecta solo a los ciudadanos, sino también a las administraciones. En este sentido, se critica que los alcaldes “tengan que hacer obras -entre otras cosas- para que se les vea, independientemente de si son útiles o de si a los tres años ya no valen y hay que hacer otras”. Y para todo ello, hace falta dinero. El mismo que muchas Administraciones deben a los autónomos y empresas acreedoras de los entes públicos.

Y es que la situación financiera de las autonomías sigue siendo una de las grandes preocupaciones del momento, tanto para el Ejecutivo como para los ciudadanos. En esta línea, la situación no parece nada alentadora: las regiones gastaron 34.531 millones mientras que ingresaron 29.525 durante 2010, según informó ayer el diario Cinco Días. En total, ello supone un déficit de casi 5.000 millones de euros. Las únicas comunidades que se salvan, Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha.

FRENO AL DESEMPLEO Y POSIBILIDADES DE CUMPLIR EL OBJETIVO DE DÉFICIT PARA ESTE AÑO

El día también dejó buenas noticias -relativas para algunos- en cuanto al paro y al déficit. El Banco de España anunció ayer un freno en la destrucción de empleo y, además, afirmó que la evolución del déficit fiscal va acorde con los objetivos del Gobierno, según recogió el diario Expansión. El número de parados se habría desacelerado durante el mes de abril, quedándose en una tasa de crecimiento interanual del 3.1 por ciento, que mejora el 4 por ciento registrado en marzo y el 4.2 del primer trimestre.

Sin embargo, los internautas denuncian que “ya se olían” algo así. Se trata de datos poco realistas dada la campaña de verano que se avecina, por lo que “sería más serio realizar la comparación de la diferencia en la desaceleración respecto a las mismas fechas del año pasado, teniendo en cuenta este comportamiento de la contratación por períodos”, comentan desde el foro de la noticia. Lo contrario, es decir, hablar de forma positiva de este dato, es “un timo”, ya que, cuando acabe el verano, “vendrá el cataclismo, como es de esperar”.

Las campañas agrícolas y el verano tienen ese efecto freno, según tienen claro los usuarios. Por ello es normal que el dato mejore este mes. No conviene, por lo tanto, hablar de “brotes verdes” cuando “la crisis está metida en todas partes” y mientras “los trabajadores ya no saben de dónde sacar para subsistir". Además, no debe ser motivo de celebración el hecho de que el paro crezca menos, ya que “los parados siguen en paro y no se crea empleo”. Mientras no se generen puestos de trabajo, el consumo seguirá decayendo, puesto que “cada vez hay más desempleados que han agotado todas las ayudas posibles”. Y si no reciben dinero, “ya se apañarán”, porque lo importante ahora para el Gobierno es “que las cuentas cuadren, y no el sistema de bienestar y protección social”.
 
En sentido positivo, otros apuntan que, tarde o temprano, y "aunque el Gobierno y los políticos sean inútiles, la cosa va a mejorar", porque "no se puede estar cayendo indefinidamente". Ayuda, además, que las economías grandes de Europa -se cita Alemania o Francia- estén creciendo mucho, lo que "a la larga tirará de la española" Y es que para los más optimistas, las medidas adoptadas por el ejecutivo, afirma un lector, finalmente "darán frutos".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...