edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
03/12/2009

Los operadores se oponen a asumir un coste mayor en la financiación del servicio universal

Los operadores que actualmente contribuyen a la financiación del servicio universal --Telefónica, Vodafone y Orange-- han expresado su preocupación por el previsible aumento del coste neto que supondrá la incorporación de la banda ancha y han manifestado su oposición a asumir una mayor aportación.

En respuesta la decisión de Industria de ofrecer banda ancha universal con una velocidad mínima de bajada de 1 mega a partir de 2011, los operadores reclaman, que en caso de incorporarse, este servicio se inicie con unas prestaciones básicas facilitadas a través de la tecnología económicamente "más eficiente", con una velocidad nominal de bajada de entre 512 Kbps y 1 Mbps y con límites de descargas para facilitar el uso eficiente de los sistemas radioeléctricos.

En concreto, Telefónica considera que la inclusión de la banda ancha al servicio universal debería "estar condicionada" a lo que disponga la normativa europea. "En el momento actual la normativa vigente únicamente contempla la inclusión dentro del Servicio Universal del acceso a Internet en banda estrecha, por lo que no procedería contemplar en estos momentos la inclusión de la banda ancha al no haberse revisado aun la normativa europea", indica el operador.

Telefónica aclara que no se debe olvidar que la incorporación de nuevos elementos en el ámbito del servicio universal implica que el sector incurriría en nuevos costes. "Por ello, resulta de crucial importancia que estas nuevas medidas estén debidamente valoradas", zanjó.

Vodafone añade que en la inclusión del servicio de acceso a la banda ancha como parte del universal es "fundamental" acotar previamente las condiciones de prestación con el fin de que no supongan una "distorsión" de la competencia y no entre en "colisión" con las ofertas que existan en el mercado.

Por su parte, Orange señala que actualmente el déficit del servicio universal de banda estrecha es todavía "muy abultado", no tiene "paragón" con otros países de su entorno y su financiación por los operadores "distorsiona" la competencia.

"Al igual que en el resto de países europeos en los que se ha planteado, en ningún caso esta ampliación se debe realizar con cargo al fondo nacional del servicio universal", añadió la filial española de France Telecom.

Asimismo recuerda que la cobertura de banda ancha rural requiere del despliegue de banda ancha móvil, que no es posible si antes no se procede a una "redistribución equitativa" del espectro en la banda ancha de 900 MHz.

PRESTACIÓN DEL SERVICIO UNIVERSAL

Con respecto la posibilidad de ser designado como prestador de este servicio, Telefónica ha manifestado su interés en relación con todos los elementos y para todas las zonas, mientras que Vodafone señala que "considera necesario disponer de más información" antes de pronunciarse y señala que "podría" estar interesado en "algunos" componentes del servicio universal.

Por su parte, Orange e Hispasat prestarían el servicio en relación con el acceso a la red en algunas zonas y con el elemento de abono social, Euskaltel para los elementos relativos al acceso a la red y las cabinas en el ámbito del País Vasco, y, por último, 11888 Servicio de Consulta Telefónica y Yell Publicidad en lo relativo al elemento de las guías.

La mayoría de los operadores consultados coinciden en la conveniencia de eliminar el pago con monedas en cabinas públicas y a que no se incorpore el acceso de banda ancha desde las mismas e indican, con respecto a las guías, que se debería flexibilizar la obligación, principalmente en lo que respecta al reparto automático, sin mediar solicitud previa del usuario.

El servicio universal, que tiene como objetivo garantizar que todos los ciudadanos que lo deseen el acceso a un conjunto definido de servicios básicos de comunicaciones electrónicas, independientemente de su localización geográfica y a un precio asequible, compone actualmente prestaciones de telefonía y acceso funcional a Internet y que alcanza una velocidad de unos 56 Kbts.

En concreto, dentro del Servicio Universal se incluyen la conexión a la red telefónica fija, la puesta a disposición de los usuarios de una guía de números de abonados, un servicio general de consulta telefónica, la instalación de cabinas telefónicas o la aplicación de condiciones especiales para que los usuarios discapacitados y con rentas bajas dispongan de línea fija.

En estos momentos, Telefónica es la empresa designada por el Gobierno para prestar este servicio, pero a partir de 2003 el coste del mismo se reparte entre varios operadores a través de su contribución al Fondo Nacional del Servicio Universal. Este fondo se creó para financiar los costes en los que incurren los prestadores del mismo cuando suministran servicios de telecomunicaciones a determinados grupos de usuarios o áreas geográficas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...