edición: 28267 , Jueves, 17 octubre 2019
21/06/2012
La gestión de la crisis española, `en el aire´

Los lectores demandan una solución oficial inmediata a Bruselas ante su negativa a la compra masiva de deuda

Los rumores sobre compra de deuda a través del Feef o el Mede, descartados por el Ejecutivo comunitario
La opinión pública se muestra cansada de noticias contradictorias y demanda oxígeno para una economía asfixiada
ICNr

La compra masiva de deuda española a través del Feef o, en su caso, del Mede, es una opción que, de momento, debe descartarse. O al menos así lo aseguró ayer el Ejecutivo comunitario, que respondió a los rumores iniciados por la prensa con un tajante `no´. El motivo de Bruselas se repite: `Sería paracetamol financiero, podría aliviar la tensión, el dolor, el malestar, pero no resuelve las causas que están en la base de los problemas estructurales de la economía italiana, española u otras´, según las palabras del portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. En definitiva, no hay ninguna propuesta formal sobre la mesa para esta fórmula. La negativa sentó como un jarro de agua fría a unos internautas cansados de informaciones contradictorias y de la falta de claridad, rapidez y concisión de los mandatarios comunitarios. La ineficacia en la gestión de la crisis no es sólo española y, a juicio de los internautas, desde Bruselas se están ganando a pulso los mismos calificativos que los políticos españoles.

Las declaraciones de Altafaj echaron por tierra las informaciones de todas las voces que, desde la prensa internacional, apuntaban hacia la posibilidad de un acuerdo por el que los dos fondos de rescate europeos –el Mede, de 500.000 millones de euros, y el Feef, de 250.000- compraran bonos emitidos por países de Europa. Se trata de datos difundidos por rotativos como The Telegraph y The Guardian, basados en las negociacions del G20. Los países de la eurozona se habrían comprometido en esta cita a tomar `todas las medidas políticas necesarias´ para salvaguardar la unión monetaria, lo que incluiría, según la prensa, el diseño de un plan de salvamento para intervenir en el mercado de bonos con esa compra masiva de deuda. 

Nada más lejos de la realidad, al menos según Altafaj, que matizó ayer que una operación de este tipo `no sustituye a los esfuerzos de consolidación presupuestaria ni de reformas económicas que pueden reforzar la confianza a largo plazo en las economías sometidas a mayor presión de los mercados´.

En todo caso, de materializarse, este marco supondría que las contraprestaciones de esa inyección de capital se tradujeran en una condicionalidad macroeconómica, algo que se aplicaría tanto en caso de utilizar el Feef como en caso de que el instrumento sea el Mede, según analizó la prensa económica. El proceso se iniciaría con la solicitud del país al Presidente del Eurogrupo para acceder al programa de compra de deuda en el mercado secundario y, tras el análisis del Banco Central Europeo (BCE) y el acuerdo de los Estados europeos, se podría activar este mecanismo. El Tratado de Feef, que previsible será muy similar al de Mede, supone que deben existir circunstancias económicas excepcionales y riesgos para la estabilidad financiera. Las normas del Tratado especifican que `tal  entorno debe caracterizarse por ejemplo por los mercados inusualmente volátiles, movimientos en una sola dirección y que la demanda y la oferta se alejen por los precios produciendo un contexto de escasa liquidez´. 

Estas herramientas se acordaron el pasado mes de noviembre, momento en que se flexibilizó el mecanismo y se decidió ampliar su capacidad. Hasta entonces, el papel de comprador de bonos en el mercado estaba reservado al Banco Central Europeo (BCE).

FALTA DE RESPUESTAS

Poco duró la posibilidad de que ésta se convierta en la herramienta que aporte el oxígeno necesario a la economía española. Antes casi de que se pudiera analizar en profundidad las implicaciones que tal respuesta tendría para países como España e Italia, el desmentido del Ejecutivo europeo sentó como un jarro de agua fría a una opinión pública cansada de la indeterminación de ambos Ejecutivos, nacional y europeo. Las culpas, sin embargo, tocaron más de cerca de Europa, al menos durante la jornada de ayer. 

Aunque los lectores supieron reconocer que Europa no ha dado por buena esa solución y que la noticia procedía de fuentes no oficiales, lo cierto es que la ausencia de soluciones comienza a hacer mella entre la opinión pública. Se piden nuevamente medidas urgentes y, sobre todo, una información detallada y certera sobre todos los pasos que se den de cara a la `salvación´ española, que ahora mismo se encuentra, igual que hace más de diez días, `completamente en el aire´. 

Los lectores, en definitiva, no entienden `a qué está jugando Europa´, ni por qué toda la información que aporta al debate sobre España llega con cuentagotas y en forma e desmentidos, pero nunca de respuestas definitivas y tangibles. `A primera hora noticia de rescate que viene de Bruselas, a segunda hora desmentido del anterior, a tercera hora que podría ser pero con condiciones, a cuarta hora Alemania dice que no y punto, a quinta hora que no hay propuesta formal encima de la mesa, a sexta hora que sí por que lo aconseja Obama, a séptima hora el FMI que sí pero si recortan, a octava hora Montoro dice que no tenían noticia, y así y así´, criticó un lector. `Si esta es la manera de estabilizar los mercados, apaga y vámonos´. 

Hubo, además, duras críticas hacia Europa por negarse a `medicar´ a una España que se definió como `agónica´. Aunque es cierto que `al enfermo no se le cura con ningún medicamento, sino con un cambio de mentalidad, honestidad y trabajo´, también lo es que `el paracetamol sin duda es necesario si no queremos que la fiebre acabe matando al país´. No hay que olvidar, resaltaron los lectores, que la medicina curativa –que no el simple alivio sintomático- se encuentra ya en el campo europeo. `El euro no está en nuestras manos, sino en las de Bruselas´. Y es que, a estas alturas, la única solución válida es la integración fiscal, y de ella depende el futuro de España, de Europa y de la unión monetaria. 

En otra línea, también se aprovechó para recordar que el rescate, sea como sea su materialización, su nombre formal o su instrumentación, no servirá de nada sin condiciones. Y ello porque, `por desgracia, en España hay bastantes ciudadanos a los que se les ha olvidado lo que es trabajar´. `Da pena ver los bares llenos de españoles, con más de 5 millones de parados, cuando en Alicante la cereza la nah tenido que recoger familias de búlgaros que han regresado con 2.500 euros por pareja´, aseguró un lector. En este sentido, aunque `es cierto que no hay trabajo, también lo es que comienza a haber bastante alergia a trabajar´. En todo caso, hay que seguir recortando pero, esta vez, donde realmente es necesario: políticos, funcionarios, ayntamientos, diputaciones, autonomías, senados y congresos, entre otros, volvieron a formar parte del listado de puntos en los que sería conveniente meter la tijera. Mientras, se espera una subida del IVA inminente e `injusta´ que, según pronostican los lectores, podría llegar mañana viernes. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...