edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
30/12/2011
Medidas para lograr el objetivo de déficit

Los internautas piden dureza al Ejecutivo durante la víspera de un decisivo Consejo de Ministros

A pesar de las críticas lanzadas contra algunas de las medidas propuestas por el nuevo Gobierno, la opinión pública no quiere que se antepongan criterios electorales
El Banco de España pide reformas de calado y los lectores especializados pidieron bajar las cotizaciones a la Seguridad Social y aumentar el IVA para generar riqueza
ICNr

La de hoy es una de las jornadas más esperadas de las últimas semanas. El Consejo de Ministros de este viernes traerá toda una batería de medidas económicas de urgencia cuyo alcance y medida trataron de augurar y valorar los internautas a lo largo de la jornada de ayer. En todo caso, los últimos anuncios de Rajoy –entre ellos, la congelación del salario mínimo interprofesional- han caldeado el ambiente antes de la presentación de las primeras recetas, que compondrán, según el propio Rajoy, el `primer mensaje´ de cuál será la política de austeridad y contención de gasto del PP. La gran incógnita está en cuál será la cifra del recorte que fije el Ejecutivo como objetivo: el partido tendrá que escoger entre tomar medidas drásticas o tratar de ir paso por paso para no perjudicar su imagen política. Entre los lectores, el camino perfecto tampoco existe, aunque los lectores opinaron que no deben anteponerse criterios electorales a criterios de buena gestión, porque los ciudadanos `se sentirían engañados´.

De momento, el presidente del Gobierno no ha aclarado cuáles serán las cifras del ajuste de cara a lograr el objetivo de déficit del 4,4 por ciento del PIB para 2012, si bien el gran tijeretazo será el que se apruebe con los nuevos Presupuestos Generales del Estado, que se cerrarán durante el primer  trimestre del año. Sin embargo, desde el PP sí se afirma que se subirán las pensiones entre el 1 y el 1,5 por ciento –con un coste de unos 1.500 millones de euros-, que se congelarán los salarios de los funcionarios y que habrá un tijeretazo en las inversiones del Estado. Son algunas de las reformas que se han venido adelantando desde el PP y que, por mucho que duelan a los ciudadanos, forman parte de su programa electoral. Para muchos lectores, del PP no se espera que tome medidas agradables ni electoralistas: se espera que, al contrario, utilice su mayoría absoluta sin que le tiemble el pulso, por perjudiciales que sean esas recetas para la imagen del partido.

Cosa distinta es que los ciudadanos vean la luz al final del túnel. Hasta el momento, los recortes propuestos por el PP se han ido anunciando en forma de goteo y han ido recibiendo duras críticas que se basan precisamente en la falta de una previsión de mejoría a corto o medio plazo. En definitiva, los lectores reciben del PP un discurso lleno de incertidumbre, según el cual durante los próximos meses decrecerá la economía, y sin que nadie se atreva a augurar una mejoría de cara al futuro. En este sentido, los ciudadanos se decantan por la sinceridad y prefieren palabras duras a promesas que luego podrían incumplirse, pero al mismo tiempo no se entiende cómo toda la serie de recortes que se prevén pueden llevar la situación a una mejoría si muchas de ellas suponen un freno al consumo.

La opinión pública se pregunta cómo se puede tener un salario mínimo inferior al de otros países de la Unión Europea y congelarlo; y cómo se puede seguir pagando un IVA del 18 por ciento cuya tasa, además, se teme que podría crecer, siendo un país con `salarios de país emergente´. Pero, sobre todo, existen dudas sobre la eficacia de estos recortes cuando las grandes soluciones, las que vienen de fuera, son las realmente importantes. `Se ha decidido por unas instancias mucho más altas que nuestros dirigentes políticos´, comentó un lector.

De todos modos, si se quiere hacer algo desde dentro, lo básico es hacer reformas profundas desde dentro, que afecten, más que a los trabajadores, al peso y eficiencia del sector público. En este sentido, se hizo referencia a la necesidad de llevar a cabo recortes de personal del Estado y Comunidades Autónomas, además de reubicaciones y una mayor movilidad geográfica, sea voluntaria o forzosa, y limitando también el número de interinos y eventuales. Como complemento, se hace imprescindible incentivar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, ya que de las sumas que se pierden por este concepto podrían suponer `recursos suficientes como para no tener que hacer recortes´. Es una de las grandes quejas de los asalariados, que se muestran `cansados de pagar los impuestos que correspondan, mas la parte proporcional de muchos caraduras, como para que encima vengan más recortes y más subidas´.

REFORMAS DE CALADO

La víspera del primer Consejo de Ministros `potente´ del Partido Popular también sirvió de foro al Banco de España, para reiterar –esta vez con datos- que la economía española se contrajo durante los últimos meses del ejercicio, por lo que se piden `reformas de calado´ en la política de competencia y en el mercado de trabajo, que presentan `rigideces´ que ` retardan o impiden´ una asignación eficiente de los recursos entre empresas y sectores. En este contexto, el entorno que dibuja el Banco de España se define con `tensiones en los mercados financieros y deterioro de las perspectivas de crecimiento en el área del euro y en el resto del mundo´, así como una `marcada debilidad en el cuarto trimestre´ en cuanto al consumo privado y retrocesos en la inversión en vivienda y en bienes de equipo.

Para los internautas que se lanzaron a aportar soluciones personales, las reformas de calado inmediatas que deben tomarse pasan, por ejemplo por bajar las cotizaciones de la Seguridad Social, por ejemplo, con la consecuencia de una `equivalente a una minidevaluación´. Para compensar esa falta de ingresos, una opción sería subir el IVA, ya que ello `no influye en la exportación´. Ello se traduciría, en una mayor creación de riqueza y empleo que compensaría la bajada en las cotizaciones. Se trata de una medida que `ya recomendó el verano pasado la Comisión Europea´, y que `no es un disparate´, aunque requiere una mayoría absoluta y cierto valor.

Esta propuesta fue muy aplaudida por los lectores especializados, que apoyaron esta idea basándose en que lo único que nos puede sacar a corto plazo del hoyo es la exportación y, en este sentido, ambas medidas –bajar cotizaciones y subir el IVA- sirven para aumentar la competitividad. Además, `nuestra balanza por cuenta corriente sigue alimentando un déficit financiero estructural, que es la verdadera razón de la prima de riesgo tan alta´. También se defendió que, en contra de lo que ocurre con otros indicadores, `aún existe margen para subir el IVA´ -si bien el grueso de los lectores se opone en este punto-, ya que `es una convergencia hacia las cifras europeas medias del 20 por ciento´. La medida también se apoya en que las cotizaciones a la Seguridad Social en España `son de las más altas de toda la UE, `otra convergencia que lograr ´, sobre todo teniendo en cuenta que `en un país con 5 millones de parados es absurdo´.

También se propuso, desde foros de la prensa económica, copiar las leyes alemanas `o danesas o de cualquier parte que mantiene el empleo en justa competencia´ pero `al parecer traducir es caro´. Y es que parece que en España impera la idea fácil de `cargar a los buenos empleados con bajos sueldos y altas cotizaciones a la seguridad social y a los malos con indemnizaciones millonarias y años sabáticos´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...