edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
15/11/2016

Los inversores institucionales venden masivamente deuda pública para acomodar sus carteras

El dólar al alza indica las expectativas de que los planes del Gobierno Trump alienten la inflación
Carlos Schwartz
“Nadie sabe con exactitud cuál va a ser la política económica del Gobierno de Trump pero algunos elementos de la misma se pueden dar por seguros. No se puede prometer un plan de obras públicas y luego desechar la idea. En materia fiscal, como poco habrá un ajuste fino. Todos esos elementos forman un cuadro que se debe tener en cuenta, hay que reaccionar con prontitud. Una prueba de esta dirección es el buen desempeño de la bolsa estadounidense. Hay un alto grado de probabilidad de que los tipos de interés estadounidenses vayan al alza a medio plazo, y que un esfuerzo inversor directo del estado tienda a movilizar la economía y genere un conato de inflación”, afirma un operador del mercado de renta fija que explica que: “Los inversores institucionales, los bancos los fondos de pensiones, los fondos de inversión tienen sus carteras a rebozar de deuda pública de economías emergentes y de países desarrollados, en particular de Estados Unidos”.
Los inversores institucionales a falta de un horizonte de inversión rentable han acumulado desde 2014 deuda pública con muy baja rentabilidad. Esta semana comenzó con una verdadera avalancha vendedora de bonos del Tesoro estadounidenses que expresa la voluntad de los inversores de reducir el volumen de deuda de muy bajo rendimiento de forma perentoria. La contrapartida de esta situación es que el rendimiento de los bonos americanos viene subiendo desde la elección de Donald Trump lo cual supone una pérdida potencial en las carteras de los grandes inversores que deben movilizar posiciones, con vistas cuando menos a comprar deuda con mayor rendimiento. Parte de este movimiento es la venta de deuda de economías emergentes adquirida para contrarrestar el bajo rendimiento de la deuda de economías desarrolladas.

El dólar sigue firme en los mercados y el bono del Tesoro había superado la cota crítica del 2,25% de rentabilidad. La caída en el rendimiento de los bonos de los países desarrollados se detuvo en realidad tras los mínimos marcados con el voto del referéndum británico sobre la salida de la Unión Europea. El rendimiento del bono a 10 años tocó un mínimo de 1,366 a comienzos de julio. La contrapartida en la caída de la rentabilidad es el aumento del precio de estos instrumentos financieros ya que su rentabilidad es un factor implícito y no un tipo de interés nominal. Cuando la rentabilidad marcaba mínimos los inversores podían anotar unas fuertes ganancias de capital comparando el precio de mercado con el de adquisición de los instrumentos.

El hecho es que la paulatina reducción del precio de la deuda pública de los países de economía avanzada desde finales de julio erosionó las ganancias de capital, y ahora la aceleración del proceso desde las elecciones estadounidenses el pasado martes ha desembocado en fuertes ventas de deuda pública lo que acelera la caída de su precio en los mercados de renta fija. Estamos ante un punto de viraje en el que los inversores institucionales se ven obligados a modificar la estructura de sus carteras de inversión.

Mientras, la fortaleza del dólar también ha golpeado a las monedas de economías desarrolladas. El Euro ha perdido el 1% frente a la divisa estadounidense, el Yen el 1,03% y la libra el 0,8%. La tendencia registrada la pasada semana en los mercados de las economías emergentes con caídas de las divisas locales frente al dólar se profundizó al comienzo de la semana y los inversores vendieron bonos de Argentina, México, y Brasil de forma masiva. El bono mexicano con vencimiento en el 2026 quedó por debajo de su nominal por primera vez desde febrero.

El domingo Trump arrojó cierta luz sobre su futuro equipo. Designó como jefe de su gabinete al presidente del Comité Nacional republicano, Rience Priebus. También anunció que su jefe de campaña Stephen Bannon será el asesor principal y estratega jefe. Su intervención no se limitó a estos anuncios, sino que además detalló algunas de sus medidas de corto plazo. Ha vuelto a las andadas con su idea de la separación física con México, aunque señalando que su propuesta de muro de separación en algunos lugares podría ser una simple valla. En este terreno dijo que propondría la expulsión y o el encarcelamiento de los tres millones de extranjeros sin papeles con antecedentes penales.

Respecto de la reforma de la sanidad implementada por el Gobierno saliente y bautizada Obamacare intentaría mantener algunas de sus provisiones como la permanencia de los hijos de más de 20 años en el sistema de salud de los padres y que las personas que tuvieran protección preexistente no la pierdan. “No hay claridad global sobre los planes del futuro Gobierno ni sobre la agenda política de Trump”, de acuerdo con una fuente de un banco de negocios quien señaló no obstante que “la agenda de Trump deberá contener medidas fiscales destinadas a dar un empujón a la actividad económica” con el objetivo de alentar el crecimiento del país.

“Es muy poco probable que las medidas económicas proteccionistas pasen de la agresividad oral a la práctica. Una escalada proteccionista le llevaría a fuertes choques con las multinacionales más importantes del país. Por el contrario una reforma fiscal y un plan de obras públicas habría que darlos por descontado entre otras cosas porque abrirían el camino a una normalización de la política monetaria del país”, señaló la fuente.

Las bolsas, en particular la estadounidense, manifestaban una tendencia al alza en la expectativa de que muchas de las empresas cotizadas resultarían beneficiadas por una reforma fiscal y planes de inversión del estado. La venta de bonos forma parte de una estrategia global de los inversores institucionales que analizan la posibilidad de reconstruir sus carteras sobre la base de títulos de renta variable en la expectativa de una mejora del beneficio de las sociedades cotizadas.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...