edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
28/11/2013
Tras su intervención de ayer en el Congreso

Los internautas piden a Rajoy que no mienta en materia de destrucción de empleo

Los datos, a juicio de los lectores, son `claros´ al revelar que las empresas siguen despidiendo durante 2013, gracias, en gran parte, a la reforma laboral
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
ICNr

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, volvió a desatar polémica durante la jornada de ayer en la que ya se ha convertido en toda una `racha´ de declaraciones fallidas. Si al presidente se le viene achacando su escasa presencia pública en momentos clave de su mandato, la lista de declaraciones recientes  -más abundante que en otros tiempos´-  se está saldando con cientos de comentarios negativos en los que las quejas son la mismas de siempre: se acusa a Rajoy de permanecer ajeno a la realidad del país, especialmente tras comentar que durante este año 2013 no se ha producido ninguna destrucción de empleo en el país. El presidente también defendió ayer que es mejor tener un `menor incremento de los salarios´ -que no caída literal- con una inflación más baja que lo que sucedía con las `políticas fracasadas´ de los socialistas que han llevado al país a su situación actual.

Rajoy se esmeró en defender los frutos de sus dos años de mandato -especialmente en materia de empleo- y, para ello, aseguró que las políticas puestas en marcha por su Gobierno permiten que las empresas se enfrenten a la caída de la demanda `de forma distinta´, con repartos de jornada, reducciones de horario, moderación salarial y movilidad funcional. `Se prioriza el empleo y por eso este año no se ha producido destrucción de empleo en España a pesar de la recesión´, afirmó. En el marco de la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso -donde el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le preguntó sobre la evolución de los salarios en España desde el año pasado y le acusó de aplicar la ley del embudo con los más pobres, mientras los más ricos ganan cada vez más-, el presidente apeló al acuerdo de rentas firmado por los agentes sociales a principios del año pasado, en el que se comprometieron a que la subida salarial como máximo del 0,6 por ciento en 2013 y 2014. `Ésa es la referencia, aunque a partir de ahí la casuística es muy variada´, aseguró.

Sin embargo, recordó que esa moderación salarial ha ido en paralelo a una `inflación muy baja´, del -0,1 por ciento el pasado mes de octubre, lo que ha permitido mantener el poder adquisitivo de los trabajadores. `¿Qué es mejor, una subida del 3 por ciento con una inflación del 3 por ciento o una subida del 1 por ciento con una inflación del 0,5 por ciento? Este tema es claramente mejor. Esto mejora la competitividad, evita la destrucción de empleo, es lo que se hace en Europa y lo otro son las políticas fracasadas, las suyas, que nos han traído hasta aquí´, espetó Rajoy al líder de la oposición.

Sin embargo, las afirmaciones de Rajoy chocan con los datos que circulan por la red. Ayer mismo se publicaba en la prensa económica que el 56 por ciento de las compañías redujeron su plantilla entre enero y septiembre, según el Banco de España, y que ese evidente ajuste afecta más intensamente al personal con contrato temporal (que cae un 9,3 por ciento), pero golpeando también a los fijos, que se reducen un 1,5 por ciento. En definitiva, las empresas españolas siguen apostando por el recorte de plantilla para ajustar sus costes, y más de la mitad de las compañías no financieras del país (el 56,2 por ciento) han seguido reduciendo sus plantillas durante este año, según los datos de la Central de Balances del Banco de España con datos hasta el tercer trimestre del ejercicio.

Peor pinta esta cifra si se tiene en cuenta que los beneficios empresariales ya han empezado a crecer, con un incremento del 18,1 por ciento hasta septiembre. Además, según la misma estadística, el ajuste del empleo no se puede dar por terminado: durante 2012 el 50,7 por ciento de las empresas prescindieron de personal, y ahora se escala hasta más del 56 por ciento. Lo único en que se acercan las palabras de Rajoy a los datos del Banco de España es en que se detecta una ligerísima moderación de la destrucción de empleo en relación al tercer trimestre de 2012, cuando el 56,9 por ciento de las compañías redujeron plantilla.

MAQUILLAR A LA REALIDAD

En este contexto, los internautas tienen claro que a Rajoy -y al resto de su equipo- `se le va la mano´ con el optimismo, especialmente cuando se trata de hablar de empleo y, ahora, también con la inflación, nuevo argumento del presidente. `La realidad es que la inflación será superior a la subida de salarios´, aseguró un internauta, en contra de las palabras de Rajoy. Apuntó, además, que `se están bajando salarios mediante la fórmula del descuelgue de convenios tanto legal como ilegalmente y la realización de horas extra a precios más bajos de lo establecido, algunas veces gratis´, lo que, `en definitiva, supone una bajada real de salarios´.

De ahí que, por este y por otros muchos motivos, los internautas concluyan que `la gente no ve cierto lo que dice Rajoy y el Gobierno, lo cual crea más desconfianza en el sistema político´, y concluyendo que `el presidente es un mentiroso´. Es más, `por mucho que se sigan empeñando en echar la culpa de todo a los socialistas, la gente percibe que vivía mejor con ellos y en política la percepción es lo que cuenta´. Esta forma de maquillar la realidad y de negar la evidencia, tratando de confundir a la opinión pública en favor de una lectura más amable de unos datos objetivamente `malos´, llevó a los internautas a calificar a Rajoy como `impresentable´ y a su gestión como `lamentable´.

Además, se aseguró que el problema no es una subida del 1 por ciento con 0,5 de inflación -que `es 20 años como Japón pero con un 25 por ciento más de paro que Japón´- sino `el 1 por ciento de inflación y bajadas de sueldo del 30 por ciento´. Eso sin contar la `constante subida de impuestos´. Y es que la realidad es que la capacidad económica de los ciudadanos, en general, y sumando todos los factores, se ha reducido drásticamente durante los últimos años, por lo que cualquier comparativa que huya de esta visión de conjunto resulta, sencillamente, falsa. Lo mismo se aplica a los supuestos efectos beneficiosos de la reforma laboral: `Con la reforma laboral implantada por Rajoy, se ha destruido y se esta destruyendo más empleo que nunca, porque las empresas se aprovechan de ella´, sentenció un lector. `Este señor es un mentiroso. Si estamos en crisis se estará destruyendo empleo, amen de la reforma laboral tan salvaje que ha hecho para facilitar el despido´, aseguró otro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...