edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
07/01/2009

Los Kirchner ganan tiempo para los Werthein y Clarín en Telecom

A.Z.- No es una puerta cerrada; sólo dejan correr el reloj para el baile de máscaras e intereses que apenas acaba de comenzar. Espacio para la Casa Rosada, que ahora que prepara su desembarco en Telecom Argentina por la puerta de los fondos de pensiones quiere que sea en un espacio a  medida, con compañeros de viaje a su gusto. No duda en animar el tiempo muerto para que los Werthein, que no quieren irse de Telecom Argentina, amortigüen el castigo del Merval y puedan cobrarle más caro el 18% a TI si llega la venta. Y para que los ‘amigos’ de la Casa Rosada echen cuentas y paguen la entrada al ‘baile’, con o sin Telecom Italia.  

TI está en el limbo, pero con penitencia. Y paga ya, bajo presión, el precio de su desembarco en las riendas de TA o su tocata y fuga. Pero si se lo ponen muy difícil, su 50% puede complicarle la vida a los Kirchner. El suspenso de la CNDC a la opción de compra del 48% de Telecom Argentina por parte de TI hasta que haya una resolución definitiva permite a los Kirchner parar la pelota en el campo de la operadora alpina con la patada al balón de Telefónica. Los resultados de Telecom Argentina -la primera caída interanual de los beneficios en su historia-, el castigo bursátil en un Merval en pánico y el techo de los precios les sirven las urgencias. Las denuncias del Defensor del Pueblo -que insiste en acusar a Telefónica de monopolio- y las amenazas del vicepresidente de Telecom Argentina, Gerardo Werthein, recuerdan en Roma y Madrid que tanto el Gobierno como la empresa están dispuestos a ondear la bandera de la ‘argentinidad’.

Néstor Kirchner y Cristina Fernández son los primeros sorprendidos por el informe de los veedores, lo jura Telecom Italia, que contaba, soto voce, con el beneplácito de la Casa Rosada para seguir adelante. No en vano ya desplazaron en su momento al ex titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, José Sbattella, por oponerse al desembarco de Telefónica en TI. Pero, ahora la Casa Rosada hace virtud de la resolución de su nuevo presidente, Ricardo Napolitana. Una cosa es pararle los caballos al desembarco de Telecom Italia, que debería concretarse en menos de tres semanas, y otra volver a poner en cuestión la adquisición y el desembarco de Telefónica en TI y su presencia en Telecom Argentina. Pero Kirchner  y Julio De Vido necesitan tiempo para decidir (o al menos intervenir en la decisión) del ‘trilema’ de Telecom Argentina: o TI ejerce su opción sobre las acciones de los Werthein y controla totalmente la empresa o Telecom Italia ejerce su opción sobre las acciones y se las revende a David Martínez/Fintech y Grupo Clarín (para mayor gloria peronista en las elecciones de 2009) o los Werthein en sociedad con Eduardo Eurnekian y Ernesto Gutiérrez se quedan con el control de la operadora.

Los Werthein cuentan con el manto protector de la Casa Rosada, con el 50% de las acciones y con la sintonía con el dictamen público de la Comisión Nacional de Competencia. Pero no con las bendiciones del mercado. La aparente defensa a ultranza de la competencia en el mercado de las telecomunicaciones argentinas que abandera la familia Werthein no más que el cascarón de un ‘casus belli’ con el que esperan alterar la estructura accionarial de Telecom Argentina y la opción de compra de TI, o al menos, no irse sólo con los 499 millones de dólares y  hacer caer el acuerdo para que no sólo un 18%  sino el 48% de sus acciones se vendan también a precio de mercado, con lo que sumarían otros 500 millones de dólares a su fortuna. Un puente por el que Franco Bernabé estaría dispuesto a pasar, incluso del brazo del grupo Clarín -que controla el cable y puede jugar en el ‘triple play’- u otro caballo de Troya argentino si los Kirchner no le dejan otra opción en una operadora de gran implantación, que controla la mitad del negocio de la telefonía fija, un tercio del ascendente mercado de las comunicaciones móviles y la mitad del explosivo y redituable comercio de Internet. Sobren todo si Cristina claudica ante el altar de Lula da Silva y termina por imponer el modelo americano de broadcasting de ese país, incómodo hoy por hoy para Telefónica y Telecom Argentina.

Atrapado en el quiero y no puedo de Telecom Argentina, Galateri baraja ya: el plan era aumentar su participación y luego vender, pero no salir de Argentina. Menos ahora que Telecom Italia acaba de cambiar sus caras en Latinoamérica y que, a la vista del fiasco brasileño, apuesta por el mercado argentino. Por eso Franco Bernabé responde a las arremetidas de los Werthein, pero cada vez en voz más baja. Duda si prefiere su matrimonio con ellos y el pasaporte a la mayoría accionarial, o sus amoríos con Telefónica en la tierra del tango. Pero Bernabé busca, con la otra mano, compradores para sus propias acciones, con o sin las de los Wertheim. Telecom Italia ya ha puesto a su banco de inversiones a contactar a posibles aliados argentinos, entre otros Techint, IRSA, Pampa Holding, Vila-Manzano, o Jorge Brito, el principal accionista de Banco Macro. Si no cuajan, al menos le pueden servir como cuota de presión y precio en su tocata y fuga. Telefónica amuebla, mientras tanto, su trinchera argentina. Alierta tiene, al menos, una de las llaves para el punto de fuga de TI en Telecom Argentina o para orquestar una nueva fórmula de su permanencia. Telefónica mira desde la barrera. Por si acaso, los Kirchner le sirven ya a Alierta una bandeja de compensaciones: para abrir boca, la subida del 15% de las tarifas y la luz verde para la ficha televisiva del ‘triple play’.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...