edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
04/05/2009

Los inversores lanzan las campanas al vuelo

Los datos económicos desmienten el prematuro optimismo en los mercados
Juan José González

Sucede últimamente con frecuencia; es necesario leer más de una vez las informaciones económicas para terminar de creérselas. La semana pasada fue prolija y abundante en resultados empresariales y macroeconómicos: que si las cinco mayores cajas ganan un 20% menos hasta marzo; que los grandes bancos redujeron su beneficio un 18%, también en el primer trimestre, período en el que multiplicaron por tres la mora. Insuficiente para frenar los ánimos del dinero que ya buscan, y encuentran, buenas posiciones de partida para el pistoletazo de salida del siguiente -¿próximo?- ciclo alcista. Y todo esto en un ambiente en el que la economía retrocede cada día un poco más, como auguran, con cifras en la mano, los más variados departamentos de análisis internacionales, que señalan un descenso en la actividad económica para el presente ejercicio que no se conocía desde la Segunda Guerra Mundial. El producto interior de EE UU se contrajo más de un 6% hasta marzo, todo un récord en los últimos 50 años.

Descenso de producto interior que las economías del mundo se preparan para encajar cada una a su manera y que tiene su más fiel reflejo en el desempleo y la caída de la demanda de todo tipo de bienes. Y hoy la CE ha ‘pintado’ un panorama económico para Europa más negativo que el previsto. Tan sólo un halo de optimismo, procedente de los departamentos de análisis y de estudios de instituciones financieras con intereses económicos y políticos, parece querer contrarrestar la dirección de la realidad; los mercados bursátiles y, en parte, los financieros. Se disparan los primeros, con una recuperación del 15% mensual, y que en valores absolutos llega a neutralizar las pérdidas del presente ejercicio. Los financieros ya pueden comprobar cómo el grifo del dinero comienza a fluir con mayores volúmenes en el interbancario y los mercados de emisión de deuda comienzan a ser medianamente receptivos a las demandas de financiación empresarial (con mayor coste, por supuesto).

Lo sucedido en la Bolsa en las últimas semanas indica, según los expertos, que un “ligero ajuste en los precios de las acciones” ya se ha producido, y por tanto, se puede interpretar que el ajuste en las cotizaciones esta hecho sólo en parte. Sin embargo, falta por conocerse el grado de ajuste, o el avance, en el apartado financiero que, en el caso español y a pesar de ser el que mejor esta saliendo de la debacle, es más bien relativo, a juzgar por las debilidades que están mostrando los resultados trimestrales además de algún acontecimiento puntual. Aunque ya metidos de lleno en el segundo trimestre del año, aún hay bancos que no tienen claro cómo será su dividendo, si en acciones o por caja. Se desconocen también las exigencias –recomendaciones, más bien- que el Banco de España efectuará a alguna de las entidades con problemas acerca de su futuro, si debe recortar tamaño, cuánto, incluso si la ‘recomendación’ será de carácter ‘terminal’.

Se sabe, se dice o simplemente figura en los manuales de economía, que las bolsas anticipan el inicio de un nuevo ciclo con 22 semanas de antelación, casi seis meses de adelanto a nuevos datos económicos y también empresariales. Algo que por mucho que se empeñen en repetir los Gobiernos, los expertos y los medios de comunicación, no termina de comprenderse porque la realidad es tozuda y sigue empeñada en mostrar y demostrar que los balances de las entidades bancarias (en Europa, EE UU y muchas de nuestros bancos y cajas) siguen albergando activos tóxicos, una especie de gangrena que desvirtúa el funcionamiento de los mercados y de la economía.

Ahora, resulta que la información que contiene el núcleo principal del informe de los stress test se retrasa unos días más, lo cual amenaza con prolongar una semana -al menos- la incertidumbre en los mercados financieros mundiales. Las sospechas acerca de la mala foto de la Banca norteamericana que contiene el citado informe, confirman que el sector financiero en aquel país se reducirá sensiblemente en el futuro. Obama acaba de apuntar en esa dirección “Wall Street no puede seguir siendo la mitad de la economía americana”, luego es más que probable que los 19 bancos del informe tendrán que dar acogida a más de sesenta entidades bancarias de todo el país. Algo que, por lo demás, si se confirma como tendencia podría ser de aplicación inmediata en nuestro numerosamente poblado sector financiero de cajas y bancos.

PRIMERAS SEÑALES DE FATIGA DE LOS ESTADOS DE LA UE

En Europa, al igual que en Norteamérica, los Gobiernos comienzan a dar señales de fatiga, la adquisición de activos ‘tóxicos’ o de mala calidad, la inyección de capital, la adquisición de preferentes o de deuda a largo, da igual, esta viviendo sus últimos meses y los Ejecutivos gastando sus últimos cartuchos. La apuesta de los Gobiernos por la ‘sostenibilidad’ de la economía ha propiciado la debilidad de las arcas públicas que ahora se enfrentan a endeudamientos de tamaño sideral, un problema ante el que la Comisión Europea ya ha comenzado a avisar a los Ejecutivos miembros que habrá sanciones, en aplicación del Tratado de la UE.

La actitud de Bruselas se prevé firme pero no excesivamente dura y mucho menos intransigente con los países que superen el límite de déficit fijado por la UE, ya que la sanción es probable que alcance a los 27 estados que la componen, pero señala que la vía del déficit presupuestario para poner en marcha la economía, debe abandonarse y dejar que las fuerzas del mercado hagan el resto. Lo que no esta claro es si quedarán fuerzas en el mercado capaces de hacer ese resto.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...