edición: 2389 , Lunes, 22 enero 2018
05/02/2013
Tras el dato de desempleo de enero

Los internautas ven en el Partido Popular la `gran mentira´de la recuperación española

El paro sigue su escalada mientras la opinión pública une todos los problemas del país para resumirlos en uno: la falta de ética como causante de la situación actual
ICNr

El dato del desempleo revelado ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se sumó ayer a la lista de problemas que afectan al panorama político español y, en concreto, a la imagen del Partido Popular. Los ciudadanos no distinguieron temáticas y, en bloque, acusaron al PP de haberse convertido en la `gran mentira´ de la recuperación española, tanto en lo económico como en lo político o, incluso, en lo ético. La crisis no sólo tiene que ver con el estado de las cuentas públicas o con los problemas de familias y empresas para llegar a fin de mes. La coyuntura económica es el fruto de algo mucho más grande y profundo: la falta de valores que ensucia la reputación de todo el país y que ahora salpica a las más altas esferas de la gestión pública. Mientras, el mensaje del Partido Popular sigue siendo el silencio y la paciencia de los internautas sigue agotándose.

Las cifras publicadas ayer recogen cómo el paro registrado volvió a subir en enero, tras el descenso de diciembre. En concreto, la cifra de desempleados repuntó en 132.055 personas, hasta un total de 4.980.778 desempleados. Lo bueno es que el dato es mejor del que se registró en enero de 2012, cuando el desempleo creció en 177.470 personas. Pero lo malo es que, aunque la escalada del desempleo haya sido más ligera en términos interanuales, sigue produciéndose un aumento del número de personas sin trabajo. Queda superada, además, la pequeña tregua de diciembre, cuando el paro se redujo, por un efecto estacional, en 59.094 personas gracias a la campaña de Navidad. Se alcanza, además, otro máximo histórico, al tocar el nivel más elevado de toda la serie comparable, que arranca en 1996. Además, en los últimos doce meses, el paro se ha incrementado en 380.949 personas, un 8,28 por ciento, mientras que en términos desestacionalizados, bajó en 10.577 parados que el valor desestacionalizado de diciembre, hasta un las 4.865.942 personas.

Se ha hecho notar, además, el aumento del paro en el sector servicios. Nada menos que el 82 por ciento de los nuevos parados procedían de esta parcela y, en total 108.982 personas se registraron en las oficinas del antiguo Inem tras perder su empleo en este sector. En agricultura, el número de nuevos parados ascendió a 15.303 personas, mientras que 7.763 fueron de la industria. Por último, en la construcción el paro registrado aumentó en 3.477 personas. En cuanto al colectivo de personas sin empleo anterior, éste se redujo en 3.470 parados, lo que supone un descenso cercano al 1 por ciento.

Más preocupación despierta el problema de la afiliación a la Seguridad Social. En enero se registraron 1.101.819 contratos, un 5,7 por ciento más que en enero de 2012, y de ellos, 100.609 fueron indefinidos, cifra equivalente al 9,1 por ciento del total y un 28,4 por ciento superior a la del mismo mes de 2012. Sin embargo, el número de cotizantes recogió un nuevo descenso de 263.243 afiliados en enero respecto a diciembre, con lo que el total de ocupados se situó en 16.179.438 afiliados, según los datos de Empleo. Eso sí, el descenso de enero es inferior al del año pasado, cuando la afiliación bajó en 271.654 personas, pero es superior a los de 2008, 2010 y 2011. En términos interanuales, la Seguridad Social redujo en enero su número de cotizantes en 778.829 personas (-4,6 por ciento). La situación no es mejor en cuanto a los autónomos: este Régimen perdió 15.727 afiliados, lo que situó su número de cotizantes en 3.008.925 ocupados.

 

LOS FRUTOS DE LA REFORMA LABORAL

Para la opinión pública, era del todo evidente que el nuevo dato supondría una escalada del desempleo. La campaña de Navidad termina y toca volver a la realidad, por lo que `es obvio que el paro sube´. Por eso, se achacó al Ejecutivo que tratara de ganar puntos el mes pasado apovechando el empuje coyuntural cuando los ciudadanos tienen claro que todavía queda mucho empleo por destruirse en lo que resta de ejercicio. `Lo que no puede ser es que el Gobierno haga los comentários que ha hecho en Navidad asegurando que las cosas mejorarían a partir de diciembre, sabiendo que era sol de poca dura´, criticó un lector.

Lo único que cabe asegurar con respecto al desempleo es que la reforma laboral ha tenido mucho que ver con la escalada de la cifra y, según la previsión de los internautas, queda mucho camino por delante antes de que llegue la recuperación. La reforma laboral `sigue cumpliendo sus objetivos´, según la lectura ciudadana, que no son otros que `restar derechos a los trabajadores´ y abaratar, de forma general, el coste que suponen para las empresas los trabajadores contratados. Tal vez la estrategia del Partido Popular sea lograr una mayor competitividad en España a través de la reducción de los salarios, en lugar de llevar a cabo otros ajustes. Así, el debate está entre aplicar una reducción explícita y nominal de salarios y gasto público, o apelar a la inflación para realizar el mismo ajuste, pero a través de reducir las remuneraciones y el gasto del Estado.

En cualquier caso, los internautas dejaron claro que, a estas alturas y en un marco de crisis institucional fruto del `destape´ de nuevos casos de corrupción, todos los problemas de España van juntos y anuncian la necesaria catarsis del Estado de derecho y del bienestar en el país tal y como lo conocemos. `Estamos sin duda ante los estertores de la muerte de España,´ aseguró un lector. Lo malo es que la respuesta del Ejecutivo a esa realidad no está siendo, como cabría esperar, la confrontación, sino que se intent ignorar el descontento y basar la legitimidad del Partido Popular como fuerza política la frente del Gobierno a través de esa mayoría en las urnas que tan atrás queda en el tiempo. 

El Ejecutivo estaría optando por `hacer piña´ y cubrirse las espaldas ante un temporal que le llega desde todos los frentes. De un lado, por la nula popularidad de sus reformas y recortes; de otro, por la falta de honrabilidad del Gobierno y su cada vez menor legitimidad para exigir esfuerzos a los ciudadanos. De ahí que se creen `parches´ de todo tipo que no solucionan el problema. `Entiendo que al Gobierno le interesa más evitar que haya una escalada en el malestar social que pueda trasladarse a las calles de forma violenta y por eso prorroga la ayuda de los 400 euros, que no es más que un parche que no soluciona el problema´, aseguró, en esta línea, un lector. 

Mientras, España sigue `dividida en Reinos de Taifas a todos los niveles (no sólo autonómicos) y sin un criterio de unidad de administración, sin aprovechar sinergias´, de forma que `cada uno hace lo que está en su mano, que es menos de lo que se precisa . Hace falta, por tanto, `diálogo posibilista allí arriba, y quien no esté por la labor debe irse fuera´. Falta, en definitiva, `ilusión, ideas, iniciativas... que al final dan su fruto para una España mejor´, y está claro que el PP no está siendo la panacea económica que muchos votantes esperaban. `Si las prácticas puestas en marcha por el PP nos siguen sumiendo en la espiral de la recesión es que hay algo que tampoco hacen bien: tal vez su reforma laboral sólo ha servido para fastidiar a los trabajadores y favorecer más a los empresarios. Nos cargan de impuestos, nos bajan el sueldo, despido libre...´, mientras en las altas esferas reina el `robo a mansalva y el que no estafa se acoge a la anmistía fiscal´. El resultado es que `han minado la confianza del ciudadano y el sistema ya no nos sirve´. Hay demasiado aparato político, poca preparación, exceso de consejeros… y lo cierto es que `cuando entramos en democracia, no se utilizaba tanto de esto´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...