edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
28/02/2014
Telecomunicaciones
Cesar Alierta, presidente de Telefónica

Los operadores europeos hacen su alegato ante Kroes mientras Competencia ataca las consolidaciones

Telefónica prepara una defensa enérgica ante el pliego de objeciones del regulador por la operación con e-Plus
Carlos Schwartz

El Congreso Mundial de Telefonía Móvil como de costumbre bulle con versiones y comentarios sobre los acontecimientos del sector. De entre ellas las que destacan son la serie de reuniones entre la responsable de la Agenda Digital de la Comisión Europea, Neelie Kroes, con altos ejecutivos de los operadores. El tema central de los encuentros ha sido los obstáculos que tanto su comisaría como la de Competencia ponen a las concentraciones nacionales en el sector. Kroes, al igual que Joaquín Almunia, se han mostrado opuestos a esos procesos en la medida que reducen la competencia y favorecen el encarecimiento del precio de los servicios. El ejemplo que rueda esta semana por los pasillos del Congreso es el de Austria en el que la ausencia de un cuarto operador dispuesto a entrar al mercado y quedarse con una parte del espectro adquirido por Hutchinson Whampoa al comprar Orange Austria ha desembocado en un incremento de las tarifas del orden del 15%. El regulador austriaco por su parte ha manifestado que se oponía a la fusión que fue autorizada por Competencia de la CE. Las críticas del regulador en Viena han hecho más rígida la reticencia de Bruselas a aprobar este tipo de consolidaciones nacionales.

El pasado martes Hutchinson Whampoa defendió ante Competencia su adquisición de la filial de Telefónica en Irlanda, O2, por 850 millones de euros. Bruselas considera que los precios en ese mercado pueden aumentar entre un 10% y un 20% tras la fusión por la reducción de cuatro a tres operadores. Hutchinson que ya pasó por la prueba en Austria tiene presente que deberá disponer cuando menos de espectro en favor de otros operadores existentes o recién llegados, pero intentará que las exigencias no ahoguen su proyecto de consolidación. La evolución del mercado nacional de las telecomunicaciones móviles se ha convertido en la verdadera piedra de toque de los operadores cuyos márgenes se ven deteriorados por la creciente competencia que se desarrolla en paralelo a la necesidad de invertir en la mejora y ampliación de redes para poder ofrecer servicios de valor añadido y acometer la entrada de la tecnología 4G de transmisión rápida de datos. Pero para poder sostener esa alternativa todos se ven obligados a dar acceso a precios reducidos a sus infraestructuras a los competidores o a disponer de espectro, en los casos de concentraciones.

Mientras, Telefónica Deutschland ha recibido el pliego de objeciones de Competencia a la fusión con e-Plus (KPN), cuyo contenido las fuentes próximas a la empresa consultadas afirman desconocer. Las versiones en el sector indican que una vez más Bruselas habría invocado como elemento decisivo  la posibilidad del incremento de precios en la oferta de servicios de telefonía móvil, aduciendo que sería del orden de entre el 15% y el 17% tras las fusión de los dos operadores. La estimación surgiría de una mezcla de incrementos en los sectores con mayor dominio del operador y aquellos en los que hay mayor margen y más competencia como los clientes de contrato. Las líneas de la defensa, como en otros casos, irán por un modelo de menores aumentos en los paquetes de telefonía y una oferta de cesión de espectro a operadores existentes en el mercado. Va de suyo que para Competencia la cesión de espectro que tiene valor es la de mayor capacidad técnica, es decir la transmisión de datos de alta velocidad lo cual finalmente es un coste real añadido al esfuerzo financiero de la fusión. Una de las peculiaridades del mercado alemán que permitirá organizar mejor su defensa a Telefónica es la existencia de un crecido número de operadores virtuales que forman parte de la competencia.

De acuerdo con la asociación de operadores de telefonía virtual un tercio de los clientes en Alemania tienen contratos con algunos de los operadores de este sector lo que deja dos tercios como clientes de los cuatro operadores móviles con redes propias. Pero uno de los problemas es que el número de virtuales es tan crecido que su competencia está muy atomizada y se canibalizan entre ellos, lo cual hace suponer que a la larga también habrá una simplificación en ese mercado. Las consolidaciones internas en Alemania e Irlanda -ambas involucran a
Telefónica- se han convertido en un verdadero banco de pruebas frente al conjunto de los grandes operadores para quienes esta es la única alternativa para recuperar márgenes. El problema de fondo que argumentan los operadores es que el mercado europeo ha quedado expuesto a la mayor fuerza financiera de los operadores estadounidenses como es el caso de AT&T cuyas intenciones de adquirir Vodafone de Reino Unido se han ventilado con frecuencia hasta que el Takeover Panel -regulador de fusiones y adquisiciones- le pidió que aclarara sus intenciones. AT&T negó la existencia de una oferta inminente lo que ha determinado un periodo de no innovación de seis meses. Pero el plazo tarde o temprano se agotará y volveremos a oír los rumores.

En un principio el cronograma de la CE indica que el pliego de cargos es una etapa preliminar a una investigación completa y compleja sobre la fusión. En esta fase el operador tiene derecho a una réplica, a defender sus posiciones incluso mediante una audiencia. Mientras, el portavoz de Competencia de la CE Antoine Colombani, puntualizó que el pliego no prejuzga “el resultado de la investigación”, el portavoz además especificó que Competencia emitirá una opinión antes del plazo para hacerlo, que vence el 14 de mayo. La operación, por importe de 8.550 millones de euros dejará la participación de Telefónica en esa filial en el 62,1% mientras que KPN conservará en la compañía resultante un 20,5%.

Telefónica comunicó formalmente a Competencia el acuerdo para la fusión en octubre del pasado año fecha que está determinando el plazo de mayo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...