edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
05/12/2017

Los mercados de futuros de Chicago compiten por los contratos en bitcoin con la cotización al alza

Los reguladores siguen sin abrir la boca sobre las cibermonedas pero la SEC actúa contra un fraude
Carlos Schwartz
Los adoradores del bitcoin (BC) iniciaron la semana con la noticia de que habrá dos mercados de futuros para esa criptomoneda, el XBT anunciado el lunes por el Chicago Board Options Exchange (Cboe) y el otro ya previsto del Chicago Mercantile Exchange Group (CME). Las dos grandes plataformas de opciones y derivados entrarán así de lleno en un caldero hirviendo en el cual los operadores esperan el lanzamiento de alternativas de inversión y de cobertura de riesgos en mercados organizados. Mientras tanto los reguladores financieros siguen evitando tomar una posición definida sobre el fenómeno de las monedas digitales. La ausencia es sorprendente si se tiene en cuenta que la cotización del BC sigue en torno a los 11.400 dólares la unidad con un máximo la víspera de 11.560 y un mínimo de 10.875. El problema que se plantean los analistas de este mercado es que cuanto más tarden los reguladores en tener una intervención, más compleja se hará la trama de las interconexiones entre la bolsa, el sistema financiero, los fondos de inversión, los mercados de futuros y los inversores, con lo cual el riesgo potencial de una corrección violenta del mercado tiene más proyección a medida que transcurre el tiempo sin que exista un mercado regulado para el BC y sus congéneres diversos. No hay ningún motivo para que la burbuja que se ha creado en torno a esta moneda digital sufra una corrección a corto plazo, aunque no lo hay tampoco para que no ocurra.
Pero el tiempo supone un aumento del riesgo de los inversores y amplificará el efecto que una corrección de ese tipo pueda tener sobre el conjunto del sistema. De momento el valor de mercado del bitcoin no llega a ser una amenaza si hay una corrección explosiva. Sin embargo la irrupción de los mercados de futuros va a tener un efecto multiplicador para el BC porque va a abrir la puerta a que los fondos de inversión lo adopten como opción de inversión y clase de activo lo cual va a atraer a los pequeños inversores en la moneda digital. A la vista de estas circunstancias es probable que los bancos centrales de países relevantes decidan entrar en la cuestión y proponer una regulación. La cuestión es que si no lo hacen a corto plazo el desarrollo del mercado va a crear poderosos intereses opuestos a la regulación.

De momento hay advertencias, y muchas. Por ejemplo en torno a las ofertas iniciales de monedas, una forma de levantar capital por parte de muy diversas entidades, muchas de ellas iniciativas para desarrollos tecnológicos de inversores privados. La comisión de valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) sin embargo si ha intervenido esta semana presentando una querella criminal contra Dominic Lacroix, un empresario canadiense y su empresa, Plex Corps. De acuerdo con la SEC la presentación de la querella ha obtenido una medida cautelar para congelar los activos de Lacroix.

De acuerdo con la SEC Lacroix y Plex Corp han comercializado y vendido bonos denominados PlexCoin con el nada banal argumento de que los activos se revalorizarían el 1.354% en menos de 29 días. Los reguladores financieros canadienses han acusado de fraude a Lacroix y su empresa en reiteradas oportunidades. La querella es la primera intervención del departamento contra el el crimen cibernético de la SEC. El regulador afirmó que intervenía para proteger a los consumidores de una oferta que era claramente una mentira. La proliferación de ofertas iniciales de monedas y de monedas digitales en general ha alcanzado un valor de mercado del orden de los 350.000 millones de dólares a escala global de acuerdo con analistas del sector.

Un volumen que en caso de registrarse una corrección abrupta no provocaría efectos en el sistema financiero. La cuestión es que el desarrollo de los mercados de futuros van a generar una respuesta a muy corto plazo de los fondos de inversión ansiosos por incorporar una nueva clase de activos. Esto va a constituir un polo de atracción considerable para los inversores minoristas que pueden masificar el mercado de forma rápida.

Otro de los elementos que pueden potenciar de forma significativa los riesgos para el sistema financiero es el crédito. Los contratos de futuros se establecen sobre un margen en efectivo, mientras que el resto de la inversión es crédito puro. En el caso del CME el margen en efectivo exigido es del 35% mientras que en el CBOE el margen es del 33%, lo cual quiere decir que el apalancamiento es del 65% y del 67% respectivamente.

El mecanismo de crédito del mercado tiene el efecto de multiplicador del riesgo al permitir inversiones mucho más grandes que, en muchos casos, la capacidad económica del inversor. Ambos mercados dicen ofrecer una liquidación en efectivo de los contratos el día después de su vencimiento a través de sus cámaras de compensación.  El regulador de las entidades centrales de contrapartida, la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés) ya expresó su preocupación por la volatilidad del precio del bitcoin por el efecto que podría tener sobre las ECC en estos mercados.

Las entidades centrales de contrapartida tienen la misión de asegurar el buen fin de los contratos y hacer frente a los impagos que puedan surgir. La cobertura sobre los impagos en las operaciones apalancadas están destinados a cubrir esas potenciales pérdidas. La semana pasada en una conferencia en Londres el Comisario del CFTC Brian Quintenz señaló que la agencia federal que tiene la capacidad de supervisión de estos mercados podía elevar las garantías sobre las operaciones, es decir el margen en efectivo, en el caso de considerar que la cobertura no era adecuada. “Incumbe a los participantes en el mercado hacer una verificación apropiada para determinar si estos productos que han mostrado una volatilidad extrema, resultan apropiados para ellos”, afirmó el funcionario de la CFTC. Todo parece indicar que los bancos centrales y otros reguladores tardarán poco en entrar en escena. El riesgo comienza a extenderse.
 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...