edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
02/05/2012
El Ejecutivo trabaja en los presupuestos para el próximo año

Los internautas piden abandonar el objetivo de déficit de 2013 si supone un recorte `aún más duro´, tal y como se comenta en el Gobierno

El ajuste al que tendrá que hacer frente el Gobierno de Rajoy asciende a 23.000 millones de euros, de los que 8.000 procederán de subir el IVA
La banca, el fraude fiscal y el salario de funcionarios y cargos políticos se siguen percibiendo como las `asignaturas pendientes´ del Gobierno
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
ICNr

Mientras la opinión pública digiere las medidas que el Gobierno ha introducido en los Presupuestos Generales del Estado para 2012, el Ejecutivo no da tregua y ya trabaja en los recortes y ajustes que se llevarán a cabo de cara al próximo ejercicio. El primer anuncio no resulta alentador: 2013 tendrá como escenario un recorte `aún más duro´ que el actual, según se comenta –aunque no oficialmente- en el círculo ministerial. El objetivo de déficit obliga y esa fijación por su cumplimiento comienza a cansar cada vez más a los internautas. Éstos se centraron ayer en denunciar cómo cada vez desde más frentes, internos y externos, se asegura que sería más conveniente relajar el objetivo y adaptarse a él poco a poco. 

El ajuste al que tendrá que hacer frente el Gobierno de Rajoy asciende a 23.000 millones de euros, el equivalente a reducir en 2,3 puntos el déficit del 3 por ciento con el que se espera cumplir este año. El gasto público, por tanto, deberá seguir `adelgazando´ hasta adaptarse al cinturón europeo, pero también se habla de una subida del IVA para aumentar la recaudación, así como de otros impuestos especiales. Sólo así se podría alcanzar la recaudación de 8.000 millones de euros a la que hizo referencia De Guindos el pasado viernes, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el Plan de Estabilidad 2012-2015. 

De momento, el calendario del Ejecutivo deja para después de las vacaciones de verano la tramitación parlamentaria de los Presupuestos para 2013, aunque antes se aprobará el techo de gasto y el cuadro macroeconómico para el próximo año. En este contexto, los internautas se preguntaron hasta qué punto queda margen para seguir ajustando las cuentas del Estado y, sobre todo, si el Gobierno está tocando los hilos necesarios o sólo los más sencillos para cumplir con su objetivo. La cuestión no es baladí si se tiene en cuenta que, teniendo en cuenta los ajustes llevados a cabo hasta ahora, el escenario que se prevé para 2013 no será mejor que el actual: la economía, según el Ejecutivo, estará estancada y con una subida del PIB de tan sólo el 0,2 por ciento, a lo que se suma una tasa de paro del 24,2 por ciento. 

UN OBJETIVO INALCANZABLE

En este marco, los lectores volvieron a poner el acento en la dura situación que atraviesan millones de españoles. Una situación que, lejos de mejorar, seguirá yendo a peor si el Gobierno de Rajoy no toma medidas que aporten un respiro a los ciudadanos. Para la opinión pública, el peso de Bruselas resulta indudable y, en cierto modo, pone al Ejecutivo entre la espada y la pared. Lo mismo cabe decir de los indicadores que más preocupan a Europa. La prima de riesgo sigue alcanzando cifras inasumibles y la falta de confianza de los mercados parece no menguar tras toda la batería de reformas que se vienen sucediendo desde que comenzara la presente legislatura. Por ello, los internautas tienen claro que la situación de España será más dura cuanto más dramático resulte este indicador, y ello tendrá una traducción muy clara: `más paro, menos crecimiento´, algo que viene de la mano del decrecimiento que, como `ley universal´, sigue siempre a las reformas de calado como las actuales. 

Las soluciones por las que optan los ciudadanos son de lo más variadas, pero tienen ciertos mínimos comunes que, aunque dispares, se repiten constantemente. Por ejemplo, evitar que la banca siga accediendo a dinero público, especialmente cuando se trate de salvar a entidades `zombies´ que no tendrían posibilidad de seguir adelante por sí solas. Del mismo modo, se hace referencia a la necesidad de poner límites a los salarios de los cargos públicos, o de reducir el peso del funcionariado y seguir introduciendo criterios de eficiencia en el ámbito del sector público. A todo ello se suma la persecución del fraude fiscal  -que no entiende de amnistías-, verdadera clave para recaudar más sin que ello repercuta en el bolsillo de quienes hacen sus deberes con Hacienda.  

Se criticó, por otro lado, que el Gobierno esté centrando sus esfuerzos en los lugares equivocados. Por ejemplo, no se entiende que se recorte drásticamente en temas tan sensibles como la educación o la sanidad y, sin embargo, no se haya reducido apenas el gasto del ministerio de Interior. El presupuesto para fuerzas de seguridad, del mismo modo, apenas se ha modificado, y eso es algo que los internautas censuran y que asocian con una voluntad del Ejecutivo de controlar, quizás en exceso, las protestas ciudadanas. Los lectores ven en esta política `una apuesta por llenar de agentes las calles de todo el Estado en un contexto en el que pilares básicos como la educación o la sanidad se ven amenazados´. 

De otro lado, parte de los lectores también defendió que el PP no tiene demasiadas alternativas dado el panorama que se encontró al llegar al poder. Los defensores a ultranza del partido aseguran que no es posible arreglar `en dos meses´ las consecuencias de lo que `se hizo mal durante casi ocho años´ y, en este sentido, se criticó duramente la labor de oposición que está protagonizando Rubalcaba desde las filas del PSOE. En este sentido, lo primero es `enderezar la economía´, dado que en un contexto como el actual `lo fácil es no tomar medidas´. Habría que esperar, según este criterio, a que el PP pueda gobernar en una situación menos adversa que la actual, para entender si sus políticas son tan radicales por convencimiento, o si obedecen sólo a la coyuntura económica actual. `Creo que ahora mismo no queda otra que recortar, y si a la vez se hacen políticas de crecimiento, saldremos adelante; pero creo que hay que dar tiempo al Gobierno´, comentó, por ejemplo, un internauta.

En sentido contrario, `si siguen sin recortar donde deben, favoreciendo a la banca y sin un impuesto a los ricos´, muchos ciudadanos optan por salir a las calles para reivindicar un cambio político. En el mismo sentido, `como no dramaticéis la eliminación del 80 por ciento de cargos políticos y de confianza, esto va a petar en las calles´, y ello porque `la gente está harta de los privilegios de los miles de cargos electos y digitales que no hacen otra cosa que arruinarnos´.

Mientras, los recortes llegan de forma incesante y desde todos los frentes. Entre las últimas novedades, los funcionarios de baja dejarán de cobrar su sueldo íntegro, una medida enfocada a reducir la alta tasa de absentismo que existe en este sector. Si bien recetas como estas recibieron el aplauso de no pocos lectores, otras resultaron menos populares. Por ejemplo, que el alumnado de las universidades tenga que aprobar el 90 por ciento de los créditos para poder seguir disfrutando de sus becas cuando estas sean generales, y el 100 por cien cuando se trate de becas salario, o que Fomento tenga en mente cobrar peajes a los vehículos en las autovías. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...