edición: 2347 , Lunes, 20 noviembre 2017
23/12/2010
La CECA explica en gira mundial los beneficios de comprar cajas

Los inversores extranjeros no ven negocio en los SIP

Los 18 SIP en marcha ignoran las normas de gobierno corporativo
El Frob y la presencia mayoritaria de cargos políticos alimentan la desconfianza
Juan José González

¿Cuánto dinero están dispuestos a pagar un fondo de inversión, o una entidad financiera, o una empresa extranjeros por hacerse con uno o varios puestos en el consejo de una caja? y ¿qué inversor -también extranjero, aunque cabe la cuestión igualmente para el nacional- se va a animar a poner dinero en una sociedad, en este caso, financiera, como es una caja de ahorros, donde la presidencia es rotatoria, la sede nómada, las reuniones de consejo ambulantes y las direcciones operativas dispersas por varias regiones? Y ¿qué pensará uno de esos inversores que, una vez sentado en el consejo, se dé cuenta de que ninguno de sus colegas consejeros es externo, ni independiente? O cuando descubra que muchas competencias de las nuevas entidades, duplican y hasta triplican las competencias en numerosos puestos de la organización. Preguntas sin resolver que la CECA, patronal de las cajas, en 'road show' internacional para captar dinero, no parece haber aclarado en absoluto.

El plan de la patronal de las cajas es ambicioso. Se trata de buscar capital e inversores extranjeros para la nueva etapa que se dispone a vivir el sector, tras la aprobación de la nueva LORCA. Y el road show, y los esfuerzos desplegados en esa gira mundial -llevada a cabo por los responsables de la CECA, Jorge Gil, director financiero, y José Antonio Olavarrieta, director general- primero europea y después, como colofón, Estados Unidos y Oriente Medio, no esta encontrando la respuesta esperada. En esas presentaciones se explican historia y trayectoria de beneficios, obra social, arraigo local, modernización e inversión realizada en tecnología.

Aparentemente, entidades excepcionales, fuera de toda duda. De casi toda puesto que los potenciales inversores, grandes fondos de inversión y banca centro europea y nórdica, no acaban de ver, no el negocio, que sí lo hay, sino una situación legal, política y hasta empresarial de las cajas involucradas en los 18 grupos que se pretende integren el sector en el futuro, que no transmite confianza.

A la hora de la verdad, esos inversores que se sientan en las reuniones convocadas por la patronal española, no consiguen despejar las dudas sobre la naturaleza y alcance de, por ejemplo, el Frob, puesto que llegan a la conclusión de que se trata de un préstamo –muy caro- para dotar de capital a unas entidades con serios problemas de liquidez. El fondo es el Estado mismo, un buen aval. Pero también es un control que puede volverse incómodo en algunas situaciones. Sobre todo, es un fondo caro, una financiación muy costosa.

Potenciales inversores extranjeros que no ven despejadas sus reticencias hacia la opacidad de los balances de estas cajas fusionadas, porque ¿cómo se va a asegurar la solvencia de los componentes de un SIP con un nivel de incertidumbre tan elevado? Y por otra parte si, al igual que la unión hace la fuerza y otras cosas ¿qué sucede con el tamaño de una nueva SIP cuando la tendencia en Europa es justo lo contrario, es decir, grupos bancarios más pequeños, con menor riesgo ‘sistémico’ –aunque todavía no esté bien definido este término- y de fácil manejo? Tampoco encuentran respuesta.

La nueva LORCA obliga a profesionalizar los consejos de arriba a bajo, y sus miembros deberán gestionar tanto la obra social como el negocio bancario. Por ello, si se aplica la norma, será cada vez más complicada la presencia de políticos en los consejos donde, por ejemplo, llegado el caso, tengan que captar capital, todo un compromiso. Y así se pueden dar numerosas situaciones comprometidas para el tipo de ejecutivo-directivo-político que se esta creando en los SIP. Ejemplo del disloque general y del sinsentido de sedes y asambleas repartidas por numerosos puntos geográficos, es la fusión de las dos gallegas en la Nova Caixa Galicia. Ejemplo de otro despropósito, en este caso, político, es del que presumen Bancaja y Caja Madrid, con fuerte presencia de vocales vinculados a formaciones políticas y donde la presencia de independientes es testimonial. En ambos casos, la observación de las normas de buen gobierno corporativo se deja para mejores tiempos.

Le preocupa al supervisor español, así como a las cajas sin problemas de solvencia, que la falta de credibilidad de los potenciales inversores foráneos se sume o contagie a la del conjunto del sistema financiero. Se duda en el Banco de España, de que se estén ‘vendiendo’ convenientemente los puntos fuertes –que son bastantes- de las cajas mientras que permanecen al descubierto y visibles los puntos débiles, los problemas estructurales, la dimensión de las nuevas entidades, las plantillas, los niveles de categorías profesionales, la red de oficinas.

A esos potenciales inversores extranjeros les parece que el sistema elegido para la reestructuración del sector financiero, los SIP, no resulta, no sirve. Y se resisten a enviar contestaciones a las ofertas realizadas por varias cajas españolas. Muchas de estas viven una situación irreal: escasos de liquidez, apuntando pérdidas cada día que abren las puertas, con morosidad galopante, pero inmersas en procesos de integración y fusión que a la postre serán su salvación.

Pero la asignatura pendiente sigue estando pendiente, esos puntos oscuros que como el FROB, la dispersión geográfica, las estructuras directivas y las redes, se mantienen al lado de unos consejos de administración y comisiones dependientes del consejo que no pasarían una prueba con un mínimo rigor profesional. Así que, ¿quién va invertir en estas cajas de dudas más que de ahorros? Y no digamos nada cuando pregunten por quienes deciden el reparto de los beneficios: ¿los políticos?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...